Descubrir mi mundo interior

Automasaje en los pies para calmar el estrés

Este es un tip muy sencillo de llevar a cabo y es ideal para aquellas personas que pasan gran cantidad de tiempo sentadas.

La planta del pie es una área rica en conexiones con nuestro sistema nervioso, de allí su alto nivel de excitabilidad que se traduce en una gran sensibilidad a las cosquillas, por ejemplo. Desde hace muchos años, nuestros pies son usados por la reflexología como zonas fundamentales para lograr el reequilibrio de cuerpo y mente. Sin llegar a las profundidades de la reflexología, podemos aprovechar esta característica para bajar los decibeles de nuestra tensión y relajarnos sin gran esfuerzo.

¿De qué manera? Sencillo.
Nos conseguimos una pelota de tenis. De hecho, las pelotas de tenis que suelen descartar los jugadores son ideales porque ya están un poquito blandas de tanto traqueteo.
Nos descalzamos y colocamos la pelota debajo de la planta de un pie. A partir de allí, jugamos libremente con los movimientos y la presión sobre la pelota. Vamos variando la intensidad de la presión y tratamos de cubrir toda la superficie de la planta del pie con los masajitos.
La pasaremos luego al otro pie para seguir con el automasaje. De esta manera iremos alternando un pie y otro.
A los pocos minutos percibiremos una sensación placentera de relajación que nace en nuestros pies y comienza a ascender por nuestras piernas. Si persistimos con el automasaje, en cuestión de cinco a diez minutos la relajación habrá cubierto todo nuestro cuerpo.

Como técnica es muy fácil de realizar y la podemos hacer aún cuando estemos mirando televisión o leyendo un libro. Incluso, si existe la posibilidad, hasta se podría implementar en nuestro lugar de trabajo.

Fuente: Relax total blogspot