Descubrir mi mundo interior

En mi experiencia como médico naturista, no solo unas pocas, sino prácticamente todas las enfermedades pueden curarse con una dieta correcta al tratar la comida como medicina y sin absolutamente ningún tipo de medicación. Tu cuerpo es capaz de manejarse y recuperarse de cualquier dolencia siempre que le des las herramientas apropiadas para sanar. Los suplementos a veces pueden ser beneficiosos, pero la verdadera medicina es la comida que ingerimos habitualmente, y siempre lo ha sido.

La homeópata Dra. Nandita Shah, dice que unos simples cambios en nuestra dieta, puede ayudar a prevenir y lo que es más importante, a revertir dolencias como la osteoporosis, la diabetes e incluso la presión arterial alta sin tomar pastillas de ninguna clase.

Shah, quien ha sido una practicante homeopática durante 30 años, dice que el mayor obstáculo al que la mayoría de nosotros nos enfrentamos, es que no entendemos nuestro cuerpo. “Si colocas queroseno en un automóvil que funciona con gasolina, el automóvil seguramente se averie”, dice Shah. También agrega que el cuerpo humano funciona mejor, si se consumen alimentos que se ajusten mejor a el.

Nuestro cuerpo es mayormente alcalino, explica. Un nivel de pH (hidrógeno potencial) entre 1 y 6.9 se considera ácido, mientras que uno entre 7.1 y 14 es marcado como alcalino. El nivel de pH natural del cuerpo humano es de 7.45, lo que lo hace alcalino. Todas las frutas y verduras, los zumos naturales como el agua de coco son alcalinos, lo que los hace una mejor opción para la nutrición que las proteínas animales, el té, el café, el azúcar, el alcohol y los alimentos envasados ​​que tienen altos niveles de acidez. Un desequilibrio en los niveles de pH, dice Shah, puede conducir a una interrupción en la actividad celular. Esto puede causar problemas de salud que van desde acidez estomacal hasta enfermedades del corazón.

Los nutrientes en los alimentos no funcionan solo de una forma aislada, sino que trabajan juntos, como un equipo poderoso a lo que se llama sinergia. A menudo estamos tan centrados en los nutrientes individuales como la vitamina C y el calcio, que no consideramos que tal vez sea la forma en que estos nutrientes funcionan entre sí, lo que los hace tan geniales.

Hace unos años se realizó un estudio en los que ciertos animales fueron alimentados con tomates y brócoli. Los tumores de próstata crecieron mucho menos en los alimentados con una combinación de tomates y brócoli, en comparación con los que fueron alimentadas con otro tipo de comida mas con un pH más acido. El punto al que estoy tratando de llegar es que un suplemento de licopeno (el nutriente potente en los tomates) podría ser útil, pero el tomate entero es mejor, y ese tomate con un poco de grasa es aún mejor, pero ese tomate con un poco de grasa y algo de brócoli es aun muchisimo mejor. ¿Por qué exactamente?… Los científicos aún no están seguros, pero todo se atribuye a la sinergia alimentaria.

Aquí tenemos algunos ejemplos:

Pasos para desintoxicarse tratando la comida como medicina

Tratar la comida como medicina para estar sano

Osteoporosis

Causa: La deficiencia de calcio no es la causa de esta afección. Suele ser la causa de una dieta muy rica en alimentos ácidos o alta en proteínas. Las proteínas se descomponen en aminoácidos que producen ácido. Y así, consumir grandes cantidades de proteína animal, hace que el cuerpo extraiga calcio de los huesos para neutralizar el efecto de los ácidos. Cuando el calcio perdido no se restaura, causa osteoporosis durante un período de tiempo.

Solución alimenticiaCome alimentos ricos en vitamina D (ayuda al cuerpo a absorber el calcio de los alimentos). Elimina los alimentos ácidos como la cola y la cafeína. Incluye más frutas y verduras en tus comidas. Las verduras de hojas verdes son ricas en vitamina K y ayudan a reconstruir los huesos.

Diabetes

Causa: En la mayoría de los casos, el azúcar en sí no es la causa de la diabetes tipo 2, sino que el azúcar que existe en la sangre es el resultado de la diabetes. La verdadera causa de la diabetes tipo 2 es la presencia de grasas en las células musculares. Las células beta presentes en el páncreas controlan el torrente sanguíneo en busca de glucosa. Cuando los niveles de azúcar en la sangre aumentan después de las comidas, las células beta responden secretando insulina. La insulina ayuda a una mayor absorción de la glucosa. El consumo de grasas no saludables hace que las células beta pierdan su capacidad de detectar la glucosa en la sangre. Esto permite que el azúcar en la sangre aumente de forma no natural.

Solución alimentaria: Evita las grasas no saludables que se encuentran en los alimentos fritos, los alimentos envasados, la mantequilla, la carne, los productos lácteos enteros y la mayoría de los aceites vegetales. Cualquier grasa que viene naturalmente con fibra es buena para ti. Piense en los cacahuetes, anacardos y semillas de girasol, sésamo y calabaza.

