Descubrir mi mundo interior

 

Está tan cerca, que durante miles de años, su presencia confortaba al hombre, ha servido como faro a los viajeros durante la noche, como calendario para los agricultores, y como referencia para los marinos.

Algunas culturas incluso la han considerado una Diosa, es el único cuerpo celeste que los humanos han visitado, y la NASA planea establecer en ella, una base permanente, pero ¿Cómo surgió? ¿Cuál fue el origen de la Luna? La respuesta resulta tan sorprendente, que pocos habitantes de la Tierra podrían imaginarla.

EL UNIVERSO – LA LUNA

Según el último recuento, nuestro sistema solar alberga más de 150 Lunas, Neptuno tiene 13, Saturno 48, y Júpiter tiene nada menos que 62, la Tierra por el contrario solo tiene 1, pero es muy especial, nuestra Luna, así nombrada literalmente por los romanos, tiene un tamaño asombroso, no es en absoluto la mayor del sistema solar, muchas son mayores que ella, Titán por ejemplo, una de las lunas de Saturno es el doble de grande, pero nuestra Luna es la mayor, con relación al Planeta alrededor al que orbita.

Su tamaño es un cuarto del de la Tierra, es realmente grande en relación con la Tierra, cuando se observa la Tierra desde un telescopio desde una gran distancia, se ve otro cuerpo de gran tamaño, cuando observas Júpiter, ves un gran planeta y varias lunas diminutas a su lado, nuestra Luna es mucho mayor, y es el único de los 8 Planetas en el que eso ocurre, los tamaños relativos de ambos astros, son lo bastante parecidos como para que algunos astrónomos se refieran a la Luna y la Tierra, como un Planeta doble.

La distancia media entre la Tierra y la Luna es de 384.400 Kilómetros, un viaje de tres días por el espacio, el diámetro de la Luna mide aproximadamente ¼  del de la Tierra, 3.476 kilómetros, un día lunar equivale a 27,3 días terrestres, esto sucede porque la Luna siempre nos muestra la misma cara, la Luna está coordinada con nuestro planeta, por lo que debe completar su órbita alrededor de la Tierra, para rotar completamente sobre su eje, algo parecido a unos niños jugando al corro, miran siempre al interior, mientras se mueven en círculo cogidos de la mano.

Pero por muy relacionada que esté la Luna con nuestra Tierra, bastaría una leve visita para comprobar que se trata un mundo muy diferente a nuestro planeta, y un lugar extremadamente peligroso…..