Descubrir mi mundo interior

Cuando nuestra habitación se convierte en nuestro santuario, ayuda a relajarnos, a descansar y a reponernos de una manera más efectiva. Sin embargo, la mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que importante es mejorar una habitación, ya que las pequeñas cosas que tenemos en este entorno, hacen drenar nuestra energía, haciéndonos vibrar en una frecuencia más baja.

Además, si haces tus ejercicios de meditación o cualquier técnica de trabajo interior en tu habitación, es doblemente importante asegurarte de que sea un espacio sagrado. Aquí hay algunas ideas para cambiar y mejorar una habitación y nuestro espacio, haciendo que tenga unos niveles más altos de energía, que puedas descansar mejor y te ayudará a comenzar el día .

Reemplaza tu colchón

reemplazar el colchon

Cuando inviertes en un buen colchón, inviertes en tu salud general y en la felicidad general.

La calidad del colchón es algo subjetiva a lo que necesitamos y queremos. Puede determinarse por la forma de tu cuerpo, las lesiones preexistentes y las preferencias de textura. Por lo tanto, asegúrate de probar una amplia gama de ellos antes de tomar una decisión final. Muchas empresas están produciendo colchones excelentes a precios económicos a día de hoy. Por lo tanto, no asumas que no puedes permitirte reemplazarlo.

Una habitación cómoda es una habitación tranquila. Una vez que tengas el colchón perfecto, te preguntarás por qué no hiciste este cambio hace tiempo.

Mantener la comida fuera de la habitación

Puede ser tentador comer algo sabroso mientras estas tapado por las sábanas, pero cuando comes en la habitación envías mensajes equivocados a tu cerebro. Más específicamente, comienzas a asignar pensamientos de que el dormitorio es otra “zona de actividad” asociada con la vigilia. Esto hace que sea más difícil relajarte o quedarte dormido (incluso aunque no hayas comido nada en la cama esa noche en particular).

Además, comer demasiado a la hora de acostarse, puede provocar molestias digestivas y gorgoteos molestos cuando te acuestas. Esta es solo otra razón para mantener la comida fuera del dormitorio.

Tener una decoración minimalista del dormitorio

El desorden y el caos en nuestra habitación pueden ser demasiado estimulantes para la mente, atrayendo una vez mas la asociación incorrecta a tu cerebro.

Si deseas acondicionarla para obtener un sueño reparador que aumente tus niveles de energía, solo mantén las cosas en la habitación si realmente necesita que estén o si contribuyen activamente a una sensación de paz y relajación.

Por ejemplo, una pintura de una escena de un atardecer es un gran añadido. Sin embargo, un montón de revistas es menos atractivo. Además, recuerda que los mejores colores para pintar el dormitorio son tonos relajantes como marrones suaves o frescos como azules pálidos y verdes.

Asegúrate de ‘purgarla’ regularmente para mejorar la habitación, de materiales que ya no necesitas ni deseas. 

Mejorar una habitación apartando la televisión

Los estudios han demostrado en repetidas ocasiones que la luz azul emitida por televisores y otros dispositivos electrónicos (por ejemplo, computadoras portátiles y teléfonos inteligentes), puede interrumpir los ritmos naturales del cuerpo e interferir con el ciclo del sueño. Por lo tanto, lo más inteligente es evitar guardar estas cosas en nuestra habitación. En cambio, estarán más mejor en la sala de estar o en el estudio. Además, hay muchas otras cosas que puedes hacer en la cama antes de dormir como leer un libro, escribir un diario o meditar.

Una vez que retires los componentes electrónicos de la habitación, programa tu mente para verla como un lugar tranquilo y relajado. Te sorprenderá lo fácil que es conciliar el sueño.

Asegúrese de que la iluminación sea baja

Del mismo modo que los colores de las paredes y la ropa de la cama influyen en tu capacidad de relajarte y dormir bien por la noche, también lo hace la iluminación general. Tu cuerpo seguirá pensando que es la mitad del día si tienes unas las luces fuertes encendidas. Debes darle a tu cerebro la oportunidad de procesar el hecho de que es de noche y así ajustar en consecuencia el equilibrio hormonal.

Por lo tanto, quédate mejor con unas velas o unas lámparas de luz suave y cálida por la noche. Esto también brinda a tus ojos un descanso muy necesario, especialmente si trabajas con computadoras durante el día.

Encuentra aromas que hagan de tu cama un santuario para dormir

Planear un cambio de imagen de nuestra habitación no se trata solo de cómo se ven las cosas. Es posible que ya hayas encontrado ciertos aromas que aumentan tus emociones positivas o la concentración. Si no has investigado antes el poder de la aromaterapia, ahora es un buen momento para comenzar.

A algunas personas les gusta encender una vela perfumada un poco antes de acostarse, mientras que otras incluso aplican un poco de aceite esencial en la almohada (o en un trozo de tela dentro de la funda de almohada).

Algunas investigaciones sugieren que el sándalo y la lavanda son particularmente buenos para reducir el estrés, inducir sentimientos de relajación y contrarrestar la ansiedad, por lo que es posible que desees comenzar con esos aromas para mejorar una habitación.

Averigua cómo hacer que tu habitación sea más fresca

Finalmente, existe una fuerte evidencia de que hacer que tu habitación sea más fresca, puede desempeñar un papel importante en la calidad de su sueño.

Los expertos en este campo advierten que una temperatura entre 16 y 20 grados es la mejor. Las temperaturas más altas pueden causar interrupciones en nuestro descanso. Por lo tanto, vigila la temperatura de la habitación. No solo la juzgues por las sensaciones. Esto podría marcar la diferencia entre una noche de un maravilloso descanso y una noche de dar vueltas en la cama.

El resto de nuestro hogar

mejorar una habitación

Suelen decir que una casa ordenada, es una mente ordenada. Casa limpia, cabeza limpia. Es posible que hayas escuchado alguno de estos dichos antes. Quizás nunca te hayas dado cuenta de lo que la limpieza de la casa puede hacer por tu mente y por tu estado.

Tirar cosas viejas es una forma poderosa de brindar a tu mente, claridad, enfoque, paz y equilibrio. Sin siquiera darnos cuenta, nos rodeamos de un desorden innecesario que consume la energía del hogar y la nuestra. Este desorden puede crear un ambiente negativo y afecta a nuestro estado de ánimo de una mala manera.

Limpiar la casa de cosas puede ser una tarea difícil, especialmente si no lo has hecho en un buen tiempo. Además, es posible que no puedas tirar todas las cosas innecesarias de una vez. Entonces, tal vez, en lugar de dedicar una gran cantidad de tiempo para hacer esto, conviértelo en un desafío.

¡Desecha alguna cosa todos los días!