Descubrir mi mundo interior

Aspectos de la experiencia

 

Hay muchísimos aspectos de la experiencia. Una enciclopedia de los mismos resultaría enorme y además demasiado pesada. Quiero mencionar unos pocos aspectos importantes y dar algunos ejemplos de ellos para darles ciertas ideas de lo que hay que buscar y cómo desarrollar aún más su propia sensibilidad.

Evitaciones -falta de conciencia
La falta de conciencia en la respuesta 10 es obvia. No tan obvio en la 1, que es agradable, pero que no expresa sensaciones físicas emocionales. Es esencialmente una experiencia visual y es mucho más superficial que la 13, que también contempla sensaciones de tacto, calor, sabor, movimiento, etc.

Cambio . estancamiento
Ya se mencionó el cambio y el crecimiento en la 13 y la repetición y el estancamiento en la 10. En la 7 hay un grado de repetición en la medida que la rosa se esfuerza rápidamente por asomarse encima de la valla y cae nuevamente cuando llega el invierno.

Autosuficiencia – apoyo ambiental
Un buen ejemplo de autosuficiencia es la 13. No hay ninguna insinuación de una ayuda exterior. Ella se mantiene a sí misma y aun contribuye a mantener a las abejas y a la gente que toma sus flores. Por el contrario, en la 11 el cuidado recae por completo en la abuela. “Ella siempre me está cuidando”. En la 2, el apoyo ambiental está dado por el invernadero y la señora que lo cuida. Sus espinas le proporcionan defensa contra los animales grandes, pero no contra los pequeños.

Relación yo-ambiente                                     .
En la 13, hay una interacción saludable, creciente, alegre y creativa. La respuesta 16 muestra a una persona que también proporciona su propio apoyo, pero tiene que trabajar tremendamente para obtenerlo. Todas sus energías se invierten en una batalla con el medio ambiente: conservarse, procurarse humedad y desarrollar sus ramas nudosas y duras que los animales no pueden comer. No queda ninguna energía para el follaje o la alegría de las flores. La respuesta 6 está a mitad de camino entre la 13 y la 16 en este aspecto.

Barrera y frustraciones
En dos respuestas, los cercos son barreras que impiden al rosal obtener todo el calor del sol. Los animales, insectos, fríos invernales, tormentas, gente que corta flores y poda, etc., también son frustraciones que se sufren o resisten en otras respuestas.

Disposición emocional general
En la 17 hay tensión y envidia, en la 15 hay desafío, en la 5 tristeza y espera, en la 11 éxtasis y en la 7 hay mayormente frustración e insuficiencia.

Grado de compromiso con la fantasía
El grado con que una persona está dispuesta a comprometerse con la experiencia de la fantasía y luego hacerla suya expresando esta experiencia en la primera persona del presente, es muy importante. Es una medida de la disposición de la persona de contactar con su existencia y experiencia. En la 10, a pesar del disgusto y la fealdad que ella siente, está dispuesta a experimentarlo y asumirlo como siendo ella misma y su existencia. En cambio, aunque la respuesta 1 es relativamente agradable y desprovista de amenazas, también hay un compromiso emocional sólo relativo. En la respuesta 9 hay un gran compromiso en tanto que la experiencia es agradable, pero cuando es cortada y llevada dentro de la casa, no le gusta y “allí es donde me detuve”.

En la 14, ella lucha por identificarse con lo desagradable y frustrante, pero esencialmente continúa siendo una experiencia visual y luego ella quiere “sonreír y ser más feliz”, y así hace desaparecer el rosal. Mucha gente pone distancia entre ellos y su experiencia relatándola en pretérito y no identificándose con la experiencia diciendo: “Yo”. Cuando digo “eso era”… me estoy refiriendo a algo de “allá afuera”, distanciado de mí tanto en el espacio como en el tiempo.

Este tipo de fantasía es muy útil para evocar sentimientos y experiencias alienadas y muy poca gente se contacta rápidamente con sentimientos muy profundos.

Aunque alguna gente redescubre cosas de gran belleza en una fantasía, con más frecuencia lo que se evita y aliena es desagradable y atemorizante. Al fin de que una fantasía sea útil, uno tiene que estar dispuesto a comprometerse enteramente con ella y dejar que se desarrolle por sí misma, sin manipulaciones. Es posible permanecer alejado de la fantasía y tener una experiencia visual superflua que uno puede cambiar sencillamente por otra cuando se torna desagradable. Si hace esto, dése cuenta que no está dispuesto a realmente experienciar su existencia y que preferirá aferrarse a una imagen antes de permitirse descubrir cómo es su vida. A menudo una fantasía se inicia bajo gran control y dirección, pero luego la fantasía se profundiza gradualmente y adquiere vida propia, al margen de los intentos de guiarla y modificarla.

Para la mayoría de la gente, una fantasía comenzará placenteramente y tan sólo a medida que se profundice, irán apareciendo aspectos desagradables. Si usted falla en sus intentos de cambiar algo poco placentero en algo más placentero, eso es una señal de que está permitiendo que la fantasía se desarrolle por sí misma, libre de sus propios esfuerzos por controlarla y manipularla. Muy poca gente descubre experiencias de gran fuerza y belleza en sus fantasías; la mayor parte de la gente, si son honestos, descubrirán algo desagradable y atemorizante. Si este desagrado es vivenciado plenamente, también fructificará en una especie de fuerza y belleza. Pero cuando se desarrolla algo desagradable, la mayoría de la gente lo evitará reduciendo su compromiso con esa experiencia.

Es la evitación de ese desagrado lo que mantiene lejos de mí, partes de mi experiencia y reduce mi conciencia. A fin de ganar