Descubrir mi mundo interior

Meditación, remedio para la ansiedad y la depresión

Treinta minutos de meditación diaria pueden aliviar los síntomas de ansiedad y depresión, según un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

– Mucha gente hace meditación, pero no es una práctica terapéutica tradicional – dice el profesor Madhav Goyal, quien dirigió el estudio publicado en la revista “JAMA”. – En nuestro estudio de la meditación, se mostro que parece aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad, cosa que se realizaba con antidepresivos.

Los investigadores evaluaron el grado de cambio de los síntomas en las personas que tenían una variedad de condiciones médicas, tales como el insomnio o la fibromialgia. Para llevar a cabo su experimento, los investigadores analizaron 47 ensayos clínicos realizados antes de junio de 2013, con 3.515 participantes, involucrando la meditación a diversos problemas de salud física y mental, como la depresión, la ansiedad, el estrés, el insomnio, el consumo de drogas, la diabetes, las enfermedades del corazón , cáncer y dolor crónico.

Encontraron una evidencia de mejoría en los síntomas de ansiedad, depresión y dolor después que los participantes se sometieron a un programa de entrenamiento de ocho semanas de meditación. No hubo información suficiente para determinar si en otras áreas se puede mejorar a través de la meditación. En los estudios que siguieron a los participantes durante seis meses, las mejoras continuaron.

Muchas personas tienen la idea de que la meditación significa estar sentado sin hacer nada, pero no es cierto. La meditación es un entrenamiento de la mente activa para mejorar la atención y hay diferentes programas con diferentes técnicas – dice el investigador.

La meditación, normalmente se aplica durante 30 a 40 minutos al día y hace hincapié en la aceptación de los sentimientos y pensamientos de cada momento presente sin juicios, además de la relajación del cuerpo y de la mente.

Se necesitan más estudios para aclarar los resultados de la meditación, así como que prácticas de meditación tienen mejores resultados.

– Los programas de meditación parecen tener un efecto más allá del placebo – dice Goyal.

Meditación Plena

Habitualmente atendemos más a los otros – a lo que sienten, dicen y hacen. Es raro que nos tratemos a nosotros mismos con igual cuidado y consideración. Vamos a intentar hacerlo ahora. Este ejercicio sólo dura 5 minutos. No puedes hacerlo mal.

Escoge un sitio tranquilo, siéntate cómodamente, cierra los ojos y nota lo que se siente al estar en tu cuerpo. Haz un recorrido mental por partes de tu cuerpo, en barrido desde la cabeza hasta tus pies, para despues centrarte en todo el cuerpo como uno. Fíjate en las sensaciones, cómo van y cómo vienen, sin prestar atención a ninguna de ellas en particular. Si es una sensación agradable, percíbela y déjala ir. Si es desagradable, también la percibes y la dejas ir. ¿Quizá sientes calor en las manos, presión sobre el asiento, hormigueos en la frente? Observa estas sensaciones como una madre miraría a su bebé recién nacido, preguntándose qué es lo que siente. Observa lo que aparezca, una sensación tras otra. Tómate tiempo.

Después de 5 minutos, abre los ojos lentamente.