Descubrir mi mundo interior

Hay un zona de paz y armonía dentro de todos nosotros, aunque a veces puede ser difícil de encontrar. Es posible sintonizarla, aunque podemos hacer que sea mucho más fácil para nosotros si también creamos un espacio sagrado en el exterior. Para esto, lo mejor que podemos realizar en nuestro entorno es eliminar la energía estancada.

El mundo exterior es un reflejo de nuestro interior. Hay muchas cosas que el espejo exterior nos puede enseñar. De hecho, una de las formas más seguras de experimentar un rápido crecimiento espiritual, es abrazar lo que nos muestra nuestro espejo exterior. Si te parece que está agitado, loco o ocupado, ¿qué nos dice eso de nosotros mismos?…

El mejor regalo que podemos darnos a nosotros mismos es la honestidad. Con honestidad sobre lo que vemos en nuestro exterior, el aprendizaje interior comenzará por sí solo.

Cuando todo parece un desastre

eliminar la Energía estancada

Cuando era más joven y durante un cambio profundo que tuve, note que mi casa a menudo parecía que se caía. Mi espacio estaba totalmente descuidado, mientras que la limpieza quedaba temporalmente en el pasado. Es decir, nunca se me había ido de las manos.

En medio de este proceso, el desorden de mi alrededor creció demasiado. Así que, como un guerrero en una gran misión, me puse manos a la obra, hasta que todo quedo brillante y limpio.

Y uau!, ¿Desde cuando no me sentía tan bien?… La energía que fluía a mi alrededor de repente se volvió clara y estimulante. Es sorprendente cómo cuidar nuestro espacio exterior y eliminar la energía estancada, puede tener un profundo impacto en nuestro interior. Los mundos exterior e interior están relacionados. Lo que le sucede a uno… le sucede al otro.

Por lo tanto, si estás atravesando un proceso de liberación de bloqueos internos, intenta limpiar tu espacio personal. Limpia las ventanas con atención plena, donde estar atento a cada movimiento; donde el cristal reluciente se convierta en una ventana a tu alma. Limpia con amor tus plantas, el polvo en lugares que normalmente no se toca, limpia las cosas que se descuidan.

Mientras lo haces, recuerda que la limpieza externa es realmente solo una limpieza interna.

Permite que la energía se refleje hacia adentro y descubra tus bloqueos internos en el proceso. Es simplemente sorprendente que efectivo puede ser esto.

Vaya más allá, dejando ir a los “viejos”

El viaje espiritual es una aventura como una montaña rusa de dejar ir bloqueos y distorsiones dentro de ti; aquellos que te impiden ser completamente tú.

Si observas de cerca tu mundo exterior, verás una gran cantidad de cosas que se interponen en tu camino, cosas que estás listo para dejar. El ejemplo más obvio suele ser el desorden y las “cosas” innecesarias. Si tienes muchas cosas innecesarias en el “exterior”, entonces es un indicador de que tiene muchas cosas innecesarias en el interior y que debes eliminar la energía estancada.

  • ¿Qué es lo que realmente necesitas?
  • ¿Qué puedes dejar marchar?
  • La energía del pasado, ¿que conlleva en ti?… un pasado que sabemos que nos detiene de nuestra verdadera expresión divina.

Puede haber cosas que representan el “viejo” nosotros, que nos limitan, que nos reafirman y mantienen al ego en su lugar, cosas que nos dan una sensación de seguridad manteniéndonos encerrados en una zona de confort a expensas de encontrar realmente nuestro verdadero ser.

Podemos comenzar limpiando nuestro espacio de cualquier cosa innecesaria. Limpiar tiende a provocar emociones a medida que nos resistimos, a soltar energías adjuntas en nosotros. Es fascinante descubrir cuánto material redundante recolectamos. Puede ser tan liberador dejar que se vaya.

Recuerda que acumular cosas innecesarias en el exterior es una indicación de que también tienes cosas innecesarias reuniéndose en el interior.

Un espacio despejado permite que fluya la energía.

Rellenando cosas

Rellenar de cosas los cajones, armarios, áticos, sótanos o cobertizos, representa los aspectos de nosotros mismos que realmente no tenemos el tiempo o la energía para mirar. Se quedará allí, acumulando polvo o moho si no hacemos algo al respecto. La energía simplemente no fluirá. Estas cosas que guardamos simplemente estarán oscuras y estancadas, incapaces de respirar o sentir la luz del día. Tarde o temprano tendremos que verlas otra vez, de una manera o de otra. Es mejor para nosotros si no esperamos hasta que nuestra vida alcance un punto de crisis, o peor, una enfermedad crítica.

Es sorprendente cómo podemos ayudar al proceso de purificación interna y elevar nuestra vibración, simplemente limpiando y ordenando lo que hay en todos esos pequeños rincones y grietas.

Cinco formas efectivas de eliminar la energía estancada

Entonces, has limpiado, desempolvado, barrido, regalado cosas a personas o tiendas, ordenado y organizado con amor. Suspiras, un gran soplo de alivio. Tu alma finalmente puede respirar. ¿Qué sigue a esto?…

Puede haber energías que aún permanecen en el pasado, como huellas energéticas, que simplemente no puede desaparecer así como así. Esto es bastante común. Entonces puede ser útil darle una limpieza extra de purificación energética.

Estos consejos son útiles para limpiar tu propio espacio personal o en el que estés trabajando. También funcionan bien para una limpieza continua.

1. Aceites esenciales

Eliminar la energía estancada con aceites esenciales

Hay muchos aceites esenciales que pueden ayudarnos a limpiar nuestro espacio. El incienso es uno de mis favoritos y es especialmente útil cuando hay “espíritus” u otras energías de cuarta dimensión. Estos aromas se impregnan en el espacio, lo que les hace mucho más difícil funcionar.

El romero, la lavanda, la bergamota, el limón y la menta tienen diferentes efectos beneficiosos de limpieza del espacio. Hay muchos más: explora el que funciona para ti.

2. Varillas de mancha

Las varillas de mancha son básicamente hierbas secas que se queman y flotan para despejar el espacio. La hierba dulce, la salvia, la lavanda y el cedro son realmente excelentes para esto.

3. Incienso

La mejor manera de usar el incienso es en un recipiente hecho a propósito para su quema. Para ello puedes utilizar resina de incienso puro o las diferentes mezclas disponibles que puedas encontrar en alguna tienda local que disponga de estos artículos. He oído que se supone que el sándalo es muy bueno para la limpieza.

4. Limpieza con sonidos

Esta es una de mis formas favoritas de limpiar el espacio. Utilizo lo que el momento requiere, no hay correcto o incorrecto. Puedes cantar, aplaudir, tocar campanas, tocar cuencos, tocar un tambor, sacudir un sonajero, lo que sea que te funcione. Si el sonido penetra en el espacio, cortará y romperá las energías. 

5. Velas sagradas

Las velas también pueden ser de una gran ayuda, especialmente si meditas con ellas. Puedes invitar conscientemente a las energías que no deseas, a abandonar el lugar. Cada vez que hagas algo, tómate un momento para hacer una pausa y sentir la energía de lo que estás haciendo, para que cada paso del proceso sea sagrado.


En el próximo artículo y ya que hemos podido ver formas efectivas de eliminar la Energía estancada, pasaremos a construir un altar sagrado para la meditación.