Descubrir mi mundo interior

¿Te preguntas a veces si necesitas realizar una limpieza de energía?… ¿Sientes a veces la necesidad de realizar un reinicio a tu cuerpo, mente o espíritu?… En numerosas ocasiones, podemos encontrarnos con una sensación que hace que pensemos que hay algo que no esta bien en nosotros.

Estos puntos de los que vamos a hablar, no son unas reglas absolutas, sino más bien unos indicadores de la negatividad, carga o densidad que podemos llevar con nosotros en el cuerpo etérico o en nuestro aura. Si encuentras o identificas algunos de los siguientes puntos, seguramente te beneficiaría enormemente el realizar una limpieza energética y el regreso al momento presente de amor y de presencia.

Vamos a sumergirnos en esto ahora.

1. Sentirse estresado, tenso o enojado

La primera señal que indica que necesitas limpiar tu energía es que te sientes enojado, estresado o tenso.

En la sociedad actual, una creencia común que existe es que el estrés y la tensión es algo normal. Pero recuerda que la forma de reaccionar ante el estrés y la tensión, depende de ti. Aunque no lo parezca, tienes la capacidad de responder incluso a las situaciones más estresantes, con presencia, compasión y amor.

Si te encuentras desbordado por ciertas situaciones en tu vida y te sientes estresado o enojado, solo tienes que saber que esa es una de las señales que indica que puedes tener algo en tu campo de energía que necesita ser limpiado y liberado. Tal vez sea un patrón habitual… o quizás sea una reacción predeterminada… pero esas cosas también se pueden borrar y liberar. Además, encontrar negatividad en los demás, tiene una manera de influir en tu energía y, como resultado, puede hacerte sentir o responder negativamente.

Si sientes ese estrés y negatividad dentro o alrededor de ti, úsalo como una señal que te indica que debes realizar una limpieza de energía.

2. Te sientes bloqueado

La segunda señal que te indica que necesitas realizar una limpieza de energía, es que te sientes bloqueado.

Quizás estás tratando de hacer que ciertas cosas sucedan en tu vida. Intentas hacer tu trabajo y progresar en tu camino, y sin embargo, sigues encontrando obstáculos tras obstáculos y desafío tras desafío. Puede que te este pasando esto hasta el punto en que comienzas a sentirte deprimido, o dudas sobre si el universo está conspirando en contra tuya.

Toma esto como una señal que te dice que debes realizar una limpieza de energía, porque cuando tu energía es clara, tu realidad tiende a coincidir con ella. Esto no significa que si tu energía es clara y brillante, nunca más tendrás desafíos, pero con esta energía, podrás superar los desafíos sin esfuerzo para seguir progresando en la alineación con tu verdad, con tu misión, con tu propósito y con tu destino

Entonces, si te sientes bloqueado, limpia la energía, limpia tu espacio y comienza de nuevo.

3. Te sientes un poco apagado

La tercera señal que te indica que necesitas realizar una limpieza de energía, es simplemente que te sientes un poco apagado. Quizás no sientes bien algo de tu alrededor, o simplemente tú no te sientes bien y realmente no sabes por qué es.

Cuando notes este sentimiento, tómalo como una señal de que es hora de limpiar tu energía. El hecho de ignorarlo, puede llevarte hacia un sentimiento de depresión, estancamiento o frustración.

En el momento en que te sientas un poco malhumorado, limpia tu energía para regresar a tu centro, a tu presencia, y permite que el amor circule a través de tu cuerpo, mente y espíritu.

4. Te sientes confundido, abrumado o agotado

La cuarta señal de que necesitas realizar una limpieza de energía es que te sientes confundido, abrumado o exhausto.

Si te sientes cansado y agotado después de dormir toda la noche, probablemente estés llevando algo de energía que no es tuya o algo que es tuyo pero que no te está sirviendo.

Si te sientes abrumado, es una señal de que estás en tu mente y no en tu corazón, o que hay algo en tu campo de energía que dispara y amplifica ese sentimiento.

Una vez más, no necesitas llevar esa sensación y puedes liberarla, limpiar tu energía y volver a la presencia y al amor.

5. Dolor físico

La quinta señal es el dolor físico que surge sin que sepas por qué.

Los pequeños dolores y molestias de las que no conoces el porque te han aparecido, especialmente en tu abdomen, espalda y hombros, cuello y mandíbula, son las áreas donde se almacena la tensión acumulada.

Estos pequeños dolores son una llamada de atención y una señal de tu cuerpo y mente de que algo está desalineado. Puede que sea tu propio pensamiento limitado o negativo, o alguna energía externa a tu campo. Incluso si el síntoma es realmente físico, y no solo de energía, no te va a hacer ningún mal realizar una limpieza de energía. De hecho, mas bien te puede ayudar.

Entonces, cuando tengas pequeños dolores, úsalos como un recordatorio para limpiar tu energía, protegerte con luz y volver al amor.

6. Eres muy torpe sin ninguna razón

La sexta señal de que es hora de realizar una limpieza de energía es que descubres que estás siendo extremadamente torpe.

Tal vez te chocas contra una pared, te tropiezas con alguien que pasa, se te caen las cosas o simplemente se te cae algo que se puede romper y se rompe.

Ser torpe es una de las señales de que puedes llevar algo en tu campo de energía. Y coincidentemente también está fuera de alineación con lo vibratorio. estado que te apoya en encarnación y brillando tu luz más alta.

Entonces, si se tropieza con cosas, deja caer cosas o, en general, es más torpe, úsela como una llamada para registrarse y, si es necesario, limpie su energía.

7. Estás viviendo en el pasado

La última señal de que es hora de limpiar tu energía es cuando te encuentras viviendo en el pasado. Ya sea que estés enfocado en los desafíos pasados, vivas mentalmente los momentos en los que fracasaste y te decepcionaste a ti mismo o a los demás, o incluso te preocupes por algún ser querido desaparecido o sientas que las cosas solían ser mucho mejores en tu vida en el pasado.

Independientemente de cómo lo hagas, el hecho de vivir emociones y recuerdos del pasado ​​es una señal de que tu energía podría necesitar de una limpieza.

Existen algunos apegos energéticos, incluso entidades, que quieren que te quedes con una sensación de pequeño, que permanezcas en el pasado y que te concentres en las viejas energías en lugar de abrazar el presente y te inclines hacia el momento presente con tu corazón abierto y amor en tu corazón.

Como realizar una limpieza de energía

La buena noticia… No importa cual de las siete señales anteriores aparezca en ti, o que incluso sientas que estas viviendo. Puedes limpiar tu energía y cambiar ese estado en un instante. Depende de ti el prestarle atención, el limpiarlo y el hacer el cambio.

Recuerda que cuando notes que te sientes un poco apagado, es un aviso que nos dice que debemos limpiar nuestra energía. Muchos de nosotros, y debido a nuestra forma de vida, estamos acostumbrados a sentirnos desanimados, nerviosos, estresados o frustrados. Esto no es necesario. Tenemos la oportunidad de brillar intensamente, de vivir con alegría, de llevar la luz en nuestro corazón y en nuestro espíritu y de amar verdaderamente la vida.

Permanece presente en el momento para notar cuándo es el momento de limpiar tu energía y así puedas seguir brillando en tu vida.

Limpieza mental

Una de las mejores formas de limpiar nuestra energía es visualizar nuestro aura y deshacernos mentalmente de la negatividad que puede estar girando a nuestro alrededor.

  • Siéntate en una zona tranquila y sin distracciones en tu casa. 
  • Permanece sentado cómodamente en una posición en la que puedas relajarte durante unos 15 minutos mientras practicas ejercicios de respiración. Permanece consciente de lo que estás haciendo. Estate atento a tus inhalaciones y exhalaciones.
  • Una vez que te encuentres relajado, forma una luz blanca en tu mente y haz que te rodee. Permite que fluya a través de ti, desde la punta de los dedos de los pies hasta la parte superior de la cabeza y visualízala moviéndose hacia arriba y hacia abajo por la espalda. 

Peina tu aura

Otro ejercicio de visualización que se combina con una acción física a la hora de realizar una limpieza de energía, es peinar tu aura. La forma de hacerlo es :

  • Lava y sécate bien las manos. 
  • Extiende tus dedos en forma de peine y peina a través del espacio que rodea tu cuerpo comenzando en tu cabeza y continua hacia abajo hasta los dedos de los pies.
  • Luego, limpia tus manos nuevamente con agua corriente permitiendo que todas las energías peinadas se vayan.

Limpiar con agua

El agua tiene maravillosas propiedades de limpieza y de curación de energía. Puedes lavarte físicamente con agua o simplemente visualizar como el agua cae sobre ti limpiando tu energía.

Artículo recomendado: Descárgate de Shurya un ejercicio guiado de visualización – Limpieza energetica : Visualizacion de la cascada

  • Mientras estés en la ducha o debajo de una cascada al aire libre, permite que el agua fluya sobre cada centímetro de tu cuerpo: cabeza, cara, brazos, torso, piernas y pies. Mientras observas que el agua desaparece por el desagüe, respira profundamente e imagina todos tus problemas y el estrés fluyendo junto con el agua por el desagüe.
  • Disfrutar de un baño de agua salada también es una buena manera de darle a su energía una limpieza realmente buena. La sal tiene maravillosas propiedades curativas para el cuerpo. Un baño de sal de Epsom o nadar en agua salada hace maravillas con tu aura.
  • Las propiedades de limpieza que tiene el agua de la lluvia son igualmente beneficiosas para la limpieza de energías. Camine al aire libre bajo la lluvia, mire hacia el cielo mientras respira el aire húmedo y permita que las gotas de lluvia le acaricien la cara. Una palabra de advertencia, no haga esto durante una tormenta eléctrica. 

Viento, sol y juego

La palabra “aura” en latín y griego antiguo significa viento, brisa o aliento. Del mismo modo, puedes usar el viento para ayudar a limpiar tu aura y tu energía. 

  • Cuando haga viento, intenta simplemente quedarte en algún lugar afuera mirando hacia el viento con los brazos extendidos. 
  • Cierra los ojos y deja que el viento fluya a través de ti eliminando y transformando las energías atrapadas en pura positividad y emoción.
  • Libera tu mente… corre libre… y juega con el viento. Siéntete libre de girar tu cuerpo en un césped o prado.

Esto es particularmente efectivo en un día soleado, el sol también puede purificarnos energéticamente.

Proteger nuestro aura

Una vez que hayamos limpiado de energías negativas nuestro aura, deberíamos protegerla. Una buena forma de protegerse es asegurarse de rodearse de más personas positivas que negativas. Encuentra personas positivas que siempre tengan una sonrisa que ofrecer y que tengan un alma amable y pura. 

Si aún sientes que tienes energía negativa, mira hacia tu interior. Comienza a prestar atención a tus pensamientos. ¿Hay muchos pensamientos negativos?… Concéntrese en el lado positivo de las cosas. Si está teniendo un día realmente malo, está bien expresar tus sentimientos, pero no te revuelvas. Mejora tu día. Llénalo con algo divertido, emocionante o gratificante. Si notas que un pensamiento negativo está tratando de colarse, enfréntalo con uno positivo. Si sigues practicando esto, podrás conquistar los efectos del pensamiento negativo.