Atención  a todos vosotros los infractores, inadaptados y alborotadores todos vosotros espíritus libre, pioneros, todos vosotros visionarios e inconformistas.

Todo lo que el Establecimiento te ha dicho que hay de malo en ti es justo lo que hay de bueno en ti vosotros veis cosas que otros no ven estáis cableados para cambiar el mundo a diferencia de los 9 de cada 10 personas, -tu mente es irreprimible y esto amenaza a l autoridad, naciste para ser revolucionario, no soportas las reglas porque en tu corazón sabes que hay un camino mejor , tienes fuerzas peligrosas para el Establecimiento, y las quiere eliminar por lo que toda tu vida se te ha dicho que tus fuerzas eran debilidades, pues yo ahora te digo lo contrario.

Tu impulsividad es un don, los impulsos son tu clave hacia lo milagroso, tu distracción es un artefacto de tu inspirada creatividad, tus cambios de humor reflejan el pulso natural de la vida, te aportan energía imparable cuando estás en lo alto y una profunda visión conmovedora del alma cuando estás en lo bajo, cuando te diagnostican con un desorden, esa es la forma de la Sociedad para negar su propia enfermedad, señalándote a ti, tu personalidad adictiva es solo un síntoma de tu vasta e infrautilizada capacidad para la heroica expresión creativa y conexión espiritual, tu total falta de represión , tu idealismo de amplia visión, tu mente abierta sin mitigar.

Es que nadie jamás te dijo… que estos son los rasgos compartidos por los más grandes pioneros y visionarios, innovadores, revolucionarios, procrastinadores y reinas del drama, activistas de la escena social, cadetes del espacio, disidentes, filósofos, abandonados, trajeados volando en acciones de combate, estrellas del  fútbol y adictos al sexo, celebridades con déficit de atención, alcohólicos en busca de novedad, personal de primera respuesta- profetas y santos, místicos y agentes de cambios.

Todos somos lo mismo, sabes. Porque a todos nos afecta el “camino”.

Todos somos iguales, sabes porque todos somos atraídos por la llama.

En tu corazón sabes que hay un orden natural de la vida, algo más soberano a lo que cualquier regla o ley del hombre pudiera expresar.

Este orden natural se llama “el camino” (the way).

El camino es el sustrato eterno del Cosmos.

 Que guía la misma corriente del espacio y el tiempo.

El camino es conocido por algunos como la Voluntad de Dios, Divina Providencia.

El Espíritu Santo, el orden implicado, el Tao, entropía inversa, fuerza vital, pero por ahora simplemente lo llamaremos “el camino”.

El camino se refleja en ti como la fuente de tu inspiración, la fuente de tus pasiones, tu sabiduría, tu entusiasmo, tu intuición, tu fuego espiritual – el amor.

El camino extrae el caos del Universo y le sopla vida reflejando el orden divino.

El Camino, experienciado con la meta – es la genialidad.

Percibido por los ojos – es la belleza

Sentido con los sentidos – es la gracia

Permito en el corazón…. Es el amor

La mayoría de la gente no puede sentir el Camino directamente.

Pero entonces hay Videntes del camino (Wayseers)

Los guardianes de la llama. Los Videntes del camino tienen una maña inexplicable para conocer el Camino. Lo sienten en su propio ser. No pueden decirte ni por que ni como llegaron a la respuesta correcta……….

Colaboración: Hernesto Guevara