Descubrir mi mundo interior

Cuando hablamos de los pasos para desintoxicarse, lo hacemos en base a que nuestro cuerpo está naturalmente equipado con un proceso propio de desintoxicación que es autosuficiente. Pero el exceso de azúcar, cafeína, alimentos procesados, flúor, vacunas, productos farmacéuticos, pesticidas, cosméticos, dioxinas, estrés y muy poco ejercicio, pueden ralentizar la función de desintoxicación natural del cuerpo. A causa de esto, luego nuestro cuerpo no puede limpiarse solo cuando se enfrenta a un número creciente de sustancias nocivas y tóxicas que existen en nuestro medio ambiente .

Mejorar nuestras vías de desintoxicación, es la respuesta para evitar que nuestro cuerpo se convierta en una mezcla de desechos tóxicos. 

¿Cómo saber si necesitamos una desintoxicación?

Podemos saber si sufrimos una sobrecarga tóxica si experimentamos fatiga, disminución de la memoria, dificultad para concentrarnos, alergias e infecciones, irritabilidad, ansiedad y depresión, dificultad para aumentar y perder peso, dolor o debilidad muscular y articular, erupciones cutáneas y brotes, infecciones recurrentes por hongos y levaduras, estreñimiento, diarrea, distensión abdominal e indigestión.

La mayoría de las personas informan una gran mejora en sus síntomas después de una desintoxicación como la que aquí te presentamos. Al principio, puedes sentirte un poco confundido debido a las toxinas que se liberan. Sin embargo, cuando lo consigas, comenzarás a sentirte más atento, lleno de energía y lleno de vitalidad.

Una desintoxicación completa se logra optimizando el estado nutricional y la capacidad de desintoxicación. Una vez hecho esto, comenzarás a movilizar y unir los metales en tu cuerpo y excretarlos a través de su orina, bilis, heces y sudor.

4 pasos para desintoxicarse 

1. Comienza bien tu día, con el primero de los pasos para desintoxicarse

A primera hora de la mañana, bebe un limón exprimido en un vaso grande de agua tibia filtrada. El agua de limón activa nuestro hígado para liberar toxinas y ayuda a limpiar y mover los restos que quedan en los intestinos.

Todos sabemos que nos deshacemos de la mayoría de nuestros desechos a través de nuestros intestinos. Si el sistema digestivo no funciona correctamente, no podrás eliminar los desechos y las toxinas no deseadas de una manera adecuada. Nuestro cuerpo vacía muchas toxinas en nuestros excrementos, pero si se quedan demasiado tiempo en el intestino (es decir, si está estreñido), puede reabsorberse y volver a pasar por nuestros sistemas de desintoxicación, lo que aumenta la carga de trabajo y lo hace menos efectivo.

Además, un crecimiento excesivo de ciertos tipos incorrectos de bacterias u hongos en el intestino, provocará que las toxinas dañinas ingresen a nuestro cuerpo, aumentando así la carga tóxica. Si padeces problemas digestivos, no solo es tu estado nutricional y tu comodidad lo que puede verse perjudicado; la mala salud intestinal también afecta la capacidad de desintoxicación de nuestro cuerpo.

Optimiza siempre tu función intestinal en primer lugar. Elimina los alérgenos alimentarios comunes (lácteos, gluten, maíz, huevos, etc.), tomando probióticos y enzimas durante uno o dos meses antes de desintoxicarse.

Puedes tomar acidophilus o algún suplemento probiótico. Acidophilus es una de las muchas bacterias y levaduras “buenas” conocidas como probióticos. Los probióticos equilibran nuestras funciones intestinales, ayudando a descomponer los alimentos y controlar las bacterias “malas” que también están en nuestro sistema corporal, todo lo cual optimiza el proceso de desintoxicación. Siempre toma los probióticos con el estómago vacío.

2. Optimiza tus comidas, como segundo de los pasos para desintoxicarse

Usa grasas saludables (grasas omega-3, aceite de oliva y aceite de lino), aminoácidos (que aumentan la capacidad de desintoxicación de su hígado) y minerales, particularmente zinc y selenio (que ayudan a su cuerpo a desintoxicar metales).

El pigmento verde de las plantas, la clorofila, es estructuralmente similar a la hemoglobina en el cuerpo humano, el elemento que contiene hierro en la sangre. Aumenta la producción de glóbulos rojos y mejora la oxigenación, desintoxicación y circulación. Asegúrate de comer varias porciones de vegetales verdes frescos todos los días durante tu desintoxicación.

3. Mejora las vías de desintoxicación

Aquí es donde suceden las cosas realmente inteligentes. Tu sangre ingresa en el hígado llena de toxinas y bacterias y sale limpia. Eso si funciona correctamente. Los contaminantes no deseados se neutralizan en el hígado para que sean menos dañinos para el cuerpo mediante una serie de procesos químicos. Algunos de los productos químicos se reciclan y el resto se vierte en los excrementos en una sustancia llamada bilis. 

¡Tu hígado también es responsable de muchas otras funciones, incluidas la digestión de las grasas, el almacenamiento de las vitaminas y suministros de energía, y más!… Muchas de las recomendaciones que vienen a continuación, promueven el correcto funcionamiento del hígado al proporcionarle los nutrientes que utiliza para garantizar que los procesos químicos que describimos funcionen y que la producción de bilis se maximice, lo que acelera nuestro proceso de limpieza.

Cuando tus células funcionan bien y producen una energía adecuada, son unos motores de combustión bastante limpios, que producen menos basura. A medida que disminuye la función celular, comienzan a verter una gran cantidad de humo negro en forma de ácido láctico y otros subproductos inflamatorios. Esto cambia el pH en el líquido alrededor de las células, lo que estresa la circulación hacia y desde las células. Tenemos 100 billones de células, por lo que es una buena idea resolver este problema o prevenirlo. Un principio clave en los pasos para desintoxicarse es hacer menos basura celular en primer lugar.

Podemos tomar ácido fólico y vitaminas B12 y B6. Coma alimentos que contengan azufre, como brócoli, col, col rizada, rábano daikon, ajo, cebolla y huevos omega-3.

Pruebe este caldo súper limpiador y otras recetas como formas rápidas de despertar sus vías de desintoxicación.

Caldo de desintoxicación : Agrega tantos ingredientes como puedas en una olla grande de agua filtrada: acelgas, acelgas, col rizada, hojas de mostaza, repollo, diente de león, coles de Bruselas, rábano daikon, berros, algas, hongos shitake, cilantro, ajo , puerros, hinojo fresco, anís, jengibre fresco y cúrcuma. Hervir este caldo hasta que todos los ingredientes estén integrados. Pasa por el colador. Puedes hacer un lote grande y guardarlo en la nevera durante tres días.

Zumo de desintoxicación : Haz el siguiente zumo : zumo de aloe vera (que se puede encontrar en la mayoría de las tiendas naturistas), manzanas, espárragos, remolachas (incluidas las verduras), repollo, zanahoria y zanahoria, apio, pepinos y perejil. También puedes comprar zumo de vegetales en las tiendas, pero asegúrate de que no tenga sal o productos químicos añadidos.

4. Complementa la desintoxicación

Los suplementos de alginato de alta calidad de las algas, se unen al metal en el intestino. El selenio, el zinc, la n-acetilcisteína, el ácido lipoico, el cardo mariano y el ajo también son compatibles con los protocolos de desintoxicación.

Los suplementos de yodo y lecitina ayudan a aumentar la irrigación urinaria del fluoruro de sodio del cuerpo como fluoruro de calcio y ayudan a excretar fluoruros.

Las terapias de quelación también se recomiendan principalmente para la extracción de metales pesados. La quelación DMSA (ácido meso-2,3-dimercaptosuccínico) puede usarse para desintoxicar su cuerpo rápidamente y para eliminar metales pesados ​​tóxicos. Es particularmente eficaz para eliminar el plomo y el mercurio. Sin embargo, no recomiendo DMSA porque no es natural, es de origen sintético.

Para aquellos que quieran seguir la ruta natural:

  • Las tabletas de Chlorella son una excelente alternativa al DMSA y muy efectivas.
  • Tome un suplemento diario de 1 cucharada de aceite de semilla de lino, aceite de nuez o aceite de pescado de aguas profundas.
  • El té verde es un antioxidante fuerte y una excelente opción de bebida para su desintoxicación.
  • El diente de león y el cardo mariano protegen y restauran el hígado.
  • El jengibre es un limpiador intestinal y renal. Haz té de raíz de jengibre fresco durante tu desintoxicación.
  • Prueba un baño de hierbas revitalizante. Puede extraer toxinas al infundir el agua de su baño con eucalipto, gaulteria, menta, hinojo, canela y sales de epsom.
  • La terapia de la sauna también es muy efectiva, pero asegúrate de tomar los reemplazos de electrolitos y minerales adecuados para prevenir la deshidratación y la pérdida de minerales por el sudor.

Según la medicina china, el hígado es más activo en el proceso de desintoxicación durante la primavera. Sin embargo, la primavera puede ser el mejor momento para realizar estos cuatro pasos para desintoxicarse y limpiar nuestro cuerpo, aunque no tienes que esperar hasta la primavera para comenzar. La desintoxicación y limpieza es un programa de mantenimiento saludable para todas las estaciones del año.