Descubrir mi mundo interior

Los 7 Cuerpos Del Hombre

Nuestro verdadero Yo es una chispa del Espíritu que toma diversos revestimientos para la manifestación de diferentes formas de consciencia. Estos revestimientos son los 7 cuerpos del ser humano.

Nuestro cuerpo físico fue el último en ser creado, no obstante como es el que más conocemos, a los efecto de esta explicación lo denominaremos El Primer Cuerpo.

 EL PRIMER CUERPO

Es nuestro Cuerpo Físico o Cuerpo Físico Denso, es un cuerpo absolutamente ligado al planeta, pues es construido a partir de sustancia planetaria, por lo cual todo lo que hacemos a nuestro cuerpo se lo hacemos al planeta y viceversa.

A los efectos de nuestras programaciones, tenemos que saber que existen tres poderes creativos:

– El Pensamiento

– El Sentimiento

– La Palabra

El pensamiento lo realiza el Cuerpo Mental Inferior, el sentimiento lo aporta el Cuerpo

Emocional o Cuerpo Astral, y la palabra el Cuerpo Físico. Por eso en nuestras programaciones hacemos uso de frases positivas y en las reuniones de graduados se le dan fuerza a las programaciones manifestando que “Así será”, no obstante aún cuando la palabra no llegue a ser verbalizada, su sola intención proyecta la energía creativa.

Igual como el cuerpo mental y el astral, éste está animado por el “Hijo”, o segundo aspecto de la Trinidad y está formado por células, cada una de las cuales es una diminuta vida separada.

El cuerpo físico no siente, únicamente recibe el impacto que le transmite el cuerpo astral, porque el poder de sentir placer o dolor no está en sus células; está en el cuerpo de los sentimientos o astral, es por este motivo que cuando duerme, está bajo anestesia o muere se separa el astral y el físico deja de sentir.

 

EL SEGUNDO CUERPO

Es el Cuerpo Emocional, una energía que se agita fácilmente. La energía de los sentimientos mueve y recogen sustancia y hacen que el pensamiento se manifieste.

Algunos llaman a este cuerpo El Cuerpo Astral, y se dice que uno viaja astralmente cada vez que proyecta sus emociones sin limitaciones de tiempo ni espacio. Este cuerpo es el que hace que los amantes puedan percibir el pensamiento o la infidelidad del otro.

Así como es de agradable estar al lado de un cuerpo emocional en armonía, es de perturbador el estar al lado de alguien emocionalmente agitado.

Su aura es la porción que sobresale y se extiende como una nube alrededor del cuerpo físico como unos 30 centímetros en la mayoría de las personas. En las personas evolucionadas se extiende a mayor distancia, pudiendo abarcar varios metros. El aura astral es de muchos colores, cuya brillantez y claridad depende de la calidad de los pensamientos y sentimientos de su poseedor. Varía continuamente, porque el humano cambia de pensamientos con asombrosa frecuencia

 EL TERCER CUERPO

También llamado Cuerpo Mental Inferior, cuya base es el cerebro físico, es el responsable de los pensamientos que animan y manifiesta el Cuerpo Emocional, y está exento de sentimientos, sensibilidad o emociones.

Podemos decir que este es un cuerpo encerrado en sus propias programaciones.

Es la inteligencia normal del cerebro humano. Es el “yo” personal del hombre.Este cuerpo crece a medida que el hombre evoluciona.

EL CUARTO CUERPO

Es llamado también el Cuerpo Etérico. Es una réplica exacta del cuerpo físico, es el vehículo que utiliza el Cuerpo Emocional y el Cuerpo Mental para las proyecciones fuera del Cuerpo Físico (también llamadas Viajes Astrales), y se une al Cuerpo Físico por medio de un cordón de plata.

En este cuerpo está impreso todo el karma acumulado, bueno o malo, como así también la energía de los chakras y la programación astrológica.
La telepatía, la clarividencia y la clariaudiencia son facultades de este cuerpo.

Cualquier daño en el etérico aparece en el cuerpo físico. Las enfermedades se manifiestan primero en el etérico y después en el físico. Para curar al físico es necesario curar antes el etérico.

 

EL QUINTO CUERPO

Es el Cuerpo Mental Superior, es de forma circular. Este cuerpo es la inteligencia que entiende las fuerzas kármicas detrás de las acciones y también se le conoce como El Superconsciente.

Al ponerse en contacto con este nivel, uno puede percibir a su Guía Interior, y a otros espíritus de alto desarrollo, y su sello es la sensación de fortaleza y certeza.

Es una forma humana sin caracteres sexuales de hombre ni de mujer… más bien de Ángel de la tradición, y la rodea un ovoide de materia resplandeciente luminosa, pero delicada como los desvanecidos colores de una puesta de sol.

EL SEXTO CUERPO

Es el Cuerpo Causal, y tiene una forma de huevo, y es el depósito de todas las experiencias perfeccionadas a través de todas nuestras encarnaciones. En la meditación también se perciben formas de luz acompañadas por un sentimiento de éxtasis emocional.

En este cuerpo causal vive el alma inmortal y eterna, para ella no hay nacimiento, niñez, vejez ni muerte; es inmortal y va creciendo en poder de amar, pensar y obrar en el rodar de los siglos

 EL SEPTIMO CUERPO

Es denominado también el cuerpo electrónico. Este cuerpo penetra las células de los otros cuerpos y los envuelve a todos en una forma cilíndrica. Es nuestro cuerpo de vibración más elevada, y más pura. Es el nivel de nuestro Dios interior, el nivel de todo lo que es, el nivel donde residen los Budas del pasado y los iluminados que cuidan a este planeta.

Solo podemos ponernos en contacto con él en un estado de meditación, y se percibe con una sensación de elevación o expansión o de enormes espacios de luz, y se puede experimentar una gran paz, o una sensación de poder.

Es el medio para la transmisión del pensamiento de cerebro a cerebro.

El aura, es la piel del cuerpo etérico… su función es la de proteger, así como la piel de nuestros cuerpos protege y recubre nuestros órganos vitales… esa es la misma función del aura.

 

Fuentes :  http://elblogdelola.com