Descubrir mi mundo interior

El fracasar también es Importante

El fracaso es algo que casi todo el mundo rechaza como si fuera algo negativo, pero en el camino del éxito hay muchos fracasos. Si no has fracasado nunca posiblemente es que no lo hayas intentado. Fracasar forma parte del aprendizaje de toda persona. Aprender a asumir los fracasos y obtener algo positivo de ellos es algo que todos deberíamos hacer de pequeños.

De hecho lo hacemos, la gran mayoría de niños, por ejemplo, aprenden a andar mientras se caen muchas veces, se levantan todas y cada una de ellas y aprenden algo de sus caídas. Puede que aprendan a caer mejor, pero llega un día en que entienden cómo hay que andar sin caerse, en el que todas las caídas les han enseñado algo y en el que por fin, tienen la técnica y la experiencia suficiente como para andar sin caerse.

El éxito puede ser la suma de muchos fracasos, por ello luchar por tus sueños implica necesariamente aceptar tus fracasos. Pero no solo se trata de aceptar fracasos sino de aprender de ellos. Te recomiendo no desfallecer al primer contratiempo y aprender de tus fracasos.

Hoy os traigo una serie de frases motivadoras para entender mejor qué significa el fracaso, sin fracasos no hay éxito. Insisto una vez más en que intentar algo significa equivocarse, cometer errores, y que cuando los cometemos debemos dejar de lado el orgullo y obtener algún aprendizaje de nuestros errores.

FRASES CÉLEBRES SOBRE EL FRACASO

Cualquiera que no esté cometiendo errores es que no está intentándolo lo suficiente. Wess Roberts

Lo he dicho antes sin pretender plagiar a nadie, si no cometes errores es que no lo estás intentando. Aprender algo significa equivocarse y cuando uno se equivoca aprende de los errores. No tiene sentido equivocarse si no somos capaces de obtener un aprendizaje que mejorará nuestras posibilidades de éxito.

El éxito es la habilidad de ir de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo. Winston Churchill

Cuando fracasamos no podemos tirar la toalla, no podemos rendirnos. A menudo lo intentamos con todas nuestras fuerzas pero solo obtenemos equivocaciones, errores y fracasos. Eso no significa que no lo vayamos a conseguir, hemos eliminado un fracaso más de la lista. Para llegar al punto del éxito es necesario eliminar todos los errores, por ello a veces nos encontramos cometiendo uno tras otro. Saber lo que no hay que hacer también es importante así que si te encuentras en una situación posterior a un fracaso no te sientas como un perdedor. Los perdedores ni siquiera lo intentan. Sólo los ganadores lo intentan y se equivocan, de sus errores aprenden algo y con lo aprendido obtienen nuevas fuerzas para seguir intentándolo.

El entusiasmo es algo que no se puede dejar de lado, no te olvides de luchar por tus sueños con ilusión, con entusiasmo. Si algún día pierdes el entusiasmo dejarás de estar motivado para conseguir tus sueños. Será el momento de decidir si realmente ese sueño era importante. Todos podemos cambiar de objetivo. Si cambias que sea porque lo necesitas no porque estás harto de fracasar. Cada fracaso te deja más cerca del éxito.

No sabemos cuántas veces tenemos que equivocarnos antes de conseguir lo que queremos, ni a cuántas puertas tendremos que llamar, pero cada vez que se cierra una no pierdas el tiempo mirándola o tratando de abrirla de nuevo, mira más allá, seguro que ves nuevas puertas a las que llamar para que se abran.

Es duro fracasar, pero es todavía peor no haber intentado nunca triunfar. –Theodore Roosvelt

Estoy totalmente de acuerdo con esta frase. Nadie puede triunfar sin intentarlo. Si alguien consigue algo que no buscaba no puede decir que esté triunfando, simplemente es algo que le ha pasado. Los éxitos son luchas que se pelean mucho, cuanto más lo hayas peleado mejor sabrá la victoria. No hay victoria sin lucha, por tanto no dejes de intentarlo nunca.

No hay nada peor que no tener sueños, que sentir que tu vida nunca puede mejorar, que tú eres el que eres y que no vas a poder cambiar nunca. Eso solo puede dar lugar a una vida mediocre.

Si me dices que tú no luchas por nada ya que está totalmente conforme a lo que tienes y que tu felicidad está con todo lo que tienes ahora, tu sueño o tu meta entonces es mantener todo lo que tienes. Conseguir ser mejor persona cada día. Siempre hay algo que mejorar, aunque no podemos ser infelices pensando en lo que no tenemos, intentar mejorar es algo positivo.

Vivir la vida como si fuera el último día, eso es una meta en si misma. Irse a dormir pensando que si no vuelves a despertarte el día que has vivido, que habrá sido el último de tu vida, ha sido tal como tú lo querías.

Si vives con esa sensación felicidades. Ahora toca luchar porque eso no desaparezca, para que la sensación de satisfacción sea continua y permanente.

Aunque como la vida evoluciona y va pasando es posible que te encuentres con nuevos fracasos. Recuerda que fracasar es algo que solo pasa si lo estás intentando, si no lo intentas no solo no fracasarás sino que no conseguirás.

Aprender de los errores es algo básico, que como decía todos aprendemos de niños pero que a medida que nos hacemos mayores dejamos de poner en práctica. Sentimos que ya somos adultos, personas hechas, y que por tanto no podemos mejorar ni cambiar. El esto es lo que hay no es una solución ni una respuesta de éxito. Aceptarnos sí, pero intentar mejorar en lo que somos o lo que hacemos es importante para mantener lo que tenemos.

La perfección no existe, sin embargo, podemos luchar por ser mejores y vivir más de acuerdo con nuestros gustos e intereses. Vive tu vida, no pierdas ni un minuto dedicándote a hacer las cosas que quieren los demás que hagas. La vida es tuya y solo la puedes vivir a través de ti mismo.

Veíamos en el artículo de ayer que fracasar forma parte del éxito, que es imprescindible saber asumir los propios fracasos y que sin ellos no podremos aprender. Si llegamos al éxito sin haber fracasado es posible que no terminemos de entender cuál ha sido la clave de nuestro éxito y que por tanto no sepamos mantenerlo.

Muchas veces hacemos las cosas sin saber cómo se hacen, no podemos aprender de otra manera sino probando y es con este sistema de prueba error que aprendemos y que somos capaces de sacar conclusiones. Eso lo usamos para lograr nuestros objetivos, para no desfallecer con los errores que cometemos. El camino hacia el éxito es duro y cuando nos equivocamos y tenemos que volver a empezar parece que el objetivo está cada vez más lejos. Pero eso no es así. No siempre tenemos que volver a empezar de cero cuando nos equivocamos, por lo menos tenemos una experiencia y un conocimiento de lo que no hay que hacer. Así podremos evitar cometer los mismos errores.

El camino del éxito y de la consecución de los sueños está plagado de errores casi siempre. Pero requiere muchas otras cosas a parte de entender y aceptar el fracaso. La motivación solo la puedes poner tú.

Con las frases anteriores aprendemos muchas cosas y nos sirven de reflexión para continuar hablando sobre este tema. A mí me gusta escribir las frases en un papel y colgarlas en el tablero de corcho que tengo en la pared frente a la que escribo. Las voy cambiando a menudo de forma que van penetrando en mi subconsciente y las recuerdo cuando me hacen falta. Me gusta escribirlas en estilos distintos, con tipografías, letras de colores, recortes de prensa, fotografías… Cada vez que descubro una nueva pienso cómo podía plasmarla en mi álbum de frases motivadoras.

Las guardo todas en una carpeta, dentro de una funda de plástico y cuando me apetece cambiar la que tengo busco otra que me motive lo suficiente como para tenerla unos cuantos días colgada frente a mí.

Algunas de las frases que siguen las he tenido muchos días para verlas cuando levanto la vista del ordenador, ya forman parte de mi manera de pensar. Me gustaría que pronto pudieran formar parte de la vuestra.

Sólo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos. Robert F. Kennedy

Para conseguir algo no solo hay que intentarlo sino que hay que seguir intentándolo cuando nos equivocamos. Es la única forma de conseguir algo. Fracasar no es el final, es el principio, como dice la frase siguiente. Vaya, veo que las tengo muy, muy integradas en mi modo de pensar.

Que estemos fracasando en algo no implica que no lo vayamos a conseguir, todavía. Es solo que de esta forma no va a ser posible. De modo que podemos aprender algo sobre ese fracaso y aplicarlo a la lucha particular que llevamos a cabo. Aspirar a ser mejor en algo siempre es lícito, creo que jamás dejamos de aprender. Por tanto los fracasos, por sonados que sea, como dijo Kennedy llega un momento en que terminan convirtiéndose en éxitos si lo seguimos intentando.

El fracaso es solo la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente. Henry Ford

Lo he dicho en el punto anterior, cuando nos equivocamos tenemos la oportunidad de empezar otra vez, no desde cero, sino con algo aprendido que antes no sabíamos. Si algo funciona no lo cambies, pero si estás intentando algo y no lo consigues tendrás que cambiar la forma de intentarlo. Eso es así. No queda otra. Aunque sean leves mejoras, la técnica o el proceso tiene que cambiar ya que si funcionara no estaríamos hablando de fracaso.

También es importante fracasar puesto que aprendemos de los errores y sabemos más cosas sobre nuestro sueño. No solo tenemos que saber lo que funciona sino lo que no funciona. Además durante todo el proceso que hemos seguido antes del fracaso no necesariamente tenemos que haber fracasado. Que alguien nos diga que no a un proyecto no significa que el proyecto no sea válido y que tengamos que deshacer todo lo que hemos hecho.

Simplemente puede que no hayamos dado con la persona adecuada o que no sepamos vender el proyecto, el fracaso en este caso es del proceso de venta, de la comunicación de la idea no de la idea en sí. De este modo si somos reflexivos y nos damos cuenta del error lo podemos subsanar y empezar de nuevo de forma más efectiva e inteligente. Henry Ford cambió el modo de fabricación de los coches para lograr eficiencia máxima.

El fracaso vence a los perdedores, el fracaso inspira a los ganadores. Robert T. Kiyosaki

Esta frase viene a resumir un poco lo que os he contado en este par de artículos, que dividimos para que no sean tan largos. El fracaso si te vence te convierte en un fracasado. Si lo vences tú a él te convierte a alguien que está en el camino del éxito, si los usas para aprender y para mejorar lo que estás haciendo ya habrás ganado algo. Como hemos dicho: experiencia sobre todo.

La experiencia es aquello que nos enseña cómo hay que hacer las cosas. Cuando hacemos algo que nadie ha hecho primero o que no nos han contado cómo hacer tenemos que descubrir nosotros mismos el camino y aprender de nuestros errores. Por tanto los perdedores son los que se dan por vencidos después de un fracaso. Los ganadores los que siguen intentándolo, después de varios fracasos llegará el éxito. Si no estaba donde acabas de mirar ves corriendo, sin perder tiempo, a mirar en otra parte. Y sobre todo aprende de tus errores para que el camino hacia la victoria esté cada día un poco más cerca.

Fuente: Buscándome