Descubrir mi mundo interior

Las historias sobre el más allá y cómo es la vida después de la muerte, se pueden encontrar en casi todas las culturas del mundo. Además, estas historias han circulado en textos y doctrinas religiosas a lo largo de la historia. Lo cierto es que todos queremos saber qué sucede después de la muerte. Para muchos de nosotros es enormemente reconfortante saber que nuestro breve paso por la Tierra no es solo una serie de eventos aleatorios sin significado, y que algo nos espera con un propósito aun mayor en otro plano distinto al físico.

¿Qué es la otra vida?…

Después de la muerte del cuerpo físico, el alma se libera de su cuerpo de carne y hueso que está en la tierra, y con la ayuda de un guía, atraviesa el túnel etérico (el famoso túnel con una luz al final) por el que entramos a un plano superior de la existencia, a menudo referido como el mundo espiritual, el plano astral, el más allá, o en términos cristianos, el cielo.

Durante una experiencia cercana a la muerte, ¿la persona está vislumbrando el astral?…

Las experiencias cercanas a la muerte, si bien son alucinantes, ofrecen solo algunos destellos del plano astral. Como el alma todavía está atada al cuerpo físico, las visiones se desvían con interpretaciones relacionadas con los sistemas de creencias y las expectativas que tenemos en nuestra vida en la tierra. Más aún, la visión que tenemos en esos momentos carece de claridad y a menudo asume que son elementos de fantasía y misticismo. Esto no es culpa del espectador. A menos que nos entrenemos de otra manera, nuestro alma que aún se encuentra conectada al cuerpo, tiende a ver el astral como una distorsión de su realidad basada en sus creencias.

¿Es el infierno un lugar real?…

El infierno se encuentra bajo un disfraz terrenal a causa de las asociaciones que se realizan sobre el. Esta es solo una forma de diferir la culpa y no asumir la responsabilidad por nuestras malas acciones. El infierno no es real en el mismo sentido en el que puede serlo el mundo físico o el astral. En algunos casos, el infierno puede ser el sufrimiento interno de un alma torturada, que se manifiesta usando la arcilla maleable de la energía astral, pero estas construcciones infernales son fugaces e ilusorias.

En un sentido más real, el infierno es el estado de una mente desconectada de la esencia (o del verdadero yo).

¿Cómo es la vida después de la muerte?… ¿Es similar a la Tierra?…

El plano astral está ubicado aproximadamente sobre el mismo espacio a lo que llamamos Tierra o plano físico. La diferencia esencial es que la esfera astral vibra a un ritmo más alto, trascendiendo el ritmo vibratorio de las estructuras moleculares del plano físico.

La otra diferencia notable es que el área del espacio terrestre es ilimitado en esta dimensión, y por lo tanto, el terreno geográfico puede expandirse enormemente. Aunque existen puntos de referencia que pueden sernos familiares y ciertas características de la Tierra como los océanos, las montañas, etc., la naturaleza maleable del plano astral permite desviaciones ilimitadas de la geografía, todas ellas dependientes de los deseos imaginativos y creativos de quienes ocupan un territorio o región en particular. En el plano astral, una propiedad frente a la playa estará disponible para todos los que puedan imaginarla. Las limitaciones del espacio que son muy comunes en la tierra, no existen en el astral.

Vamos a pensar en el astral como un gigantesco conjunto de proyectores, cuyos únicos límites son los de la imaginación. Como hemos comentado, existen ciertas características de la Tierra, pero todos los puntos de referencia familiares pueden mejorarse y rediseñarse, dependiendo de los caprichos de un creador individual o de una multitud de co-creadores. El astral es como una representación cinematográfica, como un lienzo en constante cambio y cada color y pincelada está cargado de una intensidad emocional.

En el astral aparecen más las manifestaciones internas de sus habitantes, mientras que en el plano físico lo hacen las externas. Por eso la existencia física es tan caótica y aparentemente sin orden. La conexión con el yo interior no se manifiesta fácilmente en la Tierra, lo que le da a la existencia física una sensación de aleatoriedad que parece impulsada únicamente por la naturaleza.

