Ábrete a la vida, pues con cada paso que tu das, la vida se abre ante ti, llenándose de gozo, en cada uno de tus tímidos y dulces pasos.