Descubrir mi mundo interior

La planta de aloe vera es una planta suculenta que almacena agua en sus hojas en forma de gel. Este gel es altamente hidratante y es ideal para quemaduras solares, picaduras de insectos, cortes o heridas menores y otros problemas de la piel. Sin embargo, muchos productos de aloe vera comprados en la tienda contienen aditivos potencialmente dañinos como colorantes.

En este artículo explicamos cómo hacer gel de aloe vera fácilmente usando hojas frescas de aloe vera.

Esto es lo que necesitas

El gel de aloe vera es fácil de preparar usando las hojas de una planta de aloe vera que tengas en casa, que compres en una tienda o en el mercado de agricultores.

Para hacer gel de aloe vera, necesitas:

  • una hoja de aloe vera
  • un cuchillo o pelador de verduras
  • una cuchara pequeña
  • una licuadora
  • un recipiente hermético para almacenamiento
  • vitamina C en polvo y / o vitamina E (opcional)

Es mejor usar solo una o dos hojas a la vez, ya que el gel solo dura aproximadamente 1 semana sin conservantes adicionales. Si planeas mantenerlo por más tiempo, debes congelarlo o agregar un conservante en forma de vitamina C o E. en polvo.

Instrucciones

Una vez que haya reunido todos los materiales que necesitas, solo te tomará aproximadamente 30 minutos hacer su gel de aloe vera.

1. Prepara las hojas de aloe

Para usar una hoja fresca de aloe de una planta, primero corta una de las hojas exteriores de la base de la planta. También puede usar una hoja comprada en una tienda.

Lávela bien, eliminando cualquier tipo de suciedad, y luego ponlo en posición vertical en una taza o tazón durante 10-15 minutos. Esto permite que la resina teñida de amarillo se drene de la hoja. La resina contiene látex, que puede irritar la piel, por lo que es importante completar este paso.

Después de que la resina se haya drenado por completo, lava los restos de la hoja y retira la piel gruesa con un cuchillo pequeño o un pelador de verduras.

2. Hacer el gel

Una vez que se hayas pelado la hoja, verás el gel de aloe vera natural. Con una cuchara pequeña, mételo en la licuadora. Tenga cuidado de no incluir ningún pedazo de la piel de aloe vera.

Mezcla el gel hasta que esté espumoso y licuado, lo que solo debería tomar unos segundos. En este punto, su gel está listo para usar. Sin embargo, si planeas mantenerlo durante más de 1 semana, debes agregar conservantes.

3. Agregar conservantes (opcional)

Las vitaminas C y E son excelentes conservantes que pueden extender en gran medida la vida útil de tu gel de aloe vera. Aunque el gel contiene naturalmente algunas de estas vitaminas, no es suficiente para conservar el gel durante más de 1 semana. Aún así, puedes agregar más de una o ambas de estas vitaminas para extender la vida útil de su gel. Además, ambos contienen propiedades antioxidantes y antienvejecimiento, por lo que estas adiciones pueden ayudar a aumentar el poder de protección de la piel de tu gel de aloe vera.

Por cada 1/4 taza (60 ml) de gel de aloe vera que prepare, agregue 500 mg de vitamina C en polvo o 400 unidades internacionales (UI) de vitamina E en polvo, o ambas.

Simplemente agregue las vitaminas en polvo directamente a la licuadora y mezcle el gel una vez más hasta que los aditivos estén completamente incorporados.

Como almacenarlo

El Gel de aloe vera preparado sin vitamina C añadida, o E, se puede almacenar en el refrigerador en un recipiente hermético hasta por 1 semana. Sin embargo, agregar una o ambas vitaminas aumenta significativamente la vida útil hasta 2 meses en el refrigerador.

Además, puedes congelar el gel de aloe en pequeños lotes, por ejemplo, en una bandeja de cubitos de hielo, para tener pequeñas cantidades listas. El gel de aloe congelado se puede almacenar en el congelador hasta por 6 meses.

Cómo usar el gel de aloe vera

El gel de aloe vera se puede aplicar directamente a la piel para abordar las necesidades inmediatas de cuidado de la piel, como las quemaduras solares, cortes menores e irritación de la piel.

Es un excelente humectante para la cara y las manos y puede proporcionar una barrera antibacteriana protectora para heridas menores.

Además, tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a proteger su piel de los efectos dañinos de la exposición excesiva al sol. Por lo tanto, se usa comúnmente para proporcionar alivio de las quemaduras solares.

El gel de aloe vera es rico en polisacáridos únicos, que son largas cadenas de azúcares naturales que los investigadores creen que le dan al aloe sus muchas propiedades curativas para la piel.

Además, es rico en varias vitaminas y minerales, incluidas las vitaminas A, C y E, que pueden ayudar a promover la cicatrización de heridas y una piel sana.

Resumen

El gel de aloe vera es un excelente humectante para la piel y puede ayudar a sanar y prevenir daños en la piel.

aloe vera

Las variedades caseras son una alternativa saludable a los productos comprados en la tienda, que pueden contener aditivos dañinos.

Es fácil hacer este gel nutritivo para la piel en casa usando hojas frescas de aloe, una licuadora y un cuchillo o pelador de vegetales.