Descubrir mi mundo interior

Cuando buscamos encontrar respuestas sobre que es la fuente de la conciencia, pueden asaltarnos muchas incógnitas. Existe una pregunta que todos nos hemos hecho en algún momento de nuestras vidas… “¿Por qué estamos aquí? “… Como muchos de los temas de la metafísica espiritual, la respuesta es multicapa y multifacética. Solo vamos a ver esta cuestión desde dos puntos de vista muy distintos, pero ciertamente hay más. Sin embargo, creo que los dos que hemos elegido son probablemente los más relevantes y esenciales. Pero antes de sumergirnos en eso, echemos un vistazo rápido a lo que la gente piensa sobre este tema.

El significado y el propósito de la vida

Algunos creen que estamos aquí por casualidad. Que la vida surgió en el universo por un largo proceso del azar y, por lo tanto, no hay un significado o propósito real para nada de esto, simplemente lo es. Y este punto de vista está bien porque siempre podemos elegir nuestro propio propósito. Podemos decidir por nosotros mismos por qué estamos aquí y proceder en consecuencia. No hay nada de malo en eso.

Pero, ¿es posible que haya un significado más profundo para todo esto?… ¿Es posible que haya algo más detrás de este escenario?… De la observación superficial que podemos hacer de nuestro mundo y de nuestro universo, ciertamente parece que lo que estamos viendo es todo lo que hay. Si está sucediendo algo más grande, no es algo que sea evidente para los seres humanos. Entonces, creo que es perfectamente razonable, el poder decidir que lo que vemos es todo lo que hay. Que todo surgió simplemente en virtud de unas leyes físicas y no es por diseño, y por lo tanto no tiene ningún propósito o significado inherente.

Sin embargo, muchas personas creen que está sucediendo algo más grande, que el mundo como lo conocemos es una ínfima parte y que todo tiene un propósito profundo. Si estudiamos las culturas antiguas del mundo, descubriremos que la mayoría de ellas comparten esta creencia. 

A pesar de que he sido ateo la mayor parte de mi vida, ahora he llegado a creer que de hecho hay algo detrás de este escenario en el que vivimos y que definitivamente, todo tiene un propósito mas profundo. También he llegado a creer que este propósito mayor tiene una relación directa con el por qué estamos aquí teniendo una experiencia humana. La experiencia humana no es un accidente, es por un diseño consciente.

Para comprender el propósito de nuestra experiencia humana en la tierra y el propósito del viaje de cada alma a través de las experiencias, deberíamos comprender un panorama más amplio. Entonces, empecemos por ahí.

La fuente de la conciencia

Explorando una imagen más grande del todo

En primer lugar, reformulemos la pregunta original para que no tenga un contexto tan amplio. La pregunta del “¿por qué estamos aquí?“… vamos a convertirla en: “¿Por qué la fuente de la conciencia decidió crear esta realidad?… ¿Por qué está jugando en todas las partes de este juego?… ¿Sabías que la fuente de la conciencia está jugando en todas las realidades que ha creado?…” Sí, al menos indirectamente, pero ese es otro tema (echa un vistazo a el Ser Multidimensional para obtener más información).

Este es uno de los grandes secretos esotéricos de la existencia. ¡Cada alma que juega a un personaje en este juego, es una parte de la fuente de la conciencia y de la creación!. Todos venimos de la fuente, somos parte de la fuente y somos la fuente. En última instancia, solo hay uno jugando a este juego. 

Entonces, ¿Por qué se está haciendo esto?… ¿Por qué se crean multitud de realidades y mundos y luego se nos sumerge y jugamos dentro de ellos?… Para explicar esto adecuadamente, vamos a tener que revisar la naturaleza última de la realidad y la existencia.

El fundamento de la realidad y de la existencia

En el terreno mismo de la existencia hay una inteligencia que preside todos los campos de energía e información. Esta inteligencia ha sido mencionada con muchos nombres, pero prefiero el término “la Fuente de la Conciencia”. A este campo de energía e información que preside esta inteligencia, podríamos referirnos como el Campo de la Fuente y la Energía de la Fuente. Esta energía fuente es la materia con la que se moldean los mundos, los universos y los cuerpos de los avatares que usamos para representarnos a nosotros mismos cuando jugamos dentro de estos mundos. Y, por supuesto, la Fuente de la Conciencia es la inteligencia que crea este moldeado. Es por eso que a menudo se hace referencia a la fuente como “El Creador”.

La naturaleza virtual de la realidad

¿Pero por qué se crean los mundos?… Se crean para que podamos tener experiencias dentro de ellos. Pero, ¿qué sentido tiene eso?… El hecho de tener experiencias “físicas” impulsa la expansión y la evolución de la conciencia. Por difícil que sea de creer, la Fuente de la conciencia está creando y jugando a muchos juegos de realidad virtual y lo está haciendo a través de nosotros. 

Las experiencias son reales, incluso si los mundos en los que las tienes no lo son. Lo único que importa es que esas experiencias son formativas para la conciencia. Por “formativas para la conciencia”, nos referimos a que impulsan la expansión y evolución de la conciencia, que es el punto central de todo ¡En última instancia no hay nada más que conciencia!

Mujer meditando

Uno es Todo y Todo es Uno

Y lo sorprendente es que NOSOTROS (todos nosotros) somos piezas y partes individualizadas de esta conciencia, de la fuente de la conciencia de origen. ¿Cómo puede ser esto?… Aunque la conciencia de la Fuente es la única conciencia que existe, no es monolítica. Si lo fuera, ninguno de nosotros existiría. La conciencia de la fuente es un compuesto, un múltiplex; una red. Tiene muchos nodos (puntos) de conciencia que están todos conectados sobre una conciencia más grande. Y sí, nosotros (nuestra conciencia) somos parte de todos esos nodos.

La conciencia fuente puede subdividirse en tantos nodos individualizados de conciencia como desee. Lo que le permite hacer muchas cosas a la vez, ¡Incluso diseñar y generar multitud de realidades virtuales y jugar todas las partes en ellas!

Los nodos de conciencia que se dedican a jugar un papel en las llamada realidad “física” se ha denominado con el nombre de almas. Las almas son partes de la Fuente de la conciencia, que está dividida en muchísimos niveles de la raíz del sistema.

Con nuestra revisión completa del panorama general, ahora podemos explorar la cuestión del “por qué estamos aquí” desde una perspectiva del alma.

El viaje de las almas

Todo lo que experimenta un alma, mientras juega un papel en diversas realidades, contribuye no solo a su propio aprendizaje y crecimiento, sino también al de la Fuente de la conciencia en el conjunto con el todo. Todas las experiencias, y todo el conocimiento y sabiduría derivados de esta experiencia en la que vivimos, se filtra a través de la red de conciencia hasta el nodo raíz. Todo se guarda en la parte superior, todo se guarda en la Fuente misma.

Desde la perspectiva de las almas que jugamos un papel en esta realidad, lo llamamos aprendizaje, lo llamamos crecimiento, pero de lo que realmente estamos hablando es de la expansión y evolución de nuestra conciencia. Y debido a que nuestra conciencia es parte de una conciencia compuesta (es decir, de la Fuente), nuestra expansión contribuye a su expansión, y nuestra evolución contribuye a su evolución.

Por lo tanto, en última instancia, estamos aquí para contribuir a la expansión y la evolución de la conciencia fuente. Y el hecho de que tengamos experiencias dentro de estas realidades virtuales, nos hace grandes.

“Estás aquí para permitir que se desarrolle el propósito divino del Universo. ¡Así de importante eres!”

Eckhart Tolle

El viaje de las almas individuales

Sin embargo, dentro de este contexto de un propósito más amplio, cada alma tiene sus propias razones y propósitos específicos por los cuales juega al juego del ser humano una y otra vez. Cada pieza de conciencia, cada alma está en un viaje extendido de experiencias humanas, aprendiendo, creciendo y expandiendo y evolucionando gradualmente su conciencia. Es como una escuela con muchas calificaciones o un juego con muchos niveles. Y en cada paso del camino, estamos eligiendo los temas que queremos experimentar y las lecciones potenciales que queremos aprender. Estamos pasando por una progresión de aprendizaje y crecimiento que es específica, pero útil para el conjunto.

El juego de la tierra y la experiencia humana (como en todas las realidades que existen) se eligen tanto como porque es divertido e interesante y porque es formativo para nuestra conciencia. En cierto sentido, es tanto un juego de entretenimiento como un juego educativo. Entonces, el alma desea divertirse, pero también está tratando de aprender y crecer. Y aquí está la cosa, lo que nos impulsa al aprendizaje y al crecimiento pasando por el desafío y la adversidad. Todo finalmente sirve para un propósito superior. 

El mensaje de fondo

¡La fuente de la conciencia se está expandiendo y evolucionando a través de nosotros y de nuestras experiencias!. Está acumulando una gran cantidad de experiencia y conocimiento y sabiduría derivados de este proceso del que somos una parte integral.

La fuente de la consciencia: Yo soy tú.  Tú eres yo.  Somos uno.

En última instancia, somos la Fuente, y la Fuente somos nosotros, y todos somos realmente uno. ¡Esta es la magnífica verdad de lo que somos y del por qué estamos aquí!