¿HACIA DÓNDE MOVERSE?

0
1661
cruze de caminos

Hola. Este es un mensaje de luz para ti. Gracias por escucharlo y por tenerlo en cuenta. Este mensaje es para tu alma para tu crecimiento y tu despertar.

Te anclaste, muchas veces te anclaste en el camino y eso te ha hecho sentirte mal, dolida, incluso a veces hastiada. Ahora puedes volver atrás y recomenzar. Y no pienses que perdiste el tiempo. Estás en el momento oportuno para volver atrás y recuperar ese tiempo, revivirlo.

Anclarse en una situación no es malo, es parte de la vida, del fluir. Igual que el río en ocasiones se para y forma pequeñas lagunas, igual las almas en ocasiones se extravían y forman paradas. Tu parada no fue muy grande pero ya empieza a cansarte, poco a poco te agota y estoy aquí, hoy, para pedirte que te levantes y sigas, a mi lado. Que no hay camino posible que te detenga y no hay muro lo suficientemente alto que tú no puedas saltar.

Tú eres toda la luz que yo veo y creo en ti y sé que tú puedes creer en ti misma. Lo que otros digan, lo dicen otros. Ámate a ti, te pediría que te amases como yo te amo, pero si así fuese tu corazón se fundiría en el fuego que provocarías, así que te pido que te ames como solo tú puedes hacerlo. Los demás, mi alma, no te conocen, no saben lo que eres capaz, así que levántate y continúa el camino.

Muchas veces es difícil para las personas, os vemos cansadas, os vemos atascadas y por más que os damos empujones y señales no continuáis el viaje. Por ello a veces hacen falta eventos grandes, importantes, para que esto no ocurra más. Por ello estoy aquí hoy. Para darte un empujón. Ya sabes que estas palabras no son sólo palabras, es mi energía de empuje la que te mueve. Tu alma decide moverse, y tú has de actuar, pues tú eres tu propia alma. No te dejes vencer por la ceguera del ser humano, por la ceguera del colectivo. Ahora eres dueña de tus actos, de tus movimientos. Ahora puedes levantarte.

Ahora me preguntas,  ¿hacia dónde ir? ¿hacia dónde me muevo?

Esa es la pregunta adecuada y siento adecuado contestarla. El camino sólo tú lo sabes. Tira por tierra cualquier recomendación que no sientas como auténticamente tuya, como que resuena en ti. Nadie sabe como tú misma tu camino y la dirección a tomar, te anclaste por seguir los consejos de otros, ahora lo sabes y ya no has de seguir los consejos de nadie más, pues nadie, excepto tú misma, sabes hacia dónde dirigirte. Es tu vida, y eres tú quien ha de tomar las riendas. Sé que me expresé con claridad pero así es. Sé que sabrás escucharlo.

Cuando te despejes de tanto tiempo hastiada empezará el camino de regreso a ti misma. A las respuestas de ¿por dónde iba cuando me caí? ¿Dónde, en que parte del camino me quedé atascada? Y esta pregunta tendrá una única respuesta. En la búsqueda ajena a la respuesta. Cuando uno pierde de vista su corazón y cree que la guía y el consuelo ajeno es mejor que el propio, es cuando se pierde. Se marea, busca y busca y no encuentra respuestas. Cuando uno se mantiene firme ante lo que su corazón le dice, entonces no se equivoca. Yo te digo, que ya no te equivocarás más. Tu camino está claro. Ya no te torcerás más.

Hasta ahora jugaste a encontrar tu alma, ya sabes dónde está tu alma y tu alma es fuerte, sabia, amorosa, sabe quien le ayuda y quien no, sabe con quién ha de estar y con quién no, sabe a quién ama y quién le está amando en cada momento. Tu alma lo sabe. Escúchate a ti misma. El mundo que vives está lleno de ilusiones y espejismos y el espejismo que te hizo creer que avanzabas cuando en realidad estabas quieta, fue el orgullo de confiar en la sabiduría ajena. El otro puede ser mejor persona o peor persona, pero su corazón es tan sabio y tan luminoso como el tuyo. No hay mejor ni peor en el mundo espiritual. No hay más ni menos. No te dejes engañar por las apariencias mi alma pues tú eres capaz de comprender esto.

