La Ley de Atracción de nuestra abuela

0
2628
Ley de atracción
Descubrir mi mundo interior

La Ley de Atracción de nuestra abuela


Seguramente  en algún momento de tu vida escuchaste de tus abuelos o de tus padres  la típica frase “ Dios los cría y ellos se juntan “ . Una frase muy popular cargada de mucha sabiduría y que no es más que La ley de Atracción.  Seguramente ellos  no entendían de átomos ni de física cuántica
, pero su simple observación de la realidad les llevó a comprobar  cómo   las personas afines en su forma de ser o en sus gustos se atraían sin importar que  lejos vivieran unas de otras  y parecía cumplirse de manera infalible.  Los traviesos se juntaban con los traviesos,  los amantes de heavy metal  se juntaban entre ellos, los que disfrutaban de la naturaleza se encontraban y compartían su pasión, los que amaban la política disfrutaban juntos debatiendo sobre el tema, los machistas se encontraban cómodos juntos etc.

Nuestros abuelos no entendían el mecanismo que ponía a trabajar esta ley pero sabían que funcionaba y por eso la institucionalizaron en esta frase.    Desconocían que los pensamientos conscientes o inconcientes influían en la vida de las personas hasta el punto de crear su realidad. Muchos de ellos creían que la vida era algo sobre lo cual no teníamos poder, que el tipo de vida que  tenían se debía a la buena o mala suerte, y se tendía a buscar culpables cuando las situaciones de la vida no funcionaban bien.

El no entender la Ley de atracción ha causado mucho sufrimiento en la humanidad .

 La Ley de Atracción , basada en la física cuántica, nos enseña que las energías similares se atraen. Un pensamiento negativo atraerá situaciones  negativas y un pensamiento positivo atraerá situaciones positivas.  Es decir que nuestros pensamientos y nuestras palabras no se las lleva el viento, pues cada pensamiento que tenemos emite una vibración que atrae el mismo tipo de frecuencia. Lo que pienso de mi, lo que siento por mi, lo que hago por mi o por cualquiera, ya sea en sentido positivo o negativo se nos regresa,  así funciona,  la vida es cómo un eco, lo que envías vuelve a ti, porque nuestros átomos son pequeñísimos imanes.
 Imaginaros un imán ¿qué pasa si ponemos a su alrededor trocitos de plástico, de madera y de metal? Pues que solo atrae los trocitos de metal. Y los atrae porque son de su misma naturaleza, esa misma ley funciona para nosotros. No es que tengamos que ser  expertos en física cuántica, pero no podemos mantenernos ignorantes de cómo funciona aquello de lo que estamos formados : los átomos y las partículas subatómicas. El desconocimiento de cómo funcionamos trae mucho dolor.  Por ejemplo, no entendemos porque atraemos parejas maltratadores , relaciones donde no nos valoran y donde no nos dan nuestro lugar. Pensamos más bien que tenemos mala suerte, buscamos culpables y nos lamentamos de lo mal que la vida nos trata .
 Cuando tenemos esta actitud nos convertimos en víctimas  porque no nos estamos haciendo responsables de nuestra vida . Yo atraje a mi vida  un psicópata con el cual me casé.
No fue un capricho de la vida que yo viviera esto. La vida no dijo, “venga , vamos a mandarle a esta un psicópata” .

Mi baja autoestima de aquel momento emitía y lanzaba al universo   pensamientos  con una baja frecuencia ,  que a su vez  atrajo otra energía con la misma frecuencia, es decir, atrajo a alguien que me maltrataba como yo lo hacía  conmigo misma al no amarme y valorarme.   Este episodio o crisis fue el momento más doloroso de mi vida , pero el que me ha traído más crecimiento , en cuanto a conocimiento de mi misma y de la vida y del cual nació mi primer libro “Amores que matan “. Si yo tengo pensamientos de que no valgo, la vida me traerá personas que me digan que no valgo. Si no me hago responsable de mi vida y mis pensamientos, vendrá alguien que me diga que él es mi dueño y que lo que yo pienso no vale. Esta Ley de Atracción es maravillosa, porque funciona como un espejo donde podemos ver  afuera lo que somos incapaces de ver  dentro de nosotros. Si hacemos un alto y analizamos la situación  que cada uno de nosotros  está viviendo hoy,  podremos descubrir que tipo de pensamientos estamos teniendo que atraen esta situación.

  Si crees  que la vida te trata   mal por capricho, entonces no tienes poder sobre nada, y más vale que te llenes de amuletos para protegerte. Mis amuletos son mis pensamientos positivos . Ahora se que tengo el poder y eso me hace muy pero que muy feliz. He entendido la importancia de pensar bien, sentir bien y actuar bien.  He hecho conmigo misma  un trabajo de desprogramación mental, de transmutar los patrones de pensamiento destructivos,  me he curado de la educación recibida que tantas creencias dañinas trajeron a mi vida .  Antes no era dueña de mis pensamientos. Hoy soy la creadora de mi realidad.  Primero pienso en aquello que quiero atraer a mi vida y para ello  escojo los pensamientos  que tienen esa vibración.  Al cambiar mis pensamientos ha cambiado mi vida.
 Isabela Simón

Autora de “ Amores que matan “ (Editorial Grijalbo)

Fuente: Hermandad Blanca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí