MEDITAR EN EL CAMINO – ( CALATA DHYARANA )

 

En las prácticas de meditación, sobre todo en uso entre los monjes itinerantes, existe una especial que se realiza en el camino, en movimiento, basada en la forma de tocar la tierra al caminar.

Se dice que es imposible oír los pasos de un monje que está meditando en su caminar, porque se vuelve muy ligero, llegando a roza apenas el suelo, sin tocarlo.

Realización

1 – Situar las manos por detrás de la espalda, sujetando la muñeca izquierda con la derecha y con la mano izquierda en jnana mudra.

2 – Mantener los ojos apenas entrecerrados, para que haya una presencia de luz.

3 – Caminar lentamente, observando vuestros pasos con atención,

4 – Percibir la tierra con vuestros pies, sentir el contacto con este elemento.

5 – Observaréis cómo se apoya el pie para buscar el contacto con el suelo.

6 – Sentiréis primero la punta, luego el centro y por último el talón.

7 – Caminar lentamente y no penséis en nada más que vuestros pasos hasta convertiros vosotros mismos en vuestros propios pasos.

Notaréis entonces una inmensa ligereza en el cuerpo y en la mente.

Alcanzaréis la sensación de no tocar ya el suelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí