Descubrir mi mundo interior

“Hay dos formas de vivir nuestra vida: una, como si nada fuera un milagro; dos, como si todo lo fuera.” Vivimos en dos mundos. El primero de ellos es el viejo mundo de los sistemas, la lógica y el control. Un mundo que estrangula la chispa de nuestra vida. Luego hay otro mundo relacionado con el misterio, los milagros y la magia, donde todo tiene un significado y un propósito más profundo. Este es al que llamamos “la magia de la vida”. De hecho, es mucho más real, mucho más gratificante, que la propia “realidad”.

¿Cómo es este espacio?… ¿Cómo se puede acceder?…

¿Puedes escuchar la llamada de la magia de la vida?

Personalmente, intento vivir mi vida lo más espontáneamente posible. Se que a menudo existen ciertos acuerdos que hacemos con las personas que tenemos a nuestro alrededor y que debemos cumplir, como pueden ser las citas que realizamos con ellos. Pero, en la medida de lo posible, intento dejar mi vida abierta, para que fluya con los propósitos más profundos que nos ofrece la vida.

La otra noche, cuando volvía a casa, sentí una fuerte atracción para tomar un desvío en el camino. No sabía a dónde me dirigía, pero como de costumbre, cuando la magia de la vida me llama con fuerza, le hago caso. Intento observar y hacer caso a los signos y a las sincronicidades que me van apareciendo en mi vida.

Este camino me llevó a través de un campo, hasta que de repente, al lado de la carretera y en una colina que dominaba el valle, había un cernícalo en el aire; majestuoso, con las alas extendidas, revoloteando y llamando mi atención. Así que honré también la invitación. Me detuve tan pronto como pude y continué siguiendo las señales.

Estas me llevaron a un espacio tranquilo, alto, a un lado del valle. Me quede observando el lugar en el que me encontraba, con la luz tenue de la tarde, mientras el sol descendía detrás de una colina que se encontraba en la lejanía. La carretera que se encontraba en el fondo, se desvaneció profundamente, como en una galaxia lejana. Mi alma empezó a trascender el espacio y el tiempo. Los árboles, arbustos y rocas me hablaban en un idioma que resonaba en mi interior. No en palabras, por supuesto, ni siquiera en pensamientos, sino con sentimientos, que me transportaron al yo y a la visión del todo. Ahora el espacio de los sueños me hablaba profundamente. Ahora podía comprender que todo y todos somos uno.

La magia de la vida en un valle

¿Cuál es el propósito de la magia de la vida?

El espacio de la magia de la vida es el espacio entre los espacios. Cada momento tiene un propósito más profundo, un mensaje más profundo, que rara vez las personas escuchamos. Nuestras mentes están demasiado llenas, tenemos demasiados objetivos y nuestra conciencia está demasiado ocupada con las miles de distracciones que tenemos durante el día. Es aquí donde se divide a las personas de la verdadera magia y la chispa de la vida.

Tienes que vaciar la mente, alejar las distracciones, caer en el espacio del corazón y sentir a través de los sentidos para trascender realmente al momento que nos lleva hacia la magia de la vida.

Quiere que te conozcas a ti mismo, como parte íntima del milagro de la existencia. Desea invitarte más profundamente a ti mismo y a la co-creación con la naturaleza. Quiere que bailes de nuevo en casa, a los brazos abiertos de lo divino.

Pero para ello, tienes que estar escuchando, sintiendo y abierto para observar cómo te está guiando. Tienes que ser paciente, estar relajado, sin intenciones ni plazos. La naturaleza tiene eones para atraparte. Eones para que vuelvas a entrar. Pero solo lo hará si estás escuchando y sintiendo.

Accediendo a la magia de la vida

Aquí hay algunas claves importantes para acceder a la magia de la vida…

  1. Intenta pasar un tiempo de cada día en silencio, suavizando las luchas internas y la resistencia al vacío del silencio.
  2. Reduce tu dependencia a los aparatos eléctricos. Tampoco decimos que no uses Internet (¡de lo contrario no estarías leyendo esto!). Solo úsalo cuando sea necesario.
  3. Pasa el mayor tiempo posible sin hacer planes, solo dejando vivir la vida sin ninguna intención. Por lo menos, tómate un tiempo libre, de calidad, sin hacer ningún plan.
  4. Vuela libre regularmente, respondiendo solo al aterrizaje de un conocimiento superior o a un tirón en el corazón.
  5. Permite que tu intuición te lleve hasta que sientas que debes detenerte. Relajate en ese lugar y en ese momento y respira, observa, observa con atención con los cinco sentidos y luego siente a través de ellos para trascender la densidad física.
  6. Siente la ligereza del momento: cómo se conecta con la vida que te rodea, especialmente con la naturaleza.
  7. Observa cómo esta conexión más profunda te hace sentir. ¿Como te sientes por dentro?
  8. Imagina que la magia de la vida ahora te está hablando. ¿Qué te estaría diciendo?… Te estará diciendo cómo cambiar tu vida, cómo revelar más de tu verdadero ser, qué acción correcta tomar.
  9. Celebra con alegría este tipo de sincronicidades. El lenguaje que nos da la bienvenida a nuestro hogar como niños cósmicos del universo. ¡Felicidades, has llegado!
Celebrar la magia de la vida

Más real que la “realidad”

La magia de la vida es aquel momento en el que el movimiento de la energía divina, comienza a descomponer viejas construcciones y a remodelar y crear otras nuevas con el propósito de educar, explorar y seguir desarrollando la evolución. Es buscar y manifestar la posibilidad de una armonía superior, una que sirva a TODA la vida en la co-creación.

Es por eso que el paisaje de la magia de la vida es más real que la propia “realidad”. Porque nos dirige a lo que la realidad nos está convirtiendo poco a poco.