¿Hay noche y día en el astral?…

Dado que existe una versión astral del sol, de la luna y de todas las maravillas que existen en el Universo, sí, existe un equivalente de la noche y el día en el astral. No todas las almas eligen regirse por estos ciclos, y en su mundo individual pueden rodearse de un sol sin fin o de una noche sin fin. Los que viven estos desafíos inesperados de los ciclos naturales pueden sentirse fuera de lugar o fuera de sincronía, por lo que la mayoría de las almas eligen residir donde aún continúan los ciclos naturales de la tierra.

¿La otra vida se siente sólida para las almas?…

La solidez es solo una ilusión y pertenece solo al plano donde uno reside. El plano astral tiene un sentimiento de solidez para quienes vibran en ese nivel. Sin embargo, a diferencia del físico, el astral tiene más alternativas, y aunque las paredes de una vivienda se pueden sentir sólidas, con un poco de esfuerzo, un cuerpo astral puede atravesarlas.

¿Cómo nos vemos en la vida después de la muerte?… ¿Tenemos cuerpos?…

Después de la muerte, muchas almas prefieren usar cuerpos reconocibles en la otra vida, aunque no son necesarios. En los niveles superiores, estos cuerpos a menudo se cambian por formas de luz, pero esta es la elección personal del alma. Para las almas que aún están en el ciclo de rencarnaciones , el uso de los cuerpos es más común y ayuda a mantener al alma en contacto con sus vidas pasadas y futuras en la tierra.

En cuanto al aspecto en particular, la mayoría de las almas eligen una apariencia de una vida anterior en la que se sintieron en la flor de su vida. Pero aquí, no existe una regla general. Las almas a menudo se presentan de manera diferente a las personas, dependiendo de cómo fueron recordadas por esa otra persona.

¿Pueden las almas en el astral ver lo que está sucediendo en la Tierra?…

Los eventos que ocurren en la Tierra, no se ven tanto como se pueden sentir energéticamente, son como las olas que chocan contra las rocas. Cuanto más fuerte sea el evento, mayor será la ola. Ver realmente lo que está sucediendo en la tierra requiere realizar visitas. Existen puestos avanzados operados por embajadores astrales que monitorean rutinariamente lo que está sucediendo en la tierra, registrando los eventos actuales para medir los resultados probables.

Los guías espirituales, por supuesto, también ayudan a rastrear la vida en la tierra a un nivel microcósmico, y pueden transmitir una enorme cantidad de información colectiva a las partes interesadas. En otras palabras, las redes existentes ayudan a intercambiar y recuperar información, algo parecido a la autopista de la información que conocemos como Internet.

¿Pueden oírnos nuestros seres queridos fallecidos?… ¿Y alguna vez lo visitan?…

Existe un vínculo energético entre todos los seres queridos que tenemos, que es aún más pronunciado en el otro lado. Estas conexiones están bien establecidas y no pueden quitarse fácilmente. Es posible que esto pueda convertirse en una molestia si el canal de comunicación está permanentemente abierto. Por lo tanto, la comunicación con un ser querido tiene mucho más éxito, cuando se dirige con una fuerte intención.

Los seres queridos nos vigilan en un sentido energético, tomando nota de las fluctuaciones de nuestro campo áurico cuando se desvía de lo que suele ser normal para nosotros. También pueden hacernos visitas personales, y ven el mundo desde el exterior mirando hacia adentro, una perspectiva cuasi cuatridimensional, como si la vida estuviera contenida en una pecera.

¿Existen las almas de los animales del otro lado?…

Los animales existen en el astral, ya que todas las criaturas vivientes están dotadas de un alma. Los animales, sin embargo, se diferencian de los seres humanos en la forma en que sus almas están configuradas energéticamente. Los perros, por ejemplo, evolucionan bajo el paraguas de un grupo colectivo conocido como alma colmena. Al carecer de la complejidad del alma humana, las criaturas dependen de las experiencias colectivas de su alma colmena para ayudar a guiar su percepción y comprensión del mundo. El mecanismo instintivo natural tan evidente en los animales, proviene de esta conexión con el alma de la colmena, lo que les permite acceder rápidamente a las experiencias pasadas de su grupo de almas mayor cuando se enfrentan a un obstáculo o desafío.

