La Curiosidad espiritual

El mundo actual ha ido desarrollándose a través de los tiempos y como consecuencia, la parte espiritual y religiosa debe avanzar también hacia nuevas ideas.

0
40
Curiosidad espiritual

Como escritor que busca la curiosidad espiritual, siempre estoy buscando nuevas ideas, aunque es rara la vez que necesito mirar muy lejos. 

Ser curioso en este mundo tiene sus recompensas, ya que interesarse por las personas, los lugares y los eventos te mantiene comprometido y en un modo continuo de aprendizaje. 

“Lo importante es nunca dejar de preguntar a la vida. La curiosidad tiene su propia razón de existir. Uno no puede dejar de estar asombrado cuando contempla los misterios de la eternidad, de la vida, de la maravillosa estructura de la realidad. Nunca pierda la santa curiosidad.”Albert Einstein

En la cita de Einstein, el concepto de la curiosidad es lo que mas me llamó la atención en el momento que lo leí. Es cierto que cuando nos convertimos en seres curiosos, nos convierte en experimentadores natos de situaciones y momentos en la vida.

… cada uno debe ver con sus propios ojos, escuchar con sus propios oídos e investigar la verdad por sí mismo para que pueda seguir la verdad en lugar de la creencia ciega y la imitación de ideas ancestrales. ” – La Promulgación de la Paz Universal , p. 454.

Esto no significa que deba rechazar todo lo que se me ha dicho hasta el momento, pero sí me anima a considerar la fuente de las ideas, a decidir por mí mismo lo que es verdadero y a responsabilizarme de mis propios pensamientos y creencias. 

Cuando observo cómo ha cambiado el mundo a lo largo de los años, tiene sentido que todas las religiones deberían renovarse y replantearse las creencias para que sean relevantes y aplicables al momento en el que vivimos. El mundo actual ha ido desarrollándose a través de los tiempos y como consecuencia, la parte espiritual y religiosa debe avanzar también hacia nuevas ideas. Creo que el abrir la mente hacia nuevos conceptos y disponer de una curiosidad espiritual, es lo que nos hace enriquecernos como seres. Es aquí donde entra el papel de la curiosidad desde un punto de vista que nos responsabilicemos nosotros mismos de las creencias que podemos adoptar. Somos dueños de nuestra propia vida.

“Como el cuerpo del ser humano necesita una prenda de vestir, el cuerpo de la humanidad debe estar adornado con el manto de la justicia y la sabiduria.” – Baha’u’llah

La investigación científica cerebral tiene la evidencia de que la curiosidad, especialmente cuando actúa durante toda la vida, contribuye tanto a la salud cerebral como a la resistencia a la demencia temprana. Estamos programados para pensar y nunca dejar de crecer, y es una razón más para cultivar la curiosidad como un hábito de por vida. 

Observamos que la curiosidad, en uno de los aspectos de la vida, fomenta la creatividad, la ciencia, la innovación y las artes. Esto puede verse en in ingeniero que diseña una nueva técnica; un químico que descubre las propiedades de una sustancia; un artista que trabaja con nuevos materiales; y un cineasta que prueba nuevas cámaras y luces. Verdaderamente, es una lista interminable. 

En una escala más social, la curiosidad puede generar nuevas amistades, por ejemplo, conocer nuevos vecinos. Puede introducir nuevas aficiones e intereses externos, ya que intento algo y me resulta agradable. Puede ofrecer nuevas ideas, ya que leo un nuevo autor o escucho una estación de radio diferente. La curiosidad me mantiene humilde, ya que soy testigo de lo que hacen los demás y lo aprecio. 

La curiosidad espiritual también abre mi mente a nuevas interpretaciones y percepciones. En innumerables ocasiones, al volver a leer un libro o volver a ver una película, nos aparece algún detalle o una pista que anteriormente se nos había pasado por alto. Al darnos cuenta de esto, nos mantiene en un estado de aprendizaje continuo. Siempre hay más que aprender y entender.

Por último, yo creo que el propósito de la educación es reconocer las realidad, trabajar hacia la unidad y experimentar la comunión con todos los pueblos. Más allá de lo que pueda aprender en lo educativo o en el entretenimiento. Quizás sea hora de intentar ser un poco mas curiosos en nuestra vida y respecto a nosotros mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí