Descubrir mi mundo interior

Meditación en el Tercer Ojo

En la tradición de Oriente el tercer ojo es conocido como Ajna Chakra. Está vinculado directamente con la glándula pineal y el desarrollo espiritual. La meditación en el Tercer Ojo amplía nuestra consciencia, acrecienta el “Darse Cuenta” y nos transforma en “Espectadores” u “Observadores” de nuestros pensamientos, emociones y acciones. De esta forma evitamos la Identificación o Apego al Universo Material, lo que significa cortar de raíz la causa del sufrimiento humano.

Cómo hacerla:

– Adoptamos nuestra posición favorita de meditación, de ser posible en un lugar aireado.

– Practicamos una respiración suave, lenta y profunda por unos segundos.

– Imaginamos un punto de luz o estrella en nuestro entrecejo.

– Ahora, ajustamos nuestros globos oculares como si estuviéramos viendo nuestro entrecejo. Es sumamente importante encontrar la posición adecuada, que reconoceremos porque nuestros ojos parecen quedar “magnetizados” en el entrecejo.

– Nos quedamos meditando durante unos quince minutos como mínimo.

– La práctica perseverante nos brindará beneficios casi inmediatos en nuestro bienestar mental y emocional.