Descubrir mi mundo interior

Las habilidades clarividentes son unas de las principales habilidades psíquicas que existen, cuyo significado es “visión clara”. Esta habilidad psíquica te permite aprovechar el conocimiento de tu alma y el conocimiento colectivo de todas las almas del universo, incluidas las del pasado y las que aún no se han manifestado.

Suena bien, ¿no?… Y lo bueno es que puedes mejorar tus habilidades clarividentes siguiendo algunos pasos simples y practicando todos los días. Puedes compararlo con aprender un nuevo idioma o con hacer ejercicio: lleva un tiempo y práctica el desarrollar el “lenguaje y los músculos psíquicos”. Recuerda ser amable y tolerante contigo mismo, y no te agites ni te enojes si no estas haciendo el progreso que imaginaste. ¡Se constante y acabará sucediendo!

¿Estas preparado?… Aquí hay algunos pasos y ejercicios que puedes utilizar para desarrollar tus habilidades clarividentes.

Mejora tus habilidades clarividentes

1. Desbloquea y libera tus miedos clarividentes

Probablemente hayas experimentado la clarividencia de alguna manera durante tu vida, pero podrías haberla bloqueado o no haberla reconocido por lo que realmente era. Por lo tanto, el primer paso para mejorar tus habilidades de clarividencia, es desbloquear y liberar tus miedos con respecto a tener este increíble don.

  • Trata de encontrar un lugar tranquilo. Concéntrate en tu respiración e intenta identificar la fuente de tu miedo. Es posible que tengas miedo de sacar tu parte más profunda y acabar confundiéndola con un episodio psicótico. Sin embargo, existe una diferencia sustancial entre los episodios psicóticos y los episodios psíquicos. ¿Tienes miedo de lo que otras personas piensan de ti si saben que tienes este don?… ¿Este miedo desactivó tus habilidades?
  • Deshazte de tu miedo repitiéndote una afirmación como: “Estoy listo para liberar cualquier miedo que esté bloqueando mis habilidades clarividentes”.
  • Repite esta afirmación tantas veces como quieras.
Mujer con los ojos cerrados y quitando miedos a las Habilidades clarividentes

2. Concéntrate en tu tercer ojo

Si te has librado de tus miedos, es hora de concentrarte en tu chakra del tercer ojo. Este chakra se encuentra justo por encima de las cejas y se dice que es responsable de las habilidades visuales de la clarividencia, como ver visiones, destellos y símbolos. 

  • Cierra los ojos y enfoca tu atención en el área que esta entre tus cejas. Imagínala como una forma ovalada horizontal entre tus ojos. Este es tu tercer ojo.
  • Intenta notar si el párpado de tu tercer ojo está abierto o cerrado. Si está cerrado, pídele que se abra y repite esta solicitud hasta que lo haga.
  • Una vez que se abra, es probable que sientas amor y una cálida oleada en tu cuerpo, porque te reencuentras con una parte de ti que un dia fue bloqueada.
  • Es totalmente normal si no puedes visualizar tu tercer ojo la primera vez. Sigue practicando y pronto lo conseguirás.

3. Incrementa tu imaginación visual

Una vez que se abre tu tercer ojo, puedes comenzar a ver luces brillantes, sombras flotantes, puntos o imágenes. Pueden venir en diferentes formas: en blanco y negro o a todo color, fijas o en movimiento y realistas o como de dibujos animados. Las primeras imágenes clarividentes suelen ser muy sutiles y probablemente un poco borrosas o poco claras. Es por eso que debes aumentar tu imaginación visual antes de poder comenzar a usar tus habilidades clarividentes para responder preguntas específicas. Puedes hacerlo pidiendo a las imágenes que aparezcan más brillantes y que crezcan en tamaño y fuerza. Asegúrate de pedir esto con todo tu poder e intención.

Otra forma de mejorar tu imaginación visual es practicando el siguiente ejercicio:

  • Visualiza que estas en tu jardín o en un campo florido, sosteniendo cinco globos, todos con un color diferente.
  • Imagina que sueltas uno de los globos y lo ves flotar hacia el cielo. Una vez que el globo desaparece por completo, suelta el siguiente globo e imagina lo mismo.
  • Practica hasta que puedas ver claramente el viaje de cada globo y observar hasta donde llega.

4. Utiliza la clarividencia para responder preguntas específicas

Si estas listo, puedes usar tus habilidades clarividentes para responder preguntas específicas. Asegúrate de practicar con preguntas que se centren en asuntos concretos. Intenta no realizar preguntas generales como “¿Seré feliz?…” ó “¿Cómo será mi futuro?…” . En cambio, piensa en lo que realmente quieres lograr en tu vida y haz preguntas específicas como “¿Me convertiré en … ? ”. Recuerda que siempre debes hacer preguntas concretas en lugar de hacer preguntas generales. Además debes ser específico sobre lo que quieres ver.

5. Interpretación de imágenes clarividentes

Imágenes en el desarrollo de Habilidades clarividentes

Una vez que puedas recibir imágenes clarividentes, es importante que también puedas comprenderlas e interpretarlas. Si las imágenes no tienen ningún sentido para ti, puedes pedir (en silencio o en voz alta) a los Espíritus Superiores que deseas aclarar y entender las imágenes. Las respuestas de los Espíritus Superiores probablemente vendrán a través de sentimientos, pensamientos o sonidos. Al principio, pueden parecer un poco vagos o aleatorios. No te preocupes!. Esto es totalmente normal. Solo confía en ti mismo y en los Espíritus Superiores y repite tu pregunta. Le enviarán la respuesta de diferentes maneras hasta que esté totalmente claro para ti.

6. Tener fe y creer

Personalmente, creo que este es el paso más importante para mejorar las habilidades clarividentes: ¡Tener fe y creer en lo que ves y oyes!… Si te dedicas a creer en tus habilidades clarividentes y no tratarlas como si fuesen simples sueños, vagabundeo mental, ilusiones o la propia imaginación, ¡podrás lograr mucho y vivir al máximo tu potencial!

7. Escribe sobre tus experiencias psíquicas

Ya sea que estés tratando de desarrollar ciertas habilidades como la clariaudiencia o la clarividencia, escribir un diario sobre tus experiencias psíquicas puede ayudarte a desarrollar y comprender aún más tus habilidades psíquicas. Si lees tu diario más tarde, puedes evaluar que valiosas, confiables y reales tienden a ser tus habilidades clarividentes. Además, podrás observar más información sobre tus habilidades psíquicas e intuitivas más fuertes.

8. Encuentra un amigo clarividente

Cada persona tiene su propia forma de ver las cosas. Es por eso que puede ser muy útil encontrar un amigo con el que puedas hablar abiertamente sobre tus experiencias clarividentes. Podéis aprender uno de otro, compartir vuestras diferentes perspectivas y apoyar el crecimiento de cada uno.

9. Medita

Y aquí vamos otra vez… si quieres desarrollar alguna habilidad psíquica, la meditación es esencial. ¿Por qué?… La meditación te permite conectarte con tu ser superior y ser más receptivo a los mensajes intuitivos. Te ayudará a abrir tu tercer ojo y mejorará la capacidad visual de tu mente para visualizar. Además, puedes meditar con la intención específica de mejorar tus habilidades clarividentes abriendo y fortaleciendo tu tercer ojo. Muchos videos de YouTube proporcionan una meditación guiada con este propósito específico.

Es normal que experimentes un ligero hormigueo entre las cejas, al enfocarte en el tercer ojo durante tu práctica de meditación. Esto es solo una señal de que tu tercer ojo se está abriendo, lo que te permitirá comenzar a ver imágenes clarividentes.

¿Estás listo para las visiones clarividentes?

A veces, puede ser aterrador ver imágenes, destellos de luz o visiones al principio del desarrollo de esta habilidad, y eso es normal. Especialmente cuando estás solo y menos lo esperas y no sabes cómo explicarlas o interpretarlas. Sin embargo, tener y desarrollar habilidades clarividentes puede ser también algo genial. Una vez que sepa cómo dominarla, la Clarividencia puede brindarte ideas, una orientación sorprendente o incluso puedes ayudar a otros.

Solo ten en cuenta que los espíritus tienen el mayor bien de corazón y que su guía se entregará con amor. ¡Así que no tengas miedo de desarrollar tus habilidades, porque puede darte mucha alegría y sabiduría! ¡Solo recuerda divertirte!