Descubrir mi mundo interior

034 – Cuarzo – Cuarzo Ahumado

CUARZO

Cuarzo

“De Todos los Continentes”

El silicio es un elemento abundante en nuestro planeta, pues el oxígeno de su fusión formó una estructura molecular que se llamó sílice.

En su forma no cristalina es el sílice la base de la arena y en su forma cristalina lo es el cuarzo.

El cuarzo es un cristal cuya base es el dióxido de silicio, de brillo vítreo y varía de color según las sustancias que se mezclan en su composición.

Se divide en dos grupos, cristalinos y microcristalinos y su dureza es mayor que la del acero.

Sus estructuras son microcristalinas, las cuales no pueden ser captadas por el ojo humano, ya que cada molécula que la componen son iguales al cristal formado, siendo un reflejo externo de la composición externa de sus moléculas.

El cuarzo y sus diversas variedades existen en todos los continentes.

Una combinacion de dos maravillas de la naturaleza.

El célebre cristal de roca de la India, las gemas de Madagascar, las infinitas variedades de América, incluso el famoso marmol de Carrara italiano, contienen cuarzo en sus formaciones.

Debemos también saber que los valiosos diamantes Herkimer, norteamericanos, son cuarzos de extraordinaria transparencia.

Otro aspecto destacado del cuarzo, es la capacidad denominada “Piezoeléctrica” que lo caracteriza. Este aspecto fue descubierto en el siglo pasado en Francia por el matrimonio Curie. Consiste en que si una lámina de cuarzo es comprimida mecánicamente, se carga con electricidad negativa de un lado y positiva del otro, lo que determina una corriente que pasa por el cristal.

Este descubrimiento, ha provocado cambios en la tecnología actual, por su aprovechamiento en electrónica, computadoras, sistemas y en la industria relojera.

PROPIEDADES

Como amuleto ha sido usado profusamente contra todas las fuerzas maléficas contrarrestando cualquier energía nociva que intente entrar en el organismo o pretenda hacernos daño de alguna otra forma. Se cree que protege, sobre todo, contra la pérdida de la vitalidad y la fuerza y es de gran ayuda para la concentración mental. Es por esto que las grandes bolas de cristal utilizadas por los videntes están confeccionadas con este mineral.

En gemoterapia se utiliza en curaciones de todo tipo pues tiene grandes propiedades terapéuticas.

Además no sólo se emplea para curar enfermedades sino también para prevenirlas.

Constituye por tanto un excelente protector personal y del hogar.

En litomacia, o forma de adivinación que utiliza las piedras preciosas y semipreciosas para realizar las predicciones, el cuarzo simboliza las habilidades creativas, el regreso de la fuerza psíquica.

Cuarzo

CUARZO AHUMADO

Cuarzo Ahumado

Existen dos tipos de cuarzo ahumado, de acuerdo al mineral incorporado a la base silícica en el momento de la cristalización: selenio o germanio.

Asímismo, la proporción de soluto determina el grado de oscurecimiento del cristal.

Sin brillo, con inclusión de minerales que le brindan extraordinaria belleza. Las mismas pueden ser Turmalina negra, verde o rutilo con reflejos dorados.

El cuarzo ahumado o morión, es transparente, y su coloración puede ir del grisáceo al amarronado, llegando hasta el negro.

Cuarzo Ahumado

PROPIEDADES

Conciencia, intuición y autopurificación

Representa el inconsciente, la intuición, y como tal se cree que purifica y equilibra el psiquismo con el cuerpo físico, por lo que se aplica en los casos de insomnio y de fatiga mental.
Su capacidad energética es muy fuerte.

Esta relacionado con la energía del chakra Raíz y plexo solar.

Se aplica para amplificar lo que ya existe.

Es muy beneficioso para alcanzar mayores logros de los ya obtenidos.

En meditación, si existe un deseo cierto de superación, incrementa todo deseo positivo, pero si éste es débil, su eficacia es casi nula.

También resulta efectivo colocándo gemas sobre las palmas de las manos, los empeines y/o las rodillas, donde se convierten en excelentes conductores y canalizadores de la energía vital, especialmente entre los centros superiores y los físicos.

Para conseguir la autopurificación del cuerpo aconsejan colocar un cristal de cuarzo ahumado entre las palmas de las manos, para que canalice las energías negativas de su poseedor.

Colocando un cristal en cada mano, con el ápice orientado hacia el cuerpo, la piedra canalizará hacia él la energía cósmica, mientras que si los extremos apuntan hacia afuera, contribuirá a la eliminación de energías negativas.

Cuarzo Ahumado