La dispersión de animales a través del astral generalmente se da en áreas selectas elegidas para su continuo desarrollo como especie. Esto no significa que los animales nunca se entremezclan en áreas del astral pobladas por humanos, pero su base de operaciones se encuentra principalmente entre los de su propia especie. Los animales domesticados se ven con mayor frecuencia en cohabitaciones con almas humanas.

¿Cómo vive la gente en la otra vida después de la muerte?… ¿En ciudades?… ¿En hogares?…

Las almas tienden a congregarse de acuerdo con sistemas de creencias y conexiones energéticas. No es inusual que las ciudades y pueblos astrales se desarrollen sobre la base de vínculos con grupos y entidades. Estos grupos a menudo se encarnan juntos, por lo que las conexiones los unen naturalmente nuevamente en el otro lado. Algunas almas se contentan con residir en estos cómodos conjuntos, pero las almas más aventureras pueden optar por vivir en regiones remotas, como un desierto astral de creación propia, ya que no están tan aisladas como parece, ya que las almas pueden estar juntas en un destello simplemente con un pensamiento o intención.

¿Qué hace la gente en el mundo espiritual?…

En el plano astral, las almas, ahora alejadas de las luchas diarias sobre la supervivencia, exploran aspectos más auténticos del yo que antes reprimían durante la encarnación (ya sea por necesidad o por falta de oportunidad). Los talentos que tenemos, los intereses o las causas personales, ahora se nutren y se desarrollan, sentando las bases para una mayor exploración.

Sin embargo, lo que la gente hace es tan variado e ilimitado como estrellas en el cielo. Sin agendas, ni plazos que cumplir, todo lo que impulsa a un alma a buscar otra vida es un mecanismo interno, como un reloj que sigue conectado al tiempo terrestre, que empuja y crea un anhelo de alcanzar algo más.

¿Pueden las personas leer libros, ver películas o disfrutar de los placeres terrenales anteriores?…

Los placeres terrenales que antes se disfrutaban, también existen en el astral, y en muchos casos son incluso más grandiosos y emocionalmente expansivos que en el plano físico. La música, por ejemplo, puede alcanzar un éxtasis emocional inaccesible en la tierra, ya que en esta se está atado por la limitación y el espectro audible que tienen las ondas sonoras. La música en el plano físico es espectacular, pero cuando se compara con la vibrante riqueza y maravilla del astral, es como una imitación defectuosa de la real, similar a las interpretaciones pintadas por números de grandes obras de arte.

¿Y qué pasa con los libros y las películas en la Tierra?

Las almas que han desarrollado habilidades de archivo, es decir, almas con afinidad para acceder a la energía Akáshica, pueden recuperar documentos terrestres y minucias relacionadas, como libros y películas. También hay especialistas disponibles que recuperarán estos registros por usted, de manera similar a como se descarga un documento en Internet.

Esta recuperación no es tan popular como podríamos pensar, ya que las opciones de entretenimiento en el astral son mucho más vibrantes y emocionantes. Un ejemplo sería comparar una vieja película muda con un disco Blu-Ray, aunque incluso el Blu-Ray palidece en comparación con lo que es posible en el astral.

¿Hay alguna forma de entretenimiento que se disfruta en el astral que no se encuentra en la Tierra?…

Si, existe una forma de entretenimiento (que también es muy instructiva) que es jugar a las muchas de las bifurcaciones en el camino que no se toman durante una encarnación física. En cierto sentido, esta es en realidad una forma seria de estudio, pero muchas almas también lo usan como diversión o como una forma de juego.

