Descubrir mi mundo interior

Meditación del Rayo Azul – Domingo

Domingo – Primer Rayo, Llamas Azul y Cristal, de Fuerza, Poder, Protección, Equilibrio, Fe y Voluntad de Dios

Director: MAESTRO EL MORYA – SIRIO

Complemento: LADY MYRIAM

Arcángel: MIGUEL

Complemento: FE

Elohim: HÉRCULES

Complemento: AMAZONAS

Actividad: DECISIÓN

Color: AZUL

1 – Amada presencia de dios “yo soy” dentro de mi corazón, te amo, te adoro y  te invoco para que enciendas en mi la llama CRISTAL Y AZUL y que LA VOLUNTAD DE DIOS se manifieste en todo lo que yo haga en este día.

Ahora me doy cuenta de que dentro de mi corazón está el plan divino de dios para mí, al igual que la manera y el medio de traerlo a la manifestación. Ahora entro en el silencio y escucho y sé lo que tengo que hacer. Mientras mantengo la atención en el plan divino, le estoy dando forma y trayéndolo a manifestación.

2 – Yo soy la fe en el poder de dios en mí, para dirigirme, protegerme, iluminarme, sanarme, proveerme, sostenerme y hacer lo que yo requiera que sea hecho.

3 – El amado ascendido Maestro Morya, gran director del primer rayo  dice así:

“Mide bien la visión que te venga de cualquiera parte de la vida, aquello que eleve, aquello que unifique, aquello que libera, aquello que vuelva la conciencia hacia DIOS, ¡ES BUENO! ¡ESA ES LA VOLUNTAD DE DIOS! no necesita ni medida misteriosa ni consejero exterior. La vida que late dentro de tu corazón sabe lo que es constructivo, lo que alivia y lo que libera de la esclavitud. ¡ESO ES DE DIOS!

4.- Amado Morya; ¡te amo, te bendigo y te doy las gracias por tu servicio hacia mí y hacia toda la humanidad! envuélveme en tu llama azul de amor y haz que yo sienta tu fuerza y poder, para que al recibirlas ideas de DIOS pueda yo llevarlas a la manifestación externa, para la bendición de mis hermanos. Ayúdame a decirle a mi presencia divina “Hágase tu voluntad y no la mía”. Ayúdame a sentir y comprender tu obediencia iluminada a esa voluntad; tu humildad espiritual ante el amor de dios, y tu respeto por dios, por sus representantes y por la presencia de dios en cada corazón humano.

5 – El gran arcángel miguel, arcángel de la protección y defensor de la fe, dice:

“A través de la luz de mí corazón y del tuyo creamos para ti, AHORA, a través de este mundo de apariencia, un sendero de amor, paz, consuelo, opulencia y bienestar físico, mental, emocional y espiritual. ¿Sentirás la luz de tu corazón creando este sendero frente a ti cuando salgas de tu habitación cada mañana? ¿Camina en el sendero de los ángeles todo el día, con la misma seguridad que si pasaras a través de uno de los Rayos que han sido establecidos como sendero permanente en la sustancia de la tierra, por los maestros?”

6 – Amado Arcángel Miguel, ¡te amo, te bendigo y te doy gracias por tu gran servicio hacia mí y toda la humanidad en tantos siglos!  Envía tus ángeles de protección para que me envuelvan a mí y a mis seres queridos, así como a todos los seres constructivos sobre la tierra. Líbranos de los pensamientos y sentimientos que no se ajustan al concepto inmaculado de dios para nosotros. Te doy Gracias.

7 – El gran Elohim Hércules, dice así: “¿Estás satisfecho con lo que manifiestas hoy? ¿Estás contento con medio pan cuando podrías tener uno completo? ¿Estás resignado a vivir en la limitación y en un cuerpo que se corrompe? porque es lo que TU DESEES, lo que se manifestará. ¡Oh, amado estudiante de la luz! sobre tu frente flamea la llama de Hércules. Cada mañana acuérdate de reconocerla antes de proceder a ejecutar las actividades del mundo exterior y expresar el propósito de convertirlas en aquello que es la voluntad de Dios”.

“Acuérdate de Hércules a medida que avanzas. No aceptes limitaciones en tu ser individual cuando tú sabes que solo requiere el ejercicio de TU VOLUNTAD para extraer de adentro de ti todo lo que necesites”.

8 – Amado Hércules, ¡te amo, te bendigo y te doy gracias por tu gran servicio a toda nuestra tierra y a todo lo que hay en ella. Carga cada uno de mis cuerpos – físico, etérico, mental y emocional – con tu fuerza y el poder de tu amor, el cual da protección invencible en todo momento.

9 – En el nombre de la presencia de Dios “Yo Soy”,  en el nombre de Hércules, expreso mi voluntad de ser divinamente libre en mente, sentimientos, cuerpo, finanzas, mundo y asuntos. Expreso mi voluntad de ser maestro divino, de ser el dios encarnado que prometió Jesús.

Fuente: Yo Soy Espiritual