Descubrir mi mundo interior

Ritual de los 4 elementos con arcangeles

Este ritual es realizado con los 4 Grandes Arcángeles quienes son los regentes absolutos de los 4 Elementos. Les sugiero este  ritual  para tener la bendición y protección de estos Arcángeles.

Elemento de Aire

Para recibir la bendición de el Arcángel Rafael lo realizaremos un miércoles en lo alto de una montaña o donde fluya el aire fuertemente. Ya que …Rafael significa Aire. Para realizarlo debes estar completamente vestido de (Blanco ó Amarillo), tener en tu mano un incienso de sándalo y un ramo de rosas ó claveles (color amarillo). Con estos ingredientes haces un círculo formado por 8 vueltas que des en el mismo lugar y llamando o invocando al Arcángel Rafael en voz alta y con firmeza. Sentirás el viento aumentar, ahí en ese momento toma las flores y quitas sus pétalos y las tiras al aire con esta oración:

“Bienvenido Rafael tuya son estas flores y tuya es la gloria, Amén.”

Una vez el viento disminuye se aconseja tomes una pequeña copita de vino y un pedazo de bizcocho ya que este ritual es uno de los más poderosos que tiene la magia angelical.

Elemento Fuego:

Utilizarás una vela (que no se apague con el viento, como las velas que se usan para alejar mosquitos), y buscarás un area donde la tierra sea plana y no haya vegetación. Tu vestimenta debe ser roja en su totalidad. El elemento fuego es regido por el Arcángel Miguel. A este Arcángel le encenderás la vela, sentado en el suelo (la vela debe estar enterrada a la mitad en la tierra).

Cuando enciendas la vela repetirás 8 veces el nombre de el Arcángel Miguel, mirando la flama de la vela sin pestañear, y dices:

“Amado Miguel, Regente del elemento fuego, te invoco yo (tu nombre aquí) para tener contacto contigo para que me des la energía necesaria para continuar en la Tierra, dame amor y paz, Amén”.

En este momento se siente una calor inmensa lo cual significa la presencia del Arcángel Miguel. Abrazate a este fuertemente y para toda tu existencia.

Cuando el calor se calme y la vela se apague sola (sin haberla soplado) di en voz alta 3 veces “Gracias Señor por tu energía”. Entierra ahí mismo la vela. Ya que este ritual da una gran energía para el que le practica.

Elemento Agua

Lo realizas en la playa, exáctamente frente al mar. Estarás completamente vestido/a de color violeta. Te pondrás de frente y de pié al Oeste y abrirás tus brazos y dirás estas palabras:

“Mi amado Gabriel, Regente del elemento agua, todo ser viviente procede de el mar, que es la madre de la vida. Yo (tu nombre aquí) te invoco, en nombre de Dios y te suplico me des un poco de tu energía celestial hoy y siempre, Amén”.

En este momento entra al mar pero solo que las olas toquen tus pies. Sentirás como el Arcángel Gabriel sube por tus pies y cubre todo tu cuerpo. La paz y la energía de este ritual es inmensa.

Elemento Tierra

Lo realizas en donde existan muchos árboles (como un parque). Exelente ritual para la depresión, nervios y la debilidad física. Se viste de verde quien le realize. Llevarás una cestica con migajas de pan para alimentar los pajaritos, nueces y manzanas. Con estos ingredientes vas y te sientas debajo de el árbol que sea más frondoso. Colocas tu canasta encima de un pañuelo verde e invocas al Gran Arcángel Uriel, regente del elemento Tierra.

“Amado Uriel, tu que riges el elemento Tierra, en nombre de Dios te invoco para que inviertas sobre mi persona (tu nombre aquí) tu divina escencia y elimines este espíritu atribulado de mí. Dame paz, salud física, mental y espiritual hoy y siempre, Amén”.

Cierra en estos momentos los ojos y siente la presencia del Arcángel Uriel descender de lo alto del árbol y cubrir todo tu cuerpo. Cuando se disperse, abre tus ojos y come tu manzana y nueces y esparce las migajas a todo tu alredeor para que las aves coman. Cuando esto suceda puedes retirarte con la gran fortaleza, paz y energía de este ritual.

La magia angelical les bendice a todos a través de los elementos, que no importa dónde estemos nos acompañan siempre. Es por esta razón que muchos seres humanos la utilizamos para obtener soluciones a nuestros problemas de una forma natural y directamente con la bendición del cielo.

“Antes de vestir tu cuerpo de blanco, ilumina tu alma”.

La armonía, el amor y la luz están donde la vida te lleve. La iluminación de tus días y los colores con que los veas dependen de vos. No lo olvides, vos y sólo vos sois el hacedor de tus sueños y tu destino.