Descubrir mi mundo interior

El poder de la gratitud y el aprecio, es probablemente la realización más poderosa para el despertar . ¿Qué podría ser más importante que darse cuenta de que no somos víctimas de las circunstancias?. Estas van a crear, literalmente, su realidad personal con sus propios pensamientos, creencias, y más…. absolutamente sin excepción.

El aprecio y la gratitud allanan el camino para la abundancia

Si no supieras nada sobre La Ley de la Atracción, si no conocieras ninguno de los principios de la Creación Deliberada y simplemente utilizases esta práctica, que expresa regularmente gratitud, estarías muy por delante en este juego. El resultado final es que, al observar regularmente las cosas que nos gustan y tenemos en nuestra vida, y expresar nuestro aprecio y gratitud por ello, atrae más de lo mismo a nuestra vida.

Lo contrario de esta práctica es el hábito insidioso de darse cuenta rutinariamente, de lo que no nos gusta. Este es un hábito muy común. La mayoría de las personas parecen tener una manía habitual de darse cuenta y quejarse de las cosas que ven a su alrededor y que no les gustan. Y lamentablemente, la mayoría de ellos desconocen por completo lo que están haciendo y que malicioso es esto.

Si sabes algo sobre La Ley de la Atracción, entonces sabes que atraes aquello que piensas y prestas atención. Y es por eso que hay poder en la gratitud y en el aprecio. No porque Dios quiera o necesite que aprecies sus creaciones y no porque la gratitud sea “buena”. Simplemente porque la gratitud y el aprecio te hacen concentrarte en lo que te gusta. Y a lo que más le prestes atención, lo más probable que es lo que atraigas a tu vida. Es así de simple. Así funciona la Ley de la Atracción. Si todo lo que hicieras fuera buscar cosas para apreciar, vivirías una vida alegre y espectacular. 

¡Conviértete en una persona que aprecia y prosperarás!

Abraham Hicks

Y esta no es la única razón por la cual la gratitud es una práctica de creación deliberada tan poderosa. No es solo una cuestión de dónde estás poniendo la atención y de en qué estás pensando.

La emoción amplifica la atracción

También es la fuerza del como prestar atención a la emoción asociada a lo que estás pensando. La emoción asociada con un pensamiento que amplifica enormemente el poder de la atracción. La emoción de apreciación y gratitud es una emoción positiva muy fuerte. Es por eso que la gratitud es tan poderosa: te hace expresar una fuerte emoción positiva mientras te enfocas en lo que te gusta.

Aprender a concentrarte en lo que te gusta en lugar de lo que no te gusta

Uno de los beneficios de una práctica regular de gratitud, además de lo que ya he mencionado, es que puede ayudarte a eliminar cualquier tendencia que tengas a concentrarte en lo que no te gusta. Cuando haces un esfuerzo regular, deliberado y consciente para observar las cosas que te gustan que rodean a tu propia vida o a la vida de otras personas, estás dejando menos tiempo para concentrarte en lo que no te gusta. Por cierto, en lo que eliges centrarte, es uno de los principios clave de creación deliberada.

Además de desviar su atención hacia objetivos más productivos, una vez que tengas el hábito de darte cuenta de lo que te gusta y te familiarices con el buen sentimiento de aprecio, cuando incoscientemente comiences a prestar atención a algo que no te gusta y comiences a quejarte, se destacará como un dolor. ¿Por qué?. Porque el sentimiento que tienes cuando te enfocas en lo que no te gusta, es muy diferente a los buenos sentimientos asociados con el estado de apreciación. Cuando estás prestando atención a algo que no te gusta (y quizás quejándote, gimiendo y quejándote), no te sientes bien. Esto te permite concentrarte en lo que te gusta, al notar cómo te sientes.

Cuando sientes esos sentimientos negativos y te das cuenta de que te estás quejando, puedes detenerte de inmediato e incluso mejor, expresar tu gratitud por otra cosa. De esta manera, puedes reprogramarte para no prestar atención a lo que no te gusta. Esto es muy importante, porque lo que sea en lo que te concentres, aumenta la probabilidad de experimentarse. Si prestas mucha atención a lo que no te gusta, entonces estás aumentando las posibilidades de que obtengas más de lo que no te gusta.

La triste realidad es que la mayoría de las veces, las personas simplemente estamos bloqueando la manifestación de nuestos verdaderos deseos a través de los hábitos de pensamiento mal creados. La práctica de notar y expresar regularmente aprecio por las cosas buenas de la vida, es un paso en la dirección correcta.

Construyendo una práctica de gratitud

Dedica un tiempo de forma regular, en el que puedas buscar deliberadamente cosas por las que expresar gratitud. No tienen que ser grandes cosas. De hecho, son todas las pequeñas cosas, las que conforman el tejido de tu vida.

No subestimes cómo todas las pequeñas cosas contribuyen a tu felicidad. Puedes hacer tus sesiones de agradecimiento en cualquier momento que tengas unos minutos libres, y puedes hacerlo en cualquier lugar, solamente agradeciendo con tu propia mente. Pero, por supuesto, si lo dices en voz alta, le agregas mucha energía y poder, por lo que es preferible. Algunos lugares que he encontrado en los que puedo expresar la gratitud (o intenciones, deseos, esperanzas y sueños) al universo, son cuando conduzco solo en mi automóvil y también en mis paseos nocturnos bajo las estrellas. Puedes pensar en algunas otras ideas.

La actitud de gratitud es una poderosa herramienta de creación deliberada en la que cada uno, somos nuestro propio maestro creador.