A lo largo de la vida ocurren muchos casos en los que una determinada elección que podíamos haber realizado, podía habernos llevado a unas experiencias muy interesantes (incluso placenteras), y esta es la parte en la que puede ser divertido ver adónde podían habernos llevado estos caminos divergentes. Las posibilidades son infinitas para un alma que desea explorar todos los rincones de una vida en particular. Algunas almas reproducirán estas experiencias, casi como una forma de comida reconfortante.

¿Estas formas de juego implican seguir vidas paralelas?

El sentido del juego al que nos referimos aquí, puede involucrar ciertas potencialidades o hilos paralelos a lo largo de la vida, pero en la mayoría de los casos no es así. Es probable que se tracen caminos paralelos hasta su finalización, cuando una determinada elección hubiera llevado a un cambio significativo en esa vida. Los escenarios lúdicos que mencionamos son menos importantes y más parecidos a lo que podría haber sucedido si hubieras ido al baile de graduación con Jennifer en lugar de con Susan, o escapadas similares que serían divertidas de explorar pero que no son necesariamente significativas para cambiar la vida.

Como se mencionó anteriormente, estos escenarios también pueden ser instructivos, y las almas en el astral reconstruyen rutinariamente eventos de su vida en los que eligen comportarse de manera diferente en una situación, o aprenden, a través de la práctica, a manejar un encuentro difícil con una mentalidad más despierta y espiritual.

El plano astral parece un lugar alegre para existir, ¿Hay un lado oscuro?…

Algunas almas en el astral carecen de la sofisticación y la conciencia espiritual de otras, y las almas que regresan de encarnaciones terrenales donde sus lados más oscuros gobernaban sus elecciones y comportamientos personales, dejan estelas kármicas. Sin embargo, incluso estas almas, que ahora se enfrentan a vidas de retribución kármica, son parcialmente limpiadas de sus acciones previas por la luz curativa del astral, un solvente universal que ayuda a restablecer el equilibrio incluso en las almas más atribuladas y dañadas. Esto no quiere decir que se ignore la gravedad de sus acciones anteriores, pero con la ayuda de guías y maestros de sabiduría, su agenda original del alma puede ser restaurada.

¿Sigue la gente juzgando y excluyendo a los demás?…

Después de la muerte, las personas siguen siendo personas, incluso en el astral. A pesar de la disponibilidad del amor y del apoyo ilimitados, existen almas enojadas y el miedo puede anular su buen juicio. Sin embargo, a diferencia del plano físico, nadie en el astral puede resultar dañado cuando los arrebatos de ira se convierten en actos de violencia. El cuerpo astral no puede romperse.

Encontrarse con emociones violentas no es algo cómodo, y para ello se sugieren sesiones de asesoramiento para aquellos que se mueven por estados emocionales destructivos. Los problemas no resueltos que se llevan al plano físico para un nuevo examen, no siempre se resuelven de una manera favorable, y el círculo vicioso continuará.

¿Hay lugares en el astral que no son seguros para visitar?…

No tanto en el astral. Después de la muerte, existen almas que tienen parte de ellas ligada a la tierra, por el peso de su ignorancia y malicia hacia los que aún viven en ella y se han vuelto demasiado densos en vibración para existir en el nivel del mundo astral. Los barrios habitados por estas almas perdidas, se encuentran en un lugar entre el punto medio vibratorio de los reinos físico y astral. Es una zona muerta espiritual que se aconseja no visitar a quienes visitan el plano terrestre.

En muchos sentidos, es similar a los barrios mas oscuros en la tierra, y existen almas misioneras que periódicamente recorren estas áreas en busca de almas para salvar. No es un purgatorio ni tampoco una región infernal, solo es un lugar de almas tristes y descarriadas cuyas descorazonadas creencias sobre su realidad los han exiliado temporalmente a una tierra olvidada. Finalmente, estos seres torturados son rescatados de su difícil situación.

