Descubrir mi mundo interior

Aprender a amar la oscuridad y aceptar el mal para disminuir su poder y su influencia destructiva en las relaciones es clave para vivir a plenitud. Esta es la filosofía de Emilio Fiel, guía espiritual español que estará de visita en Colombia.

“Cuando se abraza el amor genuino y se ejercita la compasión se aprende a devolver bien por mal, se desea lo mejor incluso a quien nos hace daño, se celebran los triunfos ajenos, se perdona la ofensa, se ama a quienes piensan diferente y se perdona a los amores que se han ido y nos han dejado dolidos”. Así, Emilio Fiel, guía espiritual español, explica la necesidad de equilibrar los opuestos como la luz y la oscuridad para que se conviertan en fuerzas complementarias y colaboradoras en cada instante de la vida de cualquier ser humano.

Este español, más conocido como ‘Miyo’, es el autor de El sol que mora en las tinieblas, libro en el que, precisamente, profundiza en la controvertida relación entre la luz y la oscuridad y cómo esta última no neces

‘Miyo’, guía espiritual con más de 30 años dedicado a la formación en Europa de grupos de personas interesadas en el crecimiento interno, advierte que la oscuridad también ofrece poderosas lecciones de vida y al aceptarla se abre el camino hacia la evolución de la conciencia individual y colectiva.

“Solo se alcanza la libertad si se ama la propia oscuridad”, sostiene en conversación telefónica desde Zaragoza, España. Y esto se consigue cuando cada persona con valentía decide bucear en su interior, observar su propia existencia y comenzar su limpieza emocional. “Es decir, cuando asume con amor, agradecimiento, responsabilidad y sentido del humor desde sus más profundos miedos de la infancia hasta los sueños que no se ha atrevido a encarar, ambos una clara manifestación de la temida oscuridad”, agrega.

Pionero del movimiento alternativo de los setenta y perteneciente a la Escuela ChrisGaia, ‘Miyo’ ofrece estas sencillas recomendaciones para comenzar a hacer un cambio en la vida diaria y entender que la luz se encuentra en el corazón de nuestra propia oscuridad:

* Mente dúctil, ego flexible y saber reírse de sí mismo son las claves para una vida sencilla y feliz y sin la atadura de creerse superior a los demás.

* Cuando se sienta muy sensible y, literalmente, que lo han sacado de quicio, es porque le ha entregado el poder a otro, a su supuesto agresor. No es fácil admitir las propias responsabilidades y es más simple culpar a otros (a la pareja, a la familia, al compañero de trabajo, al jefe), pero es la forma de alimentar el problema. Recuerde que la vida no depende de nada externo, sino de su propia manera de pensar. Cualquier pensamiento se puede volver realidad.

* El amor es un don divino que viene y se va y no debe provocar dolor. Cuando usted tiene esa sensación de que le han hecho daño, es porque le ha dejado ganar terreno a la dependencia y la falsa sensación de que el otro es suyo y tiene que hacer lo que usted quiera. El amor no es un contrato de compra y venta.

* Como el amor es un regalo, no una obligación, cuando tenga conflictos con su pareja no se enrede alimentando celos, rabia y evite hablar mal de ella. Esto le roba energía.

* Las crisis personales suceden para que quien atraviese por ellas se vea en su propio espejo. Estas señalan de manera implacable nuestras propias mentiras y engaños, pero también son una oportunidad de sumergirnos en nuestra propia oscuridad para buscar el remedio, la luz y el equilibrio.

* Una crisis es un brote de locura y de sinceridad que si es capaz de vivirla con mayor conciencia y sin señalar a otros como los culpables, se convierte en una gran oportunidad de crecimiento interior.

* Los hombres se pierden más por el uso de su energía sexual y sus fantasías y las mujeres por el uso de su energía emocional, sobre todo en lo que les gusta y les disgusta.

* El dolor es un guía y mensajero. Todo lo que sucede en nosotros es sagrado, si intentamos quitarlo de en medio acabaremos con el camino que nos da la solución al problema. El deseo de huir de lo que sentimos nos aleja de resolver lo que sentimos, por eso cuando una persona vive la angustia, tiene que aceptarla, permitirse sentirla y antes de que se dé cuenta, esta se habrá convertido en comprensión y no volverá a dominar su vida.

* Si se ama a alguien también se ama a sus seres queridos. Demuéstrelo con actos simples como no hablar mal de su pareja y más si atraviesan momentos difíciles como la separación. Al contrario, agradézcale todo lo que ha comprendido y aprendido a su lado y deséele que halle a otra persona que le permita evolucionar a ella. Si ella evoluciona, también lo hará usted.

* No subestime el poder de las palabras. Quiera algo, ódielo o rechácelo y comprobará cómo lo está llamando a gritos para que entre en su vida. Si quiere prosperidad, viva con dignidad la pobreza, si quiere amor, viva con dignidad la soledad, porque cada vez que llame algo estará invocando a su contrario al mismo tiempo.