Acné

CausaComer alimentos procesados ​​aumenta los niveles de insulina del cuerpo, causando la inflamación de la piel y los brotes. Un desequilibrio de las grasas Omega-3 en la dieta también puede agravar el acné. Se sabe que las grasas omega-3 contrarrestan el efecto de los químicos inflamatorios que provocan estos brotes.

Solución alimenticiaTen una dieta baja en azúcar y rica en granos integrales, fibra, frutas y verduras. Equilibrará los niveles de insulina del cuerpo. Elige nueces ricas en Omega-3, semillas de lino, espinacas y fresas. Evita los alimentos fritos y grasosos.

Alta presión sanguínea

Causa: La presión arterial es la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que la sangre fluye a través de ellas. Si una persona tiene la presión arterial alta, significa que las paredes de las arterias reciben demasiada presión repetidamente. El consumo de grasas no saludables conduce a una acumulación de depósitos de colesterol a lo largo de las paredes arteriales, adelgazando el paso para el flujo sanguíneo y, por lo tanto, aumentando la presión.

Solución alimentariaRecuerda que tu cuerpo es capaz de controlar su presión arterial sin tener que ir al médico de cabecera. Adopta un doble enfoque: mantente alejado de las grasas no saludables que se encuentran en los alimentos fritos y envasados, y aumenta la ingesta de potasio, un mineral que reduce el efecto del sodio en los niveles de presión arterial. Los champiñones, los plátanos, las verduras de hoja verde oscura, las batatas, las naranjas y las dátiles son ricos en potasio.

Asma

Causa: El asma es una respuesta alérgica del cuerpo a alguna sustancia, como las partículas de polvo o alimentos que causan algún tipo de hinchazón o inflamación de las vías respiratorias. Se ha descubierto que los altos niveles de histamina, un mensajero químico que ayuda a dirigir la respuesta del cuerpo a un invasor extraño, causan inflamación de las vías respiratorias.

Solución alimentaria: Aunque ninguna dieta puede garantizar la reversión del asma, evitar los alimentos que aumentan los niveles de histamina, puede ayudar a controlarlo. Estos incluyen: alcohol, vinagre, salsa de tomate, confitería hecha con levadura, crema agria y alimentos fermentados y procesados.

Colorea bien tu plato, equilibrio en la comida como medicina

Frutas con mucho colorido para tratar la comida como medicina

La mejor manera de garantizar que tu dieta esté equilibrada es codificarla por colores. La pigmentación es lo que da el color a las frutas y verduras, y también contiene nutrientes saludables. Cuanto más profundo es el color, mayor es el porcentaje de un nutriente específico que tiene el alimento al tratar la comida como medicina. 

Los alimentos de color púrpura como las ciruelas y las berenjenas tienen unos fitoquímicos llamados antocianinas y resveratrol, que combaten el envejecimiento, reducen la presión arterial y protegen al cuerpo contra las enfermedades del hígado.

Los alimentos de color naranja como las naranjas y las zanahorias, contienen betacaroteno y betacryptoxantina. Estos mantienen la piel y los ojos sanos, y también protegen contra la artritis. 

Alimentos de color amarillo como los plátanos y el maíz dulce, contienen carotenoides, que estimulan el sistema inmunológico y mantienen el corazón sano. 

Los alimentos de color blanco como el ajo, la cebolla, la coliflor y los champiñones, son ricos en vitamina C y compuestos antibióticos y antimicóticos, que combaten el daño celular y mantienen saludables a los glóbulos blancos de combate. 

Los alimentos de color rojo como los tomates y las sandías, contienen el poderoso antioxidante licopeno, que actúa como protector solar interno y lo protege de las quemaduras solares , previene la osteoporosis y las enfermedades cardíacas.

Las verduras como los guisantes, el brócoli y las espinacas están llenas de sulforafano, isotiocianato e indoles que estimulan al hígado a mantener controlados los químicos que producen cáncer.


Elige siempre alimentos reales en lugar de alimentos procesados. Si la comida no creció en un jardín o una granja, entonces no es una comida real. Esto significa elegir las patatas sobre las patatas fritas. Come una naranja en lugar de beber el zumo de naranja. Come fruta en lugar de bocadillos de fruta. Si eres un comedor de carne, come carne real, no versiones de Frankenstein como nuggets de pollo, perritos calientes y carne de sandwich.

Diversifica tu comida. Siempre apunta a comer una variedad de alimentos y colores. Procura realizar una alimentación consciente. Los alimentos integrales varían en color porque todos poseen su propio conjunto único de nutrientes. Elige alimentos con colores brillantes y te asegurarás de obtener una amplia gama de nutrientes necesarios para la prevención de enfermedades, rendimiento óptimo, alta energía, una mente clara y para tratar la comida como medicina.