Descubrir mi mundo interior

Mercurio y Venus, dos mundos hostiles con destinos muy diferentes, uno está vivo,  repleto de poderosas fuerzas de la naturaleza, el otro, es un cadáver planetario, labrado por millones de impactos a gran velocidad, ambos nos demuestran la peor cara de los planetas en los que algo salió mal, Mercurio y Venus, los planetas interiores.

EL UNIVERSO – LOS PLANETAS INTERIORES, MERCURIO Y VENUS

Junto a la Tierra y Marte, Mercurio y Venus, componen el sistema solar interior, Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno, los planetas gaseosos más alejados del sol, son los planetas exteriores del sistema solar.

A lo largo de 4.000 millones de años, los planetas interiores han recogido tantos restos interestelares, que se han convertido en cuerpos sólidos.

¿Por qué estudiamos los planetas? ¿Por qué nos preocupamos de la astronomía? Algún día tendremos que dejar el planeta Tierra si queremos sobrevivir como especie a muy largo plazo, y necesitamos saber que hay ahí fuera, y cuál es la naturaleza del Universo.

Estudiamos mundos  en los que todo es exótico, pero los procesos físicos y químicos básicos, son los mismos que rigen aquí en la Tierra, nos separan millones de kilómetros de nuestros vecinos rocosos, pero una visita a Venus y Mercurio, nos muestra un ADN común.

Venus y Mercurio, podemos observar estos lugares como mundos con una historia propia, para luego contextualizar la historia de nuestro propio planeta, Venus es el 6º mayor planeta del sistema solar, en su punto más próximo está a 42 millones de kilómetros de la Tierra, un año venusiano equivale a 225 días terrestres, y si usted pesa 67 kilos en la Tierra, pesaría 61 en Venus.

Venus, cuando los antiguos romanos miraban al Cielo, se sentían cautivados por su imponente presencia, bautizaron el planeta con el nombre de su Diosa del amor y la belleza, su presencia en el Cielo resulta tan hermosa que la relación parece obvia, Venus se ha considerado durante mucho tiempo como la hermana de nuestro planeta por su composición, gravedad, densidad, y tamaño similares, Venus y la Tierra son casi gemelos en muchos aspectos, tienen casi el mismo tamaño, Venus es ligeramente más pequeño que la Tierra, si la Tierra fuese un balón de baloncesto, Venus sería uno de fútbol, un poco menor, y Venus es el planeta más cercano a la Tierra, por lo que durante mucho tiempo se consideraron literalmente planetas gemelos.

Durante siglos, los científicos pensaron que su gemelo al igual que la Tierra, era un planeta cubierto de océanos profundos, fértiles bosques fluviales,  y con un clima, que permitiría albergar vida inteligente….