Descubrir mi mundo interior

022 – Azabache – Azurita – Cristaloterapia

 AZABACHE

Se trata de una madera negra fósil alterada química y físicamente por diferentes agentes durante el transcurso del tiempo. 

Variedad de lignito que se presenta en forma de masas compactas negras brillantes.

No es un cristal sino trozos de madera de una conífera del período terciario llamada pinitas caustifolia.

Es una sustancia amorfa compuesta por carbono impuro y de origen vegetal fosilizado.
No cristaliza, se presenta en capas de dos a cuatro centímetros de espesor.

Fácil de trabajar con lima y torno, es susceptible de alcanzar un hermoso pulido, por lo que es muy utilizada como piedra ornamental, tanto en joyería como en la talla de objetos decorativos. Suele imitarse con vidrio o ebonita llamado también coral negro, también puede equivocarse con turmalinas negras, u obsidianas negras, que se diferenciarán por sus propiedades.

Su color es negro y opaco.

PROPIEDADES

 Siempre se utilizó como talismán, en magia y hechizos por su alto poder energético y vibratorio.

Es un gran protector contra el mal de ojo, hechizos y también para el tratamiento de gota, insomnio, calambres, ciática, tendinitis y neuralgias diversas.
Absorbe la energía negativa y ahuyenta los temores que bloquean la acción. Debe usarse como adorno en el hogar.

AZURITA  

 

             “Piedra de los Espíritus Sensitivos”

 También llamada Malaquita Azul.

Aunque su estructura molecular difiere completamente de la verde, y sólo se le asemeja en el diseño de las vetas, de color azul prusia, la azurita está compuesta por un ortosilicato de magnesio de formación cristalina o amorfa.

Originaria del centro de Europa y los montes Urales, y de dureza algo más elevada que su homónima verde, la azurita adquiere un brillo ligeramente superior al pulírsela, por lo que es muy preciada en joyería. Sin embargo, su relativa rareza, y su costo más elevado limitan sus aplicaciones ornamentales.

En el antiguo Egipto, por ejemplo, sólo los faraones y los sacerdotes y pitonisas de más alto rango podían permitirse el lujo de usarla para recubrir el interior de sus tocas, lo que les permitía elevar la conciencia hasta los dioses mayores; los funcionarios de niveles menores debían “conformarse” con el lapislázuli.

Puede encontrársela, aunque no es muy frecuente, en forma de varitas de pocos milímetros de diámetro y varios centímetros de largo.

Se la halla en Francia, Inglaterra, Grecia, Italia, Namibia, Nuevo México, EE.UU, Chile y Australia.

PROPIEDADES

Afín al chakra laríngeo y frontal.

Es eficaz para desbloquear cualquier zona del cuerpo.

Ideal para tratamientos de  constipaciones intestinales, congestión de las vías respiratorias (gripes, resfríos), problemas vasculares derivados de formaciones arterioescleróticas y obstrucciones uterinas y prostáticas.

En forma de varita, constituye una herramienta muy poderosa para la conducción y orientación de energías cósmicas, que pueden canalizarse hacia el tercer ojo durante la meditación, o hacia puntos neurálgicos durante las curaciones.

El color azul profundo pero traslúcido de  esta piedra representa la Luz disolviendo la oscuridad de la ignorancia, y transformándola en un conocimiento puro y cristalino.

Ayuda a relajar las tensiones emocionales y nerviosas. Es admirable en personas con estrés alto.

Médicos, sanadores, terapeutas podrán tener en esta piedra un gran aliado y un éxito seguro en tratamientos para la evolución humana

Magnífica para la meditación de los clarividentes, lo cual la convierte en la piedra de base para el tercer ojo.

Esta es la piedra de los espíritus sensitivos.

Eleva los planos del pensamiento y el conocimiento, incitando al subconsciente a dedicarse a lo esencial, sin dejarse llevar por lo transitorio.

Actúa como catalizador entre entre lo terreno y lo cósmico; lo físico y lo espiritual. Paralelamente, su asimilación con el Rayo Azul, regente de la comunicación, permite que la Luz interior se manifieste en pensamientos, sentimientos, palabras y actitudes.