Descubrir mi mundo interior

 

004 PROGRAMACIÓN DE UN CRISTAL – CRISTALOTERAPIA

Lo primero que tenemos que hacer es sentir el cristal:

 Cogerlo con la mano derecha y pedirle mentalmente a que queremos que nos ayude. Tiene que ser algo factible. Mejor si además lo hacemos poniéndolo en nuestro “tercer ojo”.

Visualizar que se entra dentro de la piedra o el cristal, allí pedirle al Deva del cristal o piedra lo que esperamos del cristal, hay que tener en cuenta que la piedra o el cristal está evolucionando de esta forma, esa es su misión, restablecer el equilibrio en la tierra, allí donde hay una enfermedad o algún conflicto, siempre hay un cristal o piedra que restablece esa zona dañada.

Cuando se trabaja con un cristal, siempre hacerlo con sumo respeto y con mucho amor, hay que recordar que no nos pertenecen, están cumpliendo su misión

Me explicaré mejor:

Si programas un cristal teniéndolo en la mano y proyectando hacia él un pensamiento positivo. Por ejemplo, si te sientes angustiado ante la perspectiva inminente de una entrevista o examen, prueba orientando la punta de un cristal de Cuarzo hacia la parte alta del tercer ojo, e imagínate sereno y seguro, controlando espontáneamente la situación. Proyecta este pensamiento en el cristal; siéntate y relájate, reafirmando la veracidad de la imagen positiva creada por y en la mente.

Este cristal podrá acompañarte cuando vayas a vivir el acontecimiento que te tenía preocupado; Te ayudará entonces con sólo mirarlo, tocarlo o pensar en él. El cristal habrá almacenado la imagen programada y emitirá esa visión cuando la necesites; será tu ayudante y compañero.

Si deseas obtener una respuesta a un interrogante específico, formula la pregunta y coloca un Cuarzo Transparente de Dos Puntas (Biterminado) en el tercer ojo; podrás leer la solución en el ojo de la mente.

Si quieres mandar pensamientos cariñosos a un amigo, coloca el cristal apuntando hacia el chacra del corazón; Visualiza el resultado deseado, y proyecta la imagen a través del cristal que vaya a recibir la persona. Si ésta es muy receptiva, percibirá las vibraciones emitidas, estableciéndose así una conexión telepática. Si no se percata de las vibraciones positivas que le estás mandando, el subconsciente sí las recibirá y utilizará.

Cuando en alguna ocasión deseas utilizar un mismo cristal para programar diversos pensamientos, conviene que lo limpies al finalizar cada proyección.

Si una piedra o cristal se rompe o pierde totalmente su poder curativo debido a un exceso de trabajo, no deben despreciarse jamás.

Enterrándolas en nuestro jardín, o en nuestras macetas, no solo ayudaran a las plantas sino que, con el tiempo, pueden ir recuperando su fuerza.

Lo podemos hacer también tirándolas al mar; sobre todo donde haya acantilados. Se purificarán, se renovarán y el mar las pulirá. Quizás un día la encuentre un niño, y comenzará de nuevo su beneficiosa labor.