¿Hacia dónde iba tu vida cuando te desviaste? Hacia la búsqueda de las respuestas que otros necesitaban, no hacia las tuyas propias ¿Hacia dónde has de ir ahora? Primero, has de ir hacia ti misma, una vez que te encuentres, entonces ocurrirá un milagro. Ya no serás la misma, tu máscara de ilusión se caerá, despertarás y los espejismos ya no serán más que trozos de ilusiones ajenas, tendrás la claridad y la facilidad de elección y decisión que necesitas. Ya no habrá dudas. Y entonces serás consciente. Hacia ese punto te diriges.

Tienes una labor energética que hacer en el planeta, por ello has elegido conocer la espiritualidad y conocer a las personas que conoces. Para hacer esta labor de forma consciente. Puedes hacerla y debes comprender que así es. No te ancles en el pasado. No permitas que tu centro se mantenga en el ayer.

Confío en ti y junto a mi tu maestro interior también confía en ti y te acompaña. Yo sólo soy tu guía, tu cercano y amistoso guía, un amigo del alma, pero detrás de ti se mueve un maestro de luz, un maestro ascendido que te eligió a ti y a otras personas para llevar a cabo la misión que un día tendrás que empezar a realizar. Anclarte, no es más que retrasar lo inevitable. Tu maestro también confía en ti, plena confianza en ti misma. Entonces mi amada, ¿por qué no confías tu misma en ti? ¿Por qué no confías en tu fe? ¿En tu corazón? ¿Y en tus propias respuestas?

Has desarrollado una intuición errónea, pues es una intuición que niega lo que realmente intuyes. Has de volver atrás y recapacitar sobre qué estímulos basas tus creencias y tus expectativas, ¿qué es lo que ahora mismo te hace moverte? Mi amada, el amor no es únicamente la respuesta a esta pregunta, el amor es la respuesta a todas las preguntas. Si te guías por las emociones, no encuentras salida, pues las emociones son una limitación que el ser humano encuentra en su crecimiento, la emociones son como el cuerpo físico, son estímulos, formas energéticas que hacen de la vida una gama aún mayor de colores, pero mi amada, es el corazón el que indica cualquier salida, cualquier guía, cualquier movimiento.

¿Cómo reconocerlo? Esto es amor.

Este mensaje es amor. 

El amor no tiene porqué ser suave, bondadoso, no tiene porqué ser caricias ni cercanía, el amor es todo. Es el Todo. Cuando ahora te hablo con amor, soy sincero, no hay enfriamiento, no hay dolor, no hay ausencia de luz. El amor despeja toda duda, da claridad y llena el alma de calor. Abre tu corazón al amor incondicional a toda la vida y en todas partes. Ábrete y luce con este amor incondicional y prepárate para despejarte, para despegar de tu asiento y volar con el corazón en llamas hacia el Todo.

Tu vida es la respuesta a este amor. Si alguna duda te embarga sobre el por qué de tu vida recuerda esto que te acabo de decir.

Yo solo estoy aquí acompañándote, guiándote y cuidando de que tu vida trascurra tal y como ha de ser, pero detrás de mí hay otros seres que te contemplan y están expectantes a que pronto despegues. Están esperando verte fuerte, amorosa, luminosa, en pleno rendimiento. Y cuando despiertes y te des cuenta de cuánta cantidad de seres hay detrás vuestro esperando este despertar, llorarás de emoción y será tierno verte. Pues ya volví de aquel momento y es hermoso verte emocionada de amor.

Ante ti se levanta un velo tupido que hasta el día de hoy no te permitía ver. En tu vida te anclaste en unos pensamientos, en unas emociones y no te permitías salir y conocer nada más allá de estos pensamientos y esas emociones. Hoy todo cambia. Hoy la luz cambia para ti y puedes ver, sentir y pensar muchas otras realidades que has incorporado en ti, y una vez que vives y sueñas en FE toda la vida es luz, toda la vida empieza a cambiar, el velo empieza a clarear, empieza a elevarse y te permite empezar a ver la verdad.

La verdad, no es dura, ni mala, ni severa, la verdad no es sufrimiento y tampoco es consuelo, simplemente es la verdad, es la realidad. Y en ella tú estás observándote, consciente. Y no hay duda ni dolor en ella.

Muchos temen esta verdad pues temen verse a sí mismos. Se imaginan con una vara de metal a punto de golpearse, pero no has de dejarte llevar por lo que otros crean. Esa vara de metal es la propia conciencia. La propia culpa de que algo no marcha bien, y ¿qué es lo que no marcha bien? El mantenerse, sea la escusa que sea, alejado de la consciencia interior. El mantenerse ciego a la verdad, a uno mismo y a la realidad. En algunos casos no es así, pero en este, es una elección que tú misma tomas. En el momento que de verdad lo desees empezarás a ver.

Eres libre de creer o no creer pero no eres libre de dejar de amar, pues tu corazón es amor inagotable. Guíate por ese amor pues es lo más sincero que esta canalización puede mostrarte.

Los mensajes del alma se reconocen rápidamente. No son mensajes dudosos, no hay pros ni contras, son claros y concisos, son sencillos y se dan rápidamente, claramente tienes la “sensación” de saber la respuesta. No sabes porqué pero ya sabes la respuesta. Y eso es la claridad del alma, esa es la intuición interior.

La intuición falsa es cuando te duele el estómago y por ello crees que algo está mal, o cuando un dolor de cabeza no te permite pensar con claridad, o cuando una falsa señal te indica qué camino tomar. Todo eso te lo enseñaron y muchas personas creen en ello desde la antigüedad, y fue correcto en su momento pero ya no has de fiarte en ese tipo de señales pues no son las señales de tu alma sino las que tu ego quiere entender. Son señales que te hacen no pensar, no recapacitar en lo que de verdad sientes ni tampoco enfrentarte a la realidad, más bien te escabullen de ella.

Sitúate en tu sitio, centrada en quién eres y hacia dónde vas y en ese momento plantéate ¿qué quiero conseguir? ¿Hacia dónde voy? Y entonces despierta amada mía, la respuesta estará ante tus ojos y verás claramente que es lo que tienes que lograr, hacia dónde te diriges y qué o quién obstaculiza tu camino. Ya no habrá dudas. Pero no dudes, pues la duda es una ilusión del ego y del entendimiento falso, que no te permite ver ni pensar con claridad.

Tu corazón tiene todas las respuestas.

Mi amada. Empecé recordándote que andas algo perdida. No te apures de no encontrar la salida de esta situación que vives, ella sola desaparecerá. Mientras te obceques en encontrar salida, más te parecerá que estás dentro del momento que vives, cuando permitas que las cosas sigan su curso y tú sola reacciones ante ti, saldrás rápidamente de la situación. Se despejarán las dudas y recomenzarás justo por donde debes comenzar.

Para ti, para entonces, estaré allí hablándote y guiándote, encontrarás entonces más mensajes de luz para tu crecimiento y los reconocerás, no por de dónde surgen sino por la energía de amor que te traerán. Y no creas que un mensaje mío solo puede ir impreso en palabras directas para ti, también puede ir en palabras de otros seres que aconsejan a otras personas, y entre ellas mi energía, mi amor y mi consuelo para ti.

Estoy contigo.

No te separes de la luz que llevas en tu interior. Guíate por ella.

Fuente:  http://mensajesespirituales.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí