Descubrir mi mundo interior

¿Qué pasa cuando morimos?

¿Hay algo después de la muerte? ¿Conseguiremos la dicha eterna o la condenación? O tal vez, tal vez no hay nada en absoluto?

El tema del que pasa cuando morimos es siempre un tema delicado. La mayoría de las personas temen su propia muerte y este miedo proviene de la incertidumbre sobre lo que sucederá después de su fallecimiento.

Sin embargo, aquellos que tienen una fuerte conexión con el mundo espiritual saben que la muerte no es el final. Más bien, es solo un nuevo comienzo, solo un paso más en la evolución espiritual.

Si crees en la reencarnación, entonces sabes que el más allá es, literalmente, un nuevo comienzo, con un nuevo cuerpo y una nueva vida.

La reencarnación, como muchos conceptos espirituales y religiosos, se basa en la creencia de que no eres un cuerpo con un alma, sino que eres un alma con un cuerpo. Cuando el cuerpo deja de existir, el alma simplemente pasa a renacer en otro caparazón.

Entonces, ¿qué sucede cuando esta vida, la que estás viviendo ahora, termina?. ¿Qué pasa cuando morimos?

Reencarnación: la vida comienza de nuevo

La reencarnación significa que después de que morimos, nuestra alma renace en otro cuerpo. ¡Resulta que esta no es la primera vez que la mayoría de nosotros caminamos por la Tierra porque hemos vivido innumerables vidas durante millones y millones de años!

En vida, nuestro cuerpo físico esta unido a los cuerpos mas sutiles por un cordón plateado. Este es un fino hilo energético que sale de nuestro ombligo y nos mantiene unidos al cuerpo físico. Se encarga de pasar todas las cargas que resultan del incumplimiento de las leyes divinas y que sera nuestro karma a purificar.

Cuando morimos, lo primero que nos sucede es que nos escapamos del caparazón que es nuestro cuerpo y nos das cuenta de que ya no estamos vivos. Al menos, no de la forma en la que estamos acostumbrados. Seguidamente este cordón plateado se romperá y desenlazará nuestros cuerpos.

Luego, nuestro alma “descansa” por un tiempo. El período varía de alma a alma, a medida que se revisa nuestra vida, todos los pensamientos, sentimientos y acciones, las lecciones y experiencias que obtuvimos, junto con el impacto bueno y malo que tuviste en el mundo.

Luego decidimos una familia para nacer, y luego, cuando es el momento adecuado, renacemos.

Al renacer en un nuevo cuerpo, nuestro alma simplemente retoma desde donde se quedó y nuestra nueva mente y cuerpo se condicionaran para llevar a cabo la energía kármica que queda de nuestras vidas pasadas.

Karma: ¿Por qué importa lo que haces ahora?

El karma es una ley en el universo que establece que los pensamientos, sentimientos y acciones liberan energía en el universo, que después regresa a nosotros. Lo bueno causa buenos efectos, lo malo causa malos efectos.

En la reencarnación, el karma se lleva a cabo a lo largo de todas nuestras vidas, lo que significa que en el curso de nuestras vida, este momento está determinado por sus pensamientos, sentimientos y acciones, de nuestras vidas anteriores.

Si nos dedicamos a los menos afortunados en esta vida, seremos bañados con abundancia en la próxima vida. Por otro lado, si vives como un ladrón, serás robado en tu próxima vida.

Esto significa que actualmente estamos dando forma a nuestras próximas vidas en este momento. Es por eso que es extremadamente importante resolver el equipaje que llevamos en esta vida, para que cuando muramos y luego reencarnemos, ya no tendremos que lidiar con estos problemas en nuestras próximas vidas.

Las personas que cometen los mismos errores, quedan atrapadas en un círculo de vidas infelices y negativas sin evolucionar a mayores niveles de amor, luz y sabiduría.

Recuerde, tenemos el control de nuestro propio karma y podemos mejorarlo, permitiéndonos esperar un futuro mejor en esta vida y en la próxima.

Una forma de mejorar su karma es haciendo buenas acciones todos los días, desde sonreír a sus compañeros de trabajo, hasta ayudar a su vecina anciana a cortar el césped. No tienen que ser acciones que cambien la vida, sino simplemente ser una persona amable día tras día. Ayudar a los menos afortunados y expresar gratitud contribuye en gran medida a mejorar su karma.

Cuando haces cualquier cosa negativa, te conviertes en la víctima del engaño y la crueldad en tu próxima vida.

Básicamente, haz a los demás (y al mundo) lo que quieres que hagan por ti.

Señales de que ya has reencarnado

Algunas personas, muchos de ellos niños, recuerdan detalles de sus vidas pasadas con sorprendente claridad. Estos recuerdos son a menudo muy específicos y generalmente son más frescos en la mente de los jóvenes.

Otros no recuerdan sus vidas pasadas, pero hay signos de que ya has vivido antes.

Déjà vu es uno de esos signos, aunque también podría ser indicativo de algo más, como un sueño psíquico o una premonición. Sin embargo, Déjà vu es una experiencia común con almas reencarnadas, como cuando parece familiar una ciudad que nunca has visitado antes. O cuando te encuentras con un extraño y lo sentimos como a un viejo amigo. Podría ser porque tus dos almas ya se conocieron en una vida anterior.

Los sueños recurrentes, que incluyen las mismas caras y eventos, también pueden ser una indicación de lo que has vivido antes. En lugar de sueños regulares, estos sueños podrían ser recuerdos reales que tu mente subconsciente está recordando mientras duermes.

Sentir y conocer las cosas instintivamente es un ejemplo de cómo aprovechas el conocimiento y la sabiduría infinitos que has adquirido en tus numerosas vidas en el pasado. Es por eso que hay jóvenes que son increíblemente perspicaces, a menudo denominados como viejas almas por sus padres y maestros.

Además, un trauma inexplicable podría ser una de las cosas que no has resuelto en una vida pasada. Si tienes un miedo que no puedes explicar, podría ser algo que te causó un gran dolor u horror en una encarnación anterior.

Por ejemplo, puede temer nadar, aunque viva en la ciudad y nunca haya tenido una experiencia terrible con el agua. O tal vez en una vida anterior, usted murió ahogado o perdió a un padre en un naufragio. Si tienes miedo a los aviones, podrías haber sido víctima de un accidente en el pasado o haberte caído desde una gran altura.

Si quieres seguir leyendo sobre el que pasa cuando morimos, lee el artículo de que nos ocurre después de la muerte. O para saber de experiencias lee La ciencia y las experiencias cercanas la muerte.

¿Crees que estás reencarnado?

¿Qué crees que pasa cuando morimos?