¿Cómo se construye el cuerpo astral?… ¿Podría explicarse científicamente?…

Lo más cercano en ciencia que explicaría la estructura de un cuerpo astral es la física de partículas. Todas las estructuras moleculares y atómicas tienen contrapartes astrales que existen en niveles vibratorios más altos. En términos sencillos, esto significa que lo que existe en el plano físico, es de alguna manera una copia de lo que ya existe en el astral. La energía simplemente se ha reducido para adaptarse a las construcciones del plano físico y a la física asociada con ella.

La clave para comprender este proceso es simple: nada es realmente sólido. La solidez es solo un truco del universo físico. La mesa que tienes ante ti, por ejemplo, se siente sólida, pero una forma de vida cuya estructura molecular oscila a velocidades vibratorias más bajas o más altas podría pasar fácilmente a través de la mesa. Esta ilusión permite que los mundos de experiencia separados coexistan simultáneamente en una sola unidad de conciencia, a pesar de su aparente separación.

¿Existe alguna forma de gobierno en la vida después de la muerte?…

Existen órganos de gobierno en el astral, pero no se basan en posiciones jerárquicas de poder. Estos puestos se basan en almas voluntarias y se adaptan perfectamente a los talentos particulares y a los atributos personales del alma.

No hay leyes aprobadas o legislaturas contenciosas por las que discutir, solo un cuerpo colectivo de almas de ideas afines con un interés de servir a los demás. Una descripción detallada de estos puestos de trabajo sería demasiado numerosa para enumerarla, pero el impulso general de la mayoría de las actividades voluntarias implica una infraestructura de redes cruzadas que apoyan el desarrollo espiritual y las aspiraciones de sus residentes.

La cooperación es quizás el principal principio organizador de estos órganos rectores.

¿El astral consta de múltiples niveles de desarrollo?…

Existen niveles de desarrollo en el astral, así como en otros planos de existencia. Cada nivel consta de ciertos hitos que actúan como marcadores del desarrollo, y las almas gradualmente se vuelven más ligeras y disminuyen en densidad a medida que avanzan.

Hay siete niveles en total, con etapas intermedias. Estas etapas de aprendizaje, todas en múltiplos de siete, continúan a lo largo de los planos de evolución. Los niveles inferiores del astral se utilizan para el ciclo de reencarnaciones, y involucra al plano terrestre. El primer nivel es para los recién llegados (y aquí se produce alguna proyección astral), el segundo nivel es para asentamientos temporales (vida cotidiana) y el tercero es para guías, maestros o almas más avanzadas que terminaron con sus encarnaciones pero aún siguen reencarnandose para propósitos especiales.

La graduación al cuarto nivel llega después de la finalización del ciclo de reencarnaciones, con las potencialidades del astral plenamente realizadas y puestas en práctica.

Los niveles cinco a siete brindan una mayor conciencia de las conexiones entre familias de almas más grandes, y estos grupos se reúnen gradualmente y se fusionan enérgicamente en un todo unificado. 

¿Por qué el Universo es tan grande?… ¿Y el astral lo refleja todo?…

La enormidad del Universo físico ni siquiera se puede medir en términos matemáticos. El Universo tal como lo conocemos es solo un microcosmos de muchos otros universos, todos asombrosos en su enormidad, todos expandiéndose y evolucionando en un estado perpetuo de efusión creativa que, para ser honesto, no entendemos del todo.

El astral es de hecho una parte de todo esto, al igual que otros reinos dimensionales.

¿Cuál es el propósito de una vida después de la muerte?…

En términos de ciclo de reencarnaciones, la vida después de la muerte es una escala temporal (aunque esto puede involucrar siglos) donde el alma puede reagruparse, recargarse, acceder a lo aprendido y sentar las bases para la próxima vida. Un crecimiento considerable resulta no solo de tener experiencias, sino de volver a visitar esas experiencias de vida desde un lugar alejado del drama original en el escenario.

También se necesita una preparación considerable para planificar la próxima vida, al menos a un nivel de esencia (o yo superior). Esto implica trazar la tarea de la vida, examinar a los padres adecuados, hacer acuerdos con otros que faciliten el plan de vida previsto y establecer obstáculos apropiados para el crecimiento continuo.