Descubrir mi mundo interior

Beneficios de la risa

Cuando una persona ríe o sonríe porque está alegre genera una sustancia benéfica para su organismo. La risa es un privilegio del ser humano, ningún otro animal se ríe. La risa produce un enorme bienestar a las personas. Sigmund Freud afirmaba que la risa -sobre todo la carcajada- ayuda a liberar la energía negativa.

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando nos reímos?

– Cuando una persona se ríe de verdad entonces en su cerebro se liberan endorfinas (neurotransmisores secretados por la glándula pituitaria del cerebro, que tienen un efecto de tipo opiáceo similar a la morfina). Por eso las endorfinas se conocen como “opiáceos naturales”.

– También se libera un neurotransmisor cerebral llamado dopamina muy relacionado con los estados de bienestar psicológico.

– Al mismo tiempo, cuando una persona se ríe de verdad, disminuyen sus niveles de cortisol que es una hormona conocida como la “hormona del estrés”.

– Un sondeo realizado en Francia demostró que el 26% de los franceses ríen a carcajadas dos o tres veces al día. El 30% son mujeres y el 22% hombres.

Los beneficios de la risa

– Reirse ayuda a curar la depresión, el estrés y la angustia.

– Nos ayuda a sentirnos mejor, más confortables.

– Limpia y ventila los pulmones.

Mejora la oxigenación el cerebro y del cuerpo en general.

– Regulariza el pulso cardíaco.

Ayuda a trabajar al aparato digestivo y regula el intestino.

Relaja los músculos tensos.

– Disminuye la producción de hormonas que causan el estrés.

– Disminuye la presión arterial de la sangre.

Ayuda a quemar calorías: cuando nos reímos movemos unos 400 músculos de nuestro cuerpo. Algunos investigadores creen que reír 100 veces es equivalente a hacer 10 minutos de ejercicio aeróbico o hacer 15 minutos de bicicleta.

– Al reír se segregan endorfinas, unas drogas naturales que provocan euforia y efectos tranquilizantes y analgésicos.

– Se fortalecen los lazos afectivos.

– Se genera una mayor respuesta del sistema inmunológico ante la enfermedad.

– Sirve para descargar tensiones, potencia la creatividad y la imaginación.

– Incrementa la autoestima y la confianza en uno mismo.

– Es una fórmula eficaz para eliminar pensamientos y emociones negativos.

Alivia el insomnio al producir una sana fatiga que el sueño repara con facilidad.

Las clínicas de la risa

– En muchos países existen actualmente las llamadas “clínicas de risoterapia”, en las que se ayudan a curar muchas enfermedades sólo con la risa.

– La risioterapia es una técnica de curación reciente que mediante la risa consigue generar estados anímicos que influyen en nuestro cuerpo y nuestra mente.

– Cuando nos reímos se genera un estado de ánimo positivo.

– Nos ayudan a asumir una visión positiva y tranquila de las cosas y nos hace sentirnos humanos, hermanados.

– Investigaciones más recientes sobre la risioterapia se están llevando a cabo en Suiza aunque los pioneros en crear centros dedicados a la risa han sido los americanos y los canadienses.

La risa favorece la producción y liberación de sustancias bioquímicas como la dopamina, que nos eleva el estado de ánimo; la serotonina, tipo de endorfina con efectos calmantes y analgésicos; o la adrenalina, que nos permite estar más despiertos y receptivos, proporcionando mayor creatividad.

¿De qué nos reímos?

– El hombre y la mujer son los únicos animales que saben reír.

– Es un sentimiento humano y al mismo tiempo irracional.

– Nos reímos de lo que vemos, de lo que oímos, por imágenes mentales, por el placer de un hecho, por gesticulaciones cómicas, ocurrencias de nuestros amigos o compañeros de trabajo, algo necio o soez, por preguntas y frases absurdas, por ironías inteligentes y divertidas,…

– No se sabe todavía porqué hay personas que se ríen más que otras.

– Es una manera de afrontar la vida: la risa no deja de ser nuestra defensa ante la sociedad.

¿Influye la edad o el sexo para reír?

– Basándose en su experiencia, el psicólogo José Elías piensa que la juventud actual tiene mucho confort pero no es feliz: a menudo pretenden tenerlo todo sin esfuerzo, que las cosas surjan de la nada, y quieren sobre todo tener sus necesidades cubiertas. Les hace falta reir. * En general la gente mayor asegura que antes se reían mucho más y que ahora han perdido la sonrisa, se han quedado solos y la tristeza se apodera de ellos.

– En general las mujeres se ríen más que los hombres porque se han tenido que defender de muchas más cosas en la vida.

– En la risa influye el arraigo cultural, las costumbres y las connotaciones sociales.

Fuente: Hermandad Blanca