Descubrir mi mundo interior

Tantra sexo meditativo

El Tantra apunta al completo desarrollo de la conciencia, libre en todos sus campos y para ello no rechaza el mundo, ni lo considera ninguna ilusión sino algo bien real, toma a la Tierra como una escuela más de vida.

LA UNIDAD PRIMARIA: Shiva y Shakti

El Tantra es una corriente holística, holos, total, completa. Permite que el ser humano atraviese el puente hacia la conciencia sagrada e iluminada apoyándose en lo mundano. No divide lo que es material y espiritual sino que dice que toda división es falsa, que siempre estamos unidos eternamente al Universo, Uno, Tao, Absoluto, como quiera que sea el nombre que le coloquemos.

De la Unidad Original, el juego de la energía se transforma en dos polaridades, la dualidad, Shiva o el Principio Masculino y Shakti, el Principio Femenino. Entre ambos opuestos que se complementan se hace la luz. En micro escala este fenómeno se presenta de muchas maneras, por ejemplo, un enchufe tiene el macho y la hembra, al enchufarlos se genera la luz a través del cable que sería la vida. Este principio femenino-masculino se encuentra en equilibrio permanente: mujer y hombre, luna y sol, frío y calor, húmedo y seco, verano e invierno, etc.

ILUMINACIÓN

El objetivo de la práctica tántrica es el despertar, la iluminación de la conciencia.

Muchos caminos espirituales quieren el moksha, el nirvana, el samadhi, la liberación del alma entremezclada por siempre con el alma universal. Lo que varían son los senderos. Se apoya en técnicas especiales que abren desde tus sentidos físicos, puertas de percepción, hasta la actividad sexual es tomada como sadhana, práctica espiritual, oportunidad de iluminación.

Aquí se usa el sexo ritual, maithuna, para que la energía psico-espiritual, kundalini, se despierte en la zona sacro-sexual y ascienda por el conducto de la columna astral, shumna, hacia lo alto de la cabeza, el chakra de la coronilla, sahasrara, provocando la iluminación. Este proceso puede ser gradual o repentino. Obviamente, como todo en la naturaleza, los cambios son suaves y llevan cierto tiempo. Sólo las catástrofes son repentinas y como consecuencia destructivas. Paso a paso, purificando el cuerpo, tornándolo flexible y fuerte, alimentándose de energía, prana, a través de ejercicios respiratorios, pranayamas , posturas físicas, asanas y danzas, limpiamos los nadis , los meridianos del cuerpo energético, purificando las emociones y pensamientos, intensificando la sadhana, el entrenamiento individual o grupal, iremos camino a la iluminación.

MÜSICA, DANZA, MEDITACIÓN y MASAJE

Existen técnicas especiales para que distribuyas toda tu energía. Y estas técnicas son a través de la danza y la música, porque el Tantra sostiene que la vida es una danza continua y sagrada. A Shiva se lo representa como un bailarín. El tantrismo afirma que todo, absolutamente, es energía, desde la roca al vapor. Energía en diferentes estadios. Por ejemplo, si una persona está deprimida o angustiada, diremos que tiene la energía baja. Baja porque está en los primeros chakras, estancada, necesita fluir, y las danzas, la música, la respiración de limpieza o circular harán que la energía que está baja pueda subir, y como consecuencia su estado emocional y mental también cambie.

Las técnicas mueven el cambio hacia el equilibrio. A través de dichas técnicas, despierta los sentidos, ventanas del alma, proporcionando placer. Es aprender desde el placer no desde el sufrimiento, aprender por el gozo y la conciencia. No es un camino de santos serios, sino de budas alegres.

El Tantra hará que dancen tus células, tu emoción; hará que tu corazón se colme de entusiasmo y se llene de ganas de vivir. Te aceptas y te amas.
Con las danzas tántricas entras a estados muy profundos de meditación en movimiento, dejando muy atrás el estrés, las represiones y todas las falsas creencias antinaturales creadas por sistemas opresores del ser humano. Con la danza te sientes libre y sirven para estimular la energía kundalini.

SEXO

El Tantra tiene un ritual llamado maithuna.

La energía sexual fue investigada y puesta a prueba por los tántricos durante miles de años.

Contrariamente a la educación represiva occidental, pretende que la mujer y el hombre se sientan en armonía con esta función de la energía. No se condena el sexo, ¡sino que te incita a él! Pero no es libertinaje, por el contrario es tomado como un arte, como una ciencia, como un acceso a niveles profundos de conciencia. ¿A qué ser humano no le gusta el placer del sexo? Entonces, ¿porqué reprimirlo? ¿ Porqué dejarse dominar o poseer? Aquí se trata de compartir energía, sin que la mente con su falsa moral, condiciones, creencias equivocadas, interfieran para que la energía fluya sin culpa ni ideas de pecado.

La energía sexual es sagrada, portadora de vida.

El Tantra aconseja como muy importante la no eyaculación en el hombre. La energía que normalmente es liberada hacia afuera en la eyaculación puede utilizarse trasmutándose en “óleo vital” llamado ojas shakti, un poder espiritual para que no baje nuevamente a la tierra sino que ascienda por la columna astral y active los siete chakras de la conciencia. En esta activación la energía se eleva, justamente con la percepción interna de la luz interior como una puerta que se abre al infinito.

La energía sexual es fuente de placer, de vida, de transformación. Por supuesto que está unido a la conciencia y a la meditación, sería ni más ni menos un acto artístico donde cada uno es el artista y la obra a la vez. No usa el sexo como una descarga genital sino como intercambio de las energías femeninas Shakti y masculinas Shiva para sentirse uno solo y lo mismo.

El Tantra sostiene que en un comienzo fuimos un andrógino, un solo ser, mitad mujer mitad hombre. El sexo, de la raíz sectus, dividir, cortar, separar, fue lo que provocó el juego, volver a encontrarse para ser uno otra vez. El sexo permite que te unas nuevamente con tu pareja en un estado de conciencia de unidad con todo. Es la representación en micro escala de las leyes superiores.

A través de la energía sexual estimulada surge la manifestación de kundalini y la verás traducida en actos creativos, intuiciones, mayor inspiración, mayor impulso de vida, más vitalidad, enorme capacidad para conocer tus procesos internos, y un poder interno nunca antes sentido.
La sagrada energía kundalini, la manifestación de la polaridad femenina de la vida te envuelve enamorándote, haciéndote más y más perceptivo y consciente.

EL CíRCULO ENERGÉTICO TÁNTRICO: Orgasmos múltiples

El sexo es tomado como meditación.

El primer sutra de Shiva con Devi dice: “Al entrar en la unión sexual mantén fija la atención sobre el fuego inicial, evitando llegar a los rescoldos del final”.

No hace falta llevar prisas ni correr para consumar el deseo y el acto sexual. El inicio de la unión contiene la chispa y el fuego, el tántrico lo mantiene para que no llegue a ser brasa, para que no se consuma. Esto se obtiene con el ritmo. Creando un círculo, este no tiene ni principio ni fin. Con tu amante sentirán como si se convirtiesen en una sola ola de energía.

No hace falta ni pensar en el futuro, ni en el pasado, cuando surge la llama inicial el presente es el parámetro por el cual andar con equilibrio. Se permite que ambos disfruten, gocen de los cuerpos, del contacto de la energía de las almas, mezclándose uno con otro en un círculo.

Si el acto sexual no tiene prisas éste se convierte en una experiencia espiritual; la energía viaja desde la zona genital a todo el cuerpo, evitando los apuros por eyacular y acceder a estados orgásmicos expandidos.

No existe pérdida energética sino revitalización y comunión. Aceptando el deseo, tu cuerpo y tu ser completo traspasan las fronteras de lo personal a lo transpersonal. El círculo tántrico disuelve los egos en un mar de conciencia.

Los amantes generan luz y energía como una dínamo. Los polos energéticos se encuentran y conectan lo eléctrico del hombre con lo magnético de la mujer proporcionando a la vez que un inmenso placer físico, una conexión emocional completa.