LA SOLEDAD

0
2317

Jean Paúl Sartre dijo: “El infierno es el otro”, y tiene bastante razón, porque quien crea tensión en ti es precisamente el otro, su existencia misma es la que te crea problemas, el otro es quien hace que te preocupes, y entonces habrá un choque, porque el otro también está buscando su libertad absoluta – todos necesitan libertad absoluta – y ese tipo de libertad solo puede existir para uno solo. El anhelo más profundo del hombre es ser totalmente libre, es su meta, ser como reyes simbólicamente, de modo que nada encadene su existencia.

El hombre crece como parte del mundo, como integrante de la sociedad, de una familia, como parte de los otros, no se lo cría como ser solitario, se lo cría como un ser social, pues todo entrenamiento, toda educación, toda cultura, consiste en convertir al niño en parte integrante de la sociedad, en hacer que encaje con los demás, es decir, lo que los psicólogos llaman adaptación, y cuando alguien es solitario, parece inadaptado, por eso los psicólogos están al servicio de la sociedad, ellos tratarán por todos los medios de readaptarte a la sociedad. La política, está al servicio de la sociedad, te da un poco de libertad para luego poder esclavizarte, esa libertad no es más que un soborno, te la pueden quitar en cualquier momento, y su costo es muy grande: si te adaptas a los demás, necesariamente habrá límites. En la sociedad, en la existencia social, nadie puede ser absolutamente libre.

La sociedad no puede darte libertad, es imposible, porque ella no puede arreglar las cosas de modo que todos sean libres, ¿Qué hacer?  ¿Cómo trascender la sociedad? Debes entender algo, la sociedad no es algo fuera de ti, sino que está dentro. Y si la causa-raíz que llevas en tu interior no desaparece, donde quiera que vayas surgirá la sociedad una y otra vez. Lo que realmente demuestra esto es que, a no ser que te transformes por completo, nunca irás más allá de la sociedad, siempre crearás tu propia sociedad. Y todo esto porque tienes una profunda necesidad de ser necesitado. Si nadie te necesitas te sientes inútil, si alguien te necesita, te sientes importante. Amas para que te necesiten, el ego necesita ser amado porque ese es el alimento que necesita.

La libertad y la soledad son dos aspectos de una misma cosa, por eso, quien esté en busca de la libertad, deberá encontrar su soledad, deberá encontrar algún modo, alguna manera, algún método de alcanzar su soledad. Y quien es un solitario? Aquel cuya necesidad de ser necesitado se ha ido, uno que está completamente conforme con como es, uno que no necesita de otro o de una sociedad que le diga “lo importante que es”, porque su importancia está dentro de si mismo, su importancia proviene de su propio Ser, porque ha llegado a penetrar en las necesidades de su ego y ha descubierto que todas ellas son inútiles, no solo inútiles, sino dañinas.

El ser humano todavía no aprende a conocer las bellezas de la soledad. Siempre está ansiosamente buscando estar con alguién…para olvidarse de que esta solo…nació solo, morirá solo y, no importa lo que haga, vive solo. La soledad es algo tan esencial a su ser que no hay manera de evitarla. Todos los esfuerzos….fallaron y fallarán porque son contrarios a los fundamentos de la vida….es necesario tornarse consciente de la soledad.

Y es tan lindo sentirla porque te libera de la multitud, del otro. Soledad significa simplemente ser completo. Tú eres entero, no necesitas a nadie para completarte. Así, intenta descubrir tu centro más profundo donde siempre estuviste solo y tan lleno, tan completo y tan desbordante con todas las savias de la existencia que, habiendo probado tu soledad, el dolor del corazón desaparecerá siendo reemplazado por un nuevo ritmo de inmensa suavidad, paz, alegría y bienaventuranza. Esto no significa que una persona centrada en su soledad no pueda hacer amigos. En realidad sólo ella puede hacer amistades, porque ahora eso no es mas una necesidad, es simplemente un compartir.

La soledad es una flor, un loto abriéndose en tu corazón… la soledad es positiva, la soledad es salud. Es el goce de ser tú mismo. Es la alegría de tener tu propio espacio.

Meditación significa: éxtasis de estar solo. Uno está realmente vivo cuando llegó a ser capaz de estar en soledad, cuando ya no depende más de nadie, ni de ninguna situación ni condición y como la soledad es nuestra, puede quedarse mañana, tarde, día o noche; en la juventud o en la vejez; cuando estamos sanos o enfermos; en la vida y en la muerte también puede estar presente porque no es algo que te pasa desde afuera, es algo que emana de ti, es tu verdadera naturaleza, tu propia naturaleza…

Un viaje a nuestro interior es un viaje hacia la soledad absoluta; ahí no puedes llevarte a nadie contigo; no puedes compartir tu centro con nadie, ni siquiera con tu pareja…no es parte de su naturaleza y no hay nada que hacerle. Desde el momento que entras en tu interior, se rompen todas las conexiones con el mundo externo, se rompen todos los puentes. En realidad, desaparece el mundo entero…

Celebra la soledad, festeja tu espacio puro y va a surgir una gran melodía de tu corazón…y va a ser una canción de conciencia, va a ser una canción de meditación…va a ser el cantar de un pájaro solitario llamando a la distancia -no llamando a alguien en particular, sino simplemente llamando, porque su corazón está lleno y quiere llamar, porque la nube está llena y quiere llover, porque la flor está colmada, se abren sus pétalos y se libera su fragancia sin estar dirigida a nadie…Deja que tu soledad se transforme en una danza…

                                                                                                                  OSHO     

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí