Descubrir mi mundo interior

Recuerda: este símbolo pausa darse cuenta indica una pausa. No sigas leyendo cuando llegues a esta pausa y dáte un tiempo de explorar tu propio darse cuenta, siguiendo las instrucciones.


Ir y venir

Trate de ir y venir entre el darse cuenta de algo exterior y algo interior, durante unos pocos minutos. Primero dése cuenta de algo en sus alrededores pausa darse cuenta
y en seguida dése cuenta de algún sentimiento físico dentro de su cuerpo. Continúe desplazándose entre el darse cuenta de eventos interiores y exteriores pausa darse cuenta
A medida que hace esto, dése cuenta también del flujo de su darse cuenta, las interrupciones de este flujo y las conexiones entre los sucesivos eventos de su darse cuenta. Continúe así por un rato y aprenda más de cómo se relaciona su darse cuenta de los eventos interiores con las experiencias de su contorno pausa darse cuenta
Continúe ahora este ir y venir e intente considerar su darse cuenta de eventos interiores como una respuesta a su darse cuenta de algo exterior. Dése cuenta de algo exterior y en seguida diga “Y mi respuesta a eso es” y complete la frase con cualquier cosa de que se da cuenta, a medida que vuelve sobre su darse cuenta de algo interior. Por ejemplo, “Yo me doy cuenta que la alfombra es gruesa y suave y mi respuesta a eso es una sensación de rela­jamiento en mis muslos”. Continúe con esto por algunos minutos pausa darse cuenta

Intentando y tratando

Continúe prestando atención a su continuo del darse cuenta y note cualquier intención.
¿Está su darse cuenta fluyendo realmente por sí mismo con usted como observador? ¿O está haciendo algo específico, está im­poniendo alguna actividad intencionada? Por ejemplo, usted puede estar esforzándose en hacer “un buen trabajo”. Podría estar ex­cluyendo algún tipo de darse cuenta, o intentando “cumplir con las formalidades” que estas instrucciones le demandan. Tómese algún tiempo ahora para descubrir cuando alguna intención guía su con­ciencia en lugar de dejarla fluir por sí misma.

Proceso

Nuestro lenguaje tiende a estructurar nuestro mundo como un montón de cosas que ocasionalmente cambian, o interactúan entre sí, etc. Ver al mundo como un conjunto de procesos y acontecimien­tos siempre cambiantes, es más difícil, y también, casi siempre más válido y útil. Continúe prestando atención al fluir de su darse cuenta y manifieste su conciencia en términos de procesos y acontecimien­tos, antes que cosas. Por ejemplo, en vez de decir “siento una ten­sión”, diga “me siento tenso”. En vez de “escucho pájaros”, diga “escucho trinar y gorjear”. En vez de decir “siento una brisa”, diga “siento el aire soplar suavemente por sobre mi brazo”. Tóme­se cierto tiempo para contactar el flujo y el proceso de su experienciar del mundo circundante.

Actividades físicas

Centre su atención ahora sobre su cuerpo y sus sensaciones físicas. Donde quiera que note algún movimiento, tensión o incomodidad, exprese esto como una actividad continuada, tal como: empujar, tensar o sostener pausa darse cuenta
Exagere ahora ligeramente esta actividad y dése más cuenta de ella. Si está tensando su hombro ténselo más,y dése cuenta de cuáles músculos usa y como se siente mien­tras hace esto pausa darse cuenta
Ahora hágase responsable de esta actividad muscular y sus consecuencias. Dígase por ejemplo: “estoy tensando mi cuello y haciéndome daño” o “estoy apretando mi brazo derecho y me estoy entumeciendo”. Toda su tensión muscular es producida por usted y mucha de su incomodidad física es un resultado de esto. Tómese unos minutos y dese cuenta de sus actividades físicas y hágase responsable de lo que está haciendo pausa darse cuenta