Descubrir mi mundo interior

Yo Soy Energía, Amor, Inteligencia

TRABAJO DE SANACIÓN INTERIOR:

Consta de tres partes  como son :

1 – Con la conciencia tranquila, relajada es decir en momentos de descanso, antes de dormir etc.. visualizar la zona del abdomen, visualizar que se enciende en esta zona una especie de luz blanca, brillante, luminosa, repetir varias veces “SOY ENERGÍA”

2 – Visualizar la zona del pecho y al igual al ejercicio anterior, visualizar que se enciende en esta zona una especie de luz , repetir varias veces “SOY AMOR”

3 – Visualizar la zona de la cabeza y al igual que los ejercicios anteriores, visualizar que se enciende una luz, y repetir varias veces  “SOY INTELIGENCIA”

 

(Si tienes dificultad para visualizar la luz, simplemente repite como su fuera un mantra “SOY ENERGÍA – SOY AMOR – SOY INTELIGENCIA” de forma que se vaya transformando en el subconsciente)

Los tres puntos anteriores hacerlo durante bastante tiempo, un mes o dos meses consecutivos, hay que ser constantes y regalarse cada día un tiempo. Estos ejercicios anteriores son para actualizar energías, pero para que esto sea totalmente efectivo hay que reeducar a la niña/o que es la que actua con cuerpo de adulto. Después de trabajar lo anterior durante el tiempo que se ha indicado, hacer 1º lo anteriormente expuesto y a continuación un trabajo base.

El trabajo base consiste:

En momento en que yo tenga mi conciencia diriamos adulta tranquila, relajada, ejemplo… momentos de descanso, antes de dormir etc… que mi conciencia actual crítica, la que razona, la que quiere estar tranquila, es cuando mayor permeabilidad, mayor acceso a estas zonas profundas o a esta situación de la infancia y entonces manteniendo este estado profundo dirigiéndose al aspecto más profundo o dirigiéndose al aspecto infantil, evocando cuando uno era un niño muy pequeño, hablarle y decirle lo que es la verdad, ” tu no eres ese niño/a que ahora se vive de esa manera desgraciada o triste o tonta o llena de miedos,  sino que realmente lo que tu eres es:

Un foco inmenso de energía.

Un foco inmenso de felicidad y amor.

Un foco inmenso de claridad, de luz

La vida es aprender a responder de esa inmensidad de inteligencia, de amor, de energía, de ir respondiendo a las situaciones de la vida, de ir actualizando eso, ir creciendo poniendo en marcha esa energía , inteligencia y felicidad, tu como identidad no eres ese niño que crees ser, esa es la idea que has adquirido del exterior, tú como identidad, el verdadero sujeto, el verdadero yo, es esa triple foco de luz, inteligencia y de amor.

Se trata de irle diciendo eso con mucha calma pero con mucha claridad y con mucha sinceridad

Es exactamente lo que diríamos a un niño que está perocupadísimo por sus problemas, por sus malestares y que estamos tratando que entienda algo nuevo, que no se confunda sólo con la parte externa, que despierte a su dimensión auténtica central, es la mente porque se ha estado sólo atento a lo exterior, que va adquiriendo sólo ideas de lo exterior y en la mente, hay sólo estas creencias, pero para que la mente aprenda a abrirse al fondo que uno es, aprenda a reconocer ese fondo y permita que ese fondo vaya respondiendo cada vez más y más.

Es una reeducación de la mente del niño y repetir eso mismo una y otra vez, con calma, no hay que darle grandes argumentos, no hay que convencerlo a base de argumentos, simplemente es mostrarle de una manera explícita, de una manera simple, clara, una y otra vez, tratando de evocar con claridad lo que se corresponde a cada foco, yo digo que es claridad, que es inteligencia, que no me quede sólo con la palabra claridad, sino que evoque el estado de claridad y lucidez porque el inconsciente entiende más estas sensaciones, estas evocaciones vivenciales, que no los conceptos.

Cuando yo digo que es un concepto de amor felicidad, que yo evoque las capacidad que hay que sentir amor felicidad, esto repetirlo una y otra vez.

3 – Cuando se ha trabajado durante un tiempo esto, seguir de la siguiente manera : 1º hacer la 1ª parte, 2º trabajar la segunda y cuando han pasado 8 minutos, con mucha  calma, instruyendo a la mente, entonces en un tercer tiempo que viene a continuación sin interrupción, imaginar a ese/a niño/a cómo debe responder a las situaciones de su infancia, pero viviendo ya como foco, sea cual sería la respuesta a las situaciones si yo me vivo como plenitud de amor, viviendo desde mi conciencia profunda, no sólo pendiente de lo exterior, viviendo desde mi fondo lo exterior, desde este fondo, entonces se ve que una situación conflictiva se verá que evocando este fondo de amor etc.. provoca una respuesta en mí muy distinta, provoca una respuesta gozosa, por un lado da pena la situación exterior, pero uno no queda traumatizado por aquello, se trata por un lado de afirmar la cosa de un modo claro vivido (Preferentemente situaciones de la infancia, porque ahora se está trabajando a este nivel )

Esto no es para solucionar los problemas de ahora, es para reeducar la mente profunda, la mente infantil (Para solucionar los problemas de ahora es la 1ª parte ), hay que hacer todo lo posible por mantenerse en este estado de infancia.

No hace falta evocar situaciones, lo que te venga y si no te vienen, te imaginas situaciones, lo importante no es solucionar tal problema particular, sino la reeducación de la mente infantil.

Este trabajo es simple, no ha de ser una técnica fría, ha de partir de la comprensión adulta en la medida que se intuye, que realmente la identidad constante de uno, es ese triple foco, entonces ser consecuentes, instruir a la parte infantil, que está todavía presente con las ideas antiguas, e instruir esta mente de acuerdo con lo que es la verdad, tal como la intuimos.

1 – Reeducar el momento presente.

2 – Situarte en un estadio infantil, hablar a ese niño/a con mucha claridad

3 – Aplicación de esto en las situaciones en la vida infantil

En la 2ª parte, recordarse uno cómo un niño en general, sin ninguna situación particular.

Una vez hecho esto, se puede evocar una situación en particular que se recuerde y entonces ver cómo se produciría de acuerdo viviendo este fondo.

¿Cómo sería o hubiese sido mi respuesta a esta misma situación viviendo desde este fondo ?…

Hay que hacerlo con calma y paciencia y aunque no salga, volverlo a intentar una vez y otra, con paciencia y sin prisas, hacerlo y seguir con lo cotidiano (Esto es fase de reeducación de la mente profunda )

Nota: Este trabajo interior, me fue desvelado durante un sueño, más adelante sorprendida pude comprobar que también lo llevaba a cabo Antonio Blay

Sofia Yoldi