Descubrir mi mundo interior

Si te sientes cansado, agotado, deprimido o desmotivado, es posible que necesites un poco de impulso y debas fortalecer el aura. Tu aura se compone de las vibraciones de tu energía física, emocional, mental y espiritual, y va cambiando constantemente. Con el tiempo, a través de las circunstancias o al estar cerca de otras personas, parte de la negatividad de la vida se abre camino a través de tus energías, y esto eventualmente tendrá un efecto acumulativo en tu vida, en tu desarrollo espiritual y en tu aura.

Afortunadamente, hay muchas maneras fáciles de fortalecer, limpiar y aumentar el aura. ¿Por qué no intentarlo?…

6 pasos para fortalecer el aura

1. Piensa en positivo

Nuestros pensamientos reflejan y crean nuestra realidad. Hacer un esfuerzo para pensar más pensamientos positivos, realmente puede atraer a nuestro aura y a nuestra vida más energía positiva. Incluso cuando atraviesas un momento difícil, puedes usar afirmaciones o mantras diarios para convencerte de que la situación es más positiva. Busca encontrar lo bueno en todo y en todos los que te rodean, y puedes comenzar a llevar un diario de agradecimiento para que no te pierdas todas las cosas buenas que tiene tu vida, y así no concentrarte tanto en lo malo.

Fortalecer el aura

2. Mézclate con los elementos

Estar al aire libre a menudo es muy importante para un aura saludable. Nosotros, los seres humanos, no fuimos diseñados para estar constantemente protegidos de los elementos. La luz del sol y la luz del día, son vitales para nuestra salud física, en términos de ingesta de vitamina D, y también para nuestra salud mental. Tómate el tiempo necesario para interactuar con todos los elementos. Camina descalzo y clava los dedos de los pies en la tierra, o construye castillos de arena o pasteles de barro para reconectarte con la tierra. Siéntate bajo la lluvia y déjate limpiar por el poder del agua. Camina con la brisa o vuela una cometa para absorber algo de energía del aire en tu aura, y disfruta de una hoguera o la luz de las velas para absorber la poderosa energía del fuego.

3. Llevar un cristal

Hay cientos de diferentes tipos de cristal, cada uno con sus propios beneficios para nosotros. Sin embargo, en términos de fortalecer el aura, los dos cristales más útiles son el cuarzo cristal de roca y el cuarzo ahumado. Usar o llevar un cuarzo transparente, ayudará a energizar y vigorizar tu aura, aliviando el cansancio y renovando el optimismo. El cuarzo ahumado es útil para guardarlo en tu bolsillo o en tu bolso, ya que absorbe la negatividad y la tristeza, ayudando a drenar estas energías poco útiles de su aura. Sin embargo, ten en cuenta de dónde provienen tus cristales .

4. Ríete mucho

El poder curativo de la risa no es un mito. Es probable que sepas que cuando alguien te hace reír proporciona un impulso instantáneo del ánimo. Hacer un esfuerzo consciente para traer más risa a tu vida, es una excelente manera de fortalecer tu aura. Mira tus programas de comedia favoritos o reúnete regularmente con buenos amigos. Se juguetón y no tengas miedo de dejar que tu niño interior se divierta.

5. Difumina tu espacio

Los palos de manchas son una herramienta esencial en el hogar espiritual. Estos paquetes de salvia bien envueltos se encienden y luego arden suavemente, emitiendo un humo limpiador. Usa uno para limpiar tu hogar regularmente, pero también puedes moverlo en espiral alrededor de tu cuerpo, desde la cabeza hasta los dedos de los pies, para limpiar las energías sutiles de tu aura. Es útil si puedes conseguir que un amigo haga esto por ti mientras te quedas quieto con los ojos cerrados. Notaras la diferencia.

6. Visualiza la pureza

La meditación regular ayuda a mantener un aura fuerte, ya que calma y resuelve las emociones negativas. Sin embargo, si encuentras difícil realizar una meditación, puedes hacer un simple ejercicio de visualización creativa que tendrá un efecto similar. Simplemente cierra los ojos, siéntate con calma, y ​​luego imagina una luz blanca pura que entra desde la parte superior de tu cabeza. Siente cómo se mueve hacia abajo por tu cuerpo, y hacia afuera a través de tus pies, hacia el suelo. Esto solo toma uno o dos minutos y puedes hacerlo regularmente, puede ayudar a mantener un aura vibrante y fuerte a tu alrededor en todo momento.