040 – Esfena – Fluorita

0
6153
Cristaloterapia

040 – Esfena – Fluorita

ESFENA

Esfena

 “Titanita”

También llamada “Titanita”. Es traslúcida, de color amarillo, anaranjado, marrón, verdoso o con tonalidades negras.

Es constituyente habitual de muchas rocas eruptivas; los cristales grandes casi siempre son de tonalidades oscuras.

PROPIEDADES DE LA ESFENA

Esfena

Es afín a todos los chakras.

Su energía es básicamente renovadora, y ayuda a los cambios sin perder equilibrio.

Agiliza las transformaciones positivas.

También llamada Titanita esta gema de color amarillo anaranjado marrón y verde con tonalidades negras influye sobre todos los centros energéticos ayudando a la renovación y circulación de las corrientes propiciando cambios sin que se pierda armonía.

Se utiliza para abrir caminos.

Es afín a todos los signos zodiacales y a todos los chakras, aunque sus características lo hacen especialmente indicado en el cuarto chakra, fundamentalmente porque combina con la malaquita y porque su fuerza es básicamente renovadora.

Alienta las transformaciones positivas, ayuda a cambiar sin que se pierda el equilibrio.

Por eso se dice que es el cristal que más se adecua a los espíritus viajeros.

Esfena

FLUORITA

Fluorita
“Piedra de los Genios”

Compacta, se viste de cuatro colores principales: blanco, dorado, índigo y azul cobalto. También existe de tonalidades entre amarillo limón y púrpura profundo, rosadas, verdes o incoloras.

Con una estructura molecular compuesta de átomos de fluor y calcio, con vestigios de otros minerales que le aportan sus distintas tonalidades, la fluorita presenta la particularidad de que sus distintas formas de cristalización no condicen con los parámetros de temperaturas y presiones reinantes en las eras geológicas de su formación determinadas con suficiente precisión por las ubicaciones y profundidades a que se encuentran sus yacimientos.

Esta curiosa característica, muy poco frecuente en la Gea mundial, ha hecho afirmar a varios autores que en realidad su origen no es terrestre, sino que ha sido legada a la humanidad por los armonizadores universales, para ayudarla en su arduo camino hacia la evolución final.

Llamada “Piedra de los Genios”, frecuentemente forma una doble pirámide llamada octahedra. Este corte es sin dudas, el más sanador hasta el punto que aumenta nuestra corriente cerebral. Ambos hemisferios cerebrales son estimulados para trabajar juntos.

En su aspecto morfológico, se manifiesta en 4 cristalizaciones diferentes: Amorfa, en drusas, en octahedros y en pirámides.

Esta piedra es irreemplazable porque nos fue dada para profundizar el intelecto y agrandar nuestra conciencia.

Ninguna de estas formaciones es superior a otra, pero sí cada una de ellas desempeña en gemoterapia una función distinta.

Se la encuentra en Bavaria, Austria, Suiza, Inglaterra, España, EE.UU, Namibia y Argentina.

PROPIEDADES DE LA FLUORITA

Fluorita

Es fácil distinguir que sus cuatro colores principales corresponde a los chakras superiores, o sea, al triángulo energético supremo y a los planos más elevados de la conciencia.

En el área de la meditación es la piedra del tercer ojo. Permite acceder a los niveles más elevados de la mente por la intensidad de sus vibraciones.

Puede abrir las puertas de captación, convirtiendo la meditación en una experiencia casi mística, permitiéndonos una comprensión profunda de los misterios herméticos.

Favorece la creación dentro de un Yo interno en paz, nos permite discernir lo importante de lo supérfluo.

Muchos expertos dicen que es un elemento dejado en la Tierra por las culturas superiores, para que los humanos puedan alcanzar otras dimensiones.

En el plano físico se la utliza para dolencias de tipo cerebral y neurosis, psicopatías, dada la conexión de sus vibraciones con el sistema neuronal.

La azul es para obtener calma y paz interior.

La verde y púrpura, para bucear en las profundidades del espíritu, ideal para aplicar en los chakras superiores y sobre el sexto centro. Simboliza el desapego físico, el fervor de una mente consagrada al logro de concesiones superiores.

El color índigo induce a la persona a aplicar su intelecto a los logros tecnológicos en pro del desarrollo colectivo.

La transparente ayuda a la ordenación, integración y sensación de formar un todo feliz.

La rosada y ambarina, sintonizan con los chakras cardíaco y umbilical.

Ofrece conocimiento y mística a quienes deseen introducirse en la sabiduría y verdad cósmica, a través del tercer ojo.

Imprescindible por sus cualidades en la meditación.

Efecto equilibrante entre lo negativo y positivo, creando sensaciones de serenidad en el entorno de las personas.

Se dice que fue sembrada en la Tierra por seres extraterrestres.

Afín a la amatista por sus poderes de trasmutación. Su vibración sanadora es muy potente, trabajando con éxitos en cuadros cerebrales como delirio de persecución, irritabilidades, neurosis, epilepsia y mal de Parkinson.

En la tonalidad verde, calma y relaja situaciones difíciles.

Pocas son las piedras que, como ella, contribuyen a la creación de un estado interno de paz y silencio en el que todo se inmoviliza y el tiempo parece detenerse. También las hay en tonalidades verde amarillo, rojo oscuro, rosadas y cristalinas. Perfecta para los chakras frontal y plexo solar.

Fluorita

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí