Descubrir mi mundo interior

Si tus pulmones están sobrecargados o dañados por fumar, enfermedades, alergias o simplemente por estar cerca de zonas donde existe contaminación del aire en el medio ambiente, puedes tomar medidas específicas realizando una limpieza pulmonar. Mantener tus pulmones limpios y saludables, te dará una mayor conexión con tu fuerza vital, gracias a un correcto riego de oxigeno a través del cuerpo.

¿Qué es una limpieza pulmonar?

Una limpieza pulmonar, es un procedimiento natural diseñado para desintoxicar, limpiar y refrescar los delicados revestimientos respiratorios de los conductos bronquiales y de los pulmones, purgándolos de toxinas ambientales acumuladas, organismos nocivos e irritantes. También puedes ayudar a limpiar y a fortalecer tus pulmones con ejercicios de respiración profunda, masajes o ciertas hierbas y aceites con propiedades curativas.

¿Quién necesita una limpieza pulmonar?

Una limpieza pulmonar puede ayudar a cualquiera, ya que todos vivimos en un mundo lleno de productos químicos nocivos, toxinas y productos irritantes, que pueden ejercer un estrés constante sobre los pulmones. Pero existen ciertas personas, en los que una limpieza pulmonar es mucho más efectiva. Ya sea que desees mejorar tu función pulmonar, o si deseas iniciar una nueva vida libre de humos, una limpieza pulmonar es un gran comienzo en el camino hacia un estilo de vida saludable.

Fumadores

Recomiendo encarecidamente a todos los fumadores que dejen de fumar antes de terminar con una enfermedad pulmonar o un daño pulmonar grave. Si actualmente eres un fumador, deberías limpiar tus pulmones con una o más de estas prácticas.

Exfumadores recientes

Las personas que recientemente dejaron de fumar, pueden beneficiarse de la limpieza de sus pulmones, lo que les ayudará a limpiar la suciedad del pasado. Si bien aún necesitará tiempo para que sus pulmones se curen, puede estimular este proceso con una limpieza pulmonar.

Personas con afecciones pulmonares

Si tienes ciertos problemas de salud específicos, no existe un sustituto para el consejo de un profesional de la salud. Cuando hables con ellos, pregúntales sobre las actividades de limpieza pulmonar, hierbas y aceites que se describen aquí.

Personas con mascotas y alergias

Muchas personas lidian con alergias a diario, ya sea por animales, polen u otros alérgenos comunes en el aire. La limpieza pulmonar puede ayudarlo a eliminar los alérgenos y puede aliviar algunos síntomas.

Cómo desintoxicar tus pulmones

Hemos reunido las mejores opciones de limpieza pulmonar con información adicional a continuación.

Ejercicios de respiración profunda

Puedes aumentar la cantidad de oxígeno que llega a tus pulmones realizando ejercicios de respiración profunda con regularidad. Los estudios han encontrado que la respiración profunda después de una cirugía cardíaca, ayuda a airear los pulmones, aportando más oxígeno y promoviendo la curación. Tomar respiraciones largas, lentas y profundas, no solo trae más oxígeno, sino que también ayuda a que la sangre oxigenada se extienda por todo el cuerpo. Esta técnica tiene la ventaja de ayudar a entrar en un estado de relajación.

Intenta realizar diez respiraciones lentas y profundas tres veces al día para expandir la capacidad pulmonar y la oxigenación al torrente sanguíneo.

Aceites esenciales

Agrega varias gotas de los siguientes aceites esenciales a un difusor o humidificador en tu hogar. Inhala profundamente varias veces cerca de donde salga el vapor frío del difusor o humidificador. Estos aceites esenciales suelen oler muy bien y tienen propiedades de aromaterapias. Puedes combinar esto con pensamientos, como “respirar es amor y salud, exhalar es expulsar toxinas”. Visualiza la eliminación de las toxinas acumuladas a medida que exhalas para acelerar el proceso de curación.

  • Orégano: Esta esencia no solo es útil para cocinar. El aceite de orégano es conocido por su capacidad para disuadir organismos nocivos como hongos y bacterias.
  • Árbol de té: Este aceite del famoso árbol australiano de Melaleuca puede estimular su sistema inmunológico. 
  • Eucalipto: Otro aceite de un árbol australiano, el eucalipto, tiene poderosas propiedades antimicrobianas contra virus, bacterias y hongos. No solo eso, sino que hay una larga historia de uso seguro para promover la salud pulmonar.
  • Menta: El mentol puede aumentar el rendimiento en el ejercicio, probablemente al mejorar la actividad pulmonar. Irónicamente, algunos estudios indican que demasiado puede aumentar la congestión nasal, así que ten eso en cuenta.

Ejercicio

Cuando realizamos ejercicios con fuerza y ​​respiramos fuerte, ayudamos a aumentar la capacidad pulmonar y fortalecer todo el sistema cardiovascular: pulmones, corazón y los vasos sanguíneos. 

Además, los científicos tienen la evidencia irrefutable de que la inactividad física debilita todo el cuerpo y conduce a la enfermedad. Del mismo modo, sabemos que mantenerse en buena forma física ayuda a prevenir muchas afecciones crónicas, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. 

Si sales a correr un poco, empujas la respiración hacia tus pulmones y haces que la sangre fluya. Para las personas que simplemente dejan de fumar, esto ayuda al proceso de curación pulmonar. Si vives en un área con abundante polen o sufres de alergias, es posible que desees trotar en una cinta de correr.

Paquetes de aceite de ricino

El aceite de ricino se ha utilizado durante siglos como un remedio tradicional para enfermedades respiratorias y para mejorar la circulación linfática. Para ayudar a eliminar las flemas y las toxinas de los pulmones, remoja las sábanas o algunas camisas viejas que tengas por casa, con aceite de ricino orgánico prensado en frío que se haya calentado un poco. Colócalas en tu pecho mientras estés acostado. Cubre el colchón con algo impermeable o para que no se acumule aceite en la ropa de cama. Una vez que hayas colocado las tiras calientes y empapadas de aceite en tu pecho, cúbrelas con una sábana de plástico (como una bolsa de basura cortada) y una almohadilla térmica. Mantén esto encendido durante una o dos horas. Luego levántese y límpialo.

Percusión de pecho

Cuando se acumula moco, líquidos o flemas en los pulmones, puedes usar fisioterapia torácica o drenaje postural y percusión. Es una técnica efectiva, pero requiere la ayuda de un profesional de este campo, o de la ayuda de un amigo o familiar. Estos ejercicios implican ponerse en ciertas posiciones y golpear suavemente el pecho para ayudar a aflojar la mucosidad para que pueda escupirse o toser. 

La percusión se usa para ayudar a los síntomas de ciertas afecciones médicas, pero se puede usar cada vez que tengas congestión en los pulmones de la que deseas deshacerte. Haz que alguien toque suavemente tu espalda, cerca de un pulmón, a la vez que toses. También puedes acostarte de lado, con tu cuerpo en ángulo, para ayudar a aflojar las flemas y empujarlas hacia afuera.

Alimentos que limpian los pulmones

Los estudios muestran que los alimentos ricos en antioxidantes, contrarrestan la producción de mocos, líquidos y flemas en el cuerpo, que tienden a acumularse en los pulmones y en las vías respiratorias. Un antioxidante es una sustancia que contrarresta la oxidación en las células. Las frutas y verduras crudas suelen ser buenas fuentes de antioxidantes.

Una manera fácil de entender la oxidación, es con el ejemplo de lo que observamos en la fruta. Cuando cortamos una manzana, la pulpa de la fruta se vuelve marrón y se echa a perder cuando el oxígeno en el aire la toca. Esto es oxidación. 

El mismo proceso ocurre dentro de stu cuerpo y se llama estrés oxidativo. Los radicales libres, como las “especies reactivas de oxígeno”, causan daño en las células. El consumo de antioxidantes contrarresta estos efectos, lo que lleva a unos pulmones y a una persona más saludable.

Los siguientes alimentos se encuentran entre los mejores para limpiar los pulmones.

Vegetales crucíferos

El brócoli, el bok choy, la coliflor, el repollo y otras verduras crucíferas se asocian con un menor riesgo de cáncer de pulmón. El efecto con estas verduras crudas fue particularmente fuerte en fumadores y ex fumadores, lo que indica que cuando dejas de fumar y comienzas a comer más de estas verduras, puedes revertir el daño. Eso es bastante increible.

Miel

La miel no solo es rica en antioxidantes, sino que también tiene efectos antimicrobianos, antiinflamatorios y anticancerígenos, según una revisión de la investigación médica. Se ha utilizado desde la antigüedad para tratar y aliviar muchas afecciones pulmonares y respiratorias, incluidas el asma, la tuberculosis y las infecciones de garganta. Prueba una cucharada de miel sola o agrégala a un té, como el té verde o el matcha.

Bayas y zumo de bayas

Las bayas contienen un poderoso golpe de limpieza pulmonar. Prueba las cerezas, los arándanos, las fresas, las bayas de goji o las bayas de acai para agregar antioxidantes que respalden a tus pulmones en tu dieta. El zumo de bayas puede reemplazar a cualquier refresco poco saludable o al acompañar la comida. 

Jengibre

Varios compuestos químicos naturales de la raíz de jengibre, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas bien documentadas. La naturaleza antiinflamatoria del jengibre hace que nos ayude a descomponer la mucosidad y mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo. Puedes usar el jengibre para cocinar, rallarlo crudo en ensaladas o hacer té de jengibre.

Aloe vera

Una investigación ha demostrado que el aloe vera, que tiene características antioxidantes, ayuda a reducir el daño causado por el humo del cigarrillo en el tejido pulmonar. Un segundo estudio encontró resultados similares, ya que el aloe vera aumenta la producción de macrófagos en el cuerpo, un glóbulo blanco involucrado en la respuesta del sistema inmunitario a los irritantes. Puedes beber zumo de aloe vera o tomarlo en forma de suplemento alimenticio.

Hierbas

Muchas hierbas tienen propiedades que apoyan la salud pulmonar. El orégano, la cáscara de naranja, el helenio, el eucalipto, la menta, la hierba pulmonar, la raíz de osha, el chaparral y la lobelia se pueden usar en el té, en recetas o como suplementos herbales. 

Evita estos alimentos productores de mucosidad

Algunos alimentos pueden causar producción de mucosidad en el cuerpo, por lo que si tiende a experimentar congestión en el pecho, asma o EPOC (enfermedad pulmonar crónica), te recomiendo evitar estos alimentos:

  • Productos lácteos (leche, queso, yogurt, helado)
  • Carne procesada
  • Comida rápida
  • Chocolate 

Otras formas de mantener limpios tus pulmones

Para las personas con enfermedades o alergias pulmonares, fumadores o exfumadores que deseen mejorar su salud pulmonar, hay otras actividades que puedes realizar y que ayudarán a garantizar que el aire que respiras sea lo más saludable posible.

Manten tu casa limpia

Limpia regularmente los estantes, el ventilador de techo, el sofa y toda tu casa para reducir los alérgenos e irritantes pulmonares que acechan en el polvo. Intenta aspirar al menos tres veces por semana si tienes alguna alfombra, especialmente si tienes mascotas dentr de casa. Asegúrate de utilizar una aspiradora con filtración HEPA de alta calificación.

Use productos de limpieza naturales

En lugar de usar productos de limpieza con productos químicos agresivos que se sabe que irritan los pulmones, usa productos de limpieza caseros o compra productos no tóxicos y ecológicos. Los elementos comunes como el bicarbonato de sodio, el jugo de limón y el vinagre, son todo lo que necesitas para comenzar.

Usa un purificador de aire

Un purificador de aire de buena calidad puede eliminar los alérgenos, el polvo y los contaminantes del aire de tu hogar, lo que ayuda a que tus pulmones descansen tranquilos. Las personas incluso pueden terminar con el “síndrome del edificio enfermo” por pasar demasiado tiempo en edificios mal ventilados. Las unidades purificadoras de aire independientes, pueden proporcionar una filtración focalizada de habitación por habitación. Dependiendo de tus objetivos, también puede sopesar los beneficios de un sistema de filtración para toda la casa.

Compra plantas para tu hogar

Las plantas de interior producen oxígeno que los humanos necesitamos para sobrevivir. También filtran productos químicos tóxicos del aire. Mucha gente no se da cuenta de que si las plantas no reciben suficiente luz solar, consumirán oxígeno en lugar de producirlo. ¡Así que asegúrate de abrir tus ventanas para que les entre la luz del sol. Un estudio en la India, encontró que un edificio con muchas plantas redujo la irritación ocular en un 52 por ciento, las afecciones respiratorias en un 34 por ciento y los dolores de cabeza en un 24 por ciento en los trabajadores.

Beneficios de una limpieza pulmonar natural

Usamos nuestros pulmones cada momento de cada día, y se exponen a los contaminantes y alérgenos que inhalamos. Su cuerpo tiene una increíble capacidad incorporada para curarse, y por supuesto, eso incluye los pulmones y las vías respiratorias que conducen a ellos. La limpieza del tracto respiratorio puede catalizar y mejorar las propiedades de autocuración de tu cuerpo. La limpieza pulmonar puede ayudarte a respirar mejor a corto plazo y a fortalecer tu sistema inmunológico a largo plazo.

Puntos para recordar

La forma número uno de mejorar la salud pulmonar es reducir la cantidad de toxinas que está inhalando. Para los fumadores, esto significa que es hora de dejar de fumar. Las personas que recientemente dejaron de fumar, los fumadores actuales, las personas expuestas regularmente al humo, las personas con enfermedades pulmonares o las personas expuestas a contaminantes del aire pueden beneficiarse de una limpieza pulmonar. 

Puedes limpiar tus pulmones participando en ejercicios de respiración profunda, ejercicios cardiovasculares, utilizando aceites esenciales de árbol de té, eucalipto, menta u orégano, en un difusor. También puedes comer alimentos para limpiar los pulmones como vegetales crucíferos y bayas con alto contenido de antioxidantes. Limpia tu casa con frecuencia. Aspirala regularmente y usa productos de limpieza no tóxicos. Invierte en un purificador de aire y obten algunas plantas de interior para ayudar a limpiar naturalmente el aire de tu hogar.