Descubrir mi mundo interior

La escritura del alma, dependiendo de como se realice, puede ser como una práctica espiritual. Cuando conectamos con nuestro ser mas auténtico y transformamos nuestros sentimientos, sueños, visiones y fantasías en palabras escritas, sucede algo mágico y maravilloso. Al expresar las vivencias de nuestro mundo interno y de nuestro ser auténtico, nos alineamos con nosotros mismos y nos damos permiso para hablar. Cuando hacemos esto con amor y dejamos aparte el juicio, puede ser una experiencia liberadora y curativa.

Conectarse con nuestra parte mas creativa también puede desbloquear partes de nuestra vida. Yo, personalmente, la llamo la escritura del alma. Algunas de estas herramientas creativas, nos pueden ayudar a lidiar con el aislamiento y con los cambios repentinos que la crisis del COVID-19 nos ha traído.

La conexión

Todos tenemos una voz interior esperando y queriendo ser escuchada. El enfoque de La escritura del alma es una forma muy poderosa de liberar nuestra sabiduría y creatividad. Todo lo que necesitamos hacer es encontrar un lugar tranquilo durante media hora. Comenzaremos entrando en un estado de quietud interior. Esto nos ayudará a eludir nuestros miedos. Para hacer esto, trae toda tu conciencia a la respiración. Luego, siéntate tranquilamente, toma tu pluma y escribe todo lo que se te ocurra.

Es importante no juzgar lo que escribes. Hemmingway, el famoso escritor estadounidense, dijo una vez “el primer borrador de todo es una mierda”. No necesita que sea bueno. Solo necesita que sea verdad, la verdad de la voz de tu alma. Muchas personas que utilizan la escritura del alma, cuando leen lo que la voz de su alma tiene que decirles, tienen una sensación de liberación. Así que desde Shurya animamos a todos a probar este método, leer tus palabras en voz alta y escuchar con un corazón abierto la vibración de tu verdad.

Aquí te ponemos cinco consejos y algunas sugerencias sobre la escritura que los principiantes y escritores experimentados pueden probar en casa:

1. Crea un espacio tranquilo en tu hogar donde pueda escribir .

Trata este espacio con reverencia. Puedes agregar ciertos elementos que te hagan sentir mas cómodo, como un cristal, una planta o una vela y así hacerlo un poco más sagrado. Antiguamente la escritura solía ser un arte sagrado. Escribir desde nuestro ser más profundo es siempre un acto sagrado. 

2. Crea una sensación de seguridad en el interior .

El mayor obstáculo que existe en la escritura del alma es el miedo, por lo que a algunas personas les resulta particularmente difícil escribir. Una forma de evitar este miedo es imaginar un lugar seguro dentro de nosotros. Para hacer esto, ve a tu espacio, pon unos aceites esenciales o una vela para crear una sensación de reverencia. Luego cierra los ojos e imagina un lugar donde te sientas muy, muy seguro. Puede ser un lugar real en el que has estado de vacaciones, un lugar al que fuiste de niño, o tal vez puedas imaginar un lugar con una seguridad infinita. Respira en este espacio imaginario y relájate. Conéctate a este lugar con todos tus sentidos. Luego toma tu pluma y describe el entorno. Vuelve allí regularmente y escribe desde este espacio. Escribe lo que se te ocurra.

3. La magia ocurre en la página.

La clave para la escritura del alma es no pensar demasiado en lo que vas a escribir antes de comenzar. Simplemente escribe tus sentimientos si eso es todo lo que te viene. En tiempos de crisis, esta es una herramienta poderosa para mantenerse presente. A continuación hay algunas instrucciones de escritura para comenzar. Escribe estas aperturas de oraciones y continúalas. No te preocupes por la puntuación o la gramática. Solo escribe lo que se te ocurra. Podrías sorprenderte a ti mismo.

  1. Mi lugar mas feliz es …
  2. La voz de mi alma dice …
  3. Soy más feliz cuando …
  4. La última vez que me sentí realmente feliz fue …

4. La práctica hace la confianza.

Intenta regresar a este espacio interior y exterior varias veces a la semana y familiarizate con tu libro. No realices apuntes a la perfección, ni siquiera edites lo que escribes. Solo escribe y léelo para escuchar lo que tu alma quiere decirte. Crear una rutina es realmente útil en estos tiempos de crisis e incertidumbre, por lo que esta práctica, realizada regularmente, puede beneficiarte más allá de lo que escribes.

5. El sentido de la maravilla.

Nuestro pozo de creatividad necesita ser llenado de alguna manera. Te invito a que salgas de tu forma de ver las cosas con un ejercicio diario: intenta ver durante un rato el mundo con los ojos de un niño, o imagina que eres un extraterrestre que nunca antes ha visitado la Tierra. Intenta mirar la vida a través de esos ojos, experimentando el mundo de nuevo, como si nunca lo hubieses visto.

Lo más importante de todo, sé amable contigo mismo. Ser creativo se trata de experimentar y jugar. A los niños no les importa el resultado de su juego. Si puedes entrar en este espíritu de aventura, ¡Podrías descubrir partes de ti mismo que te sorprenderán y te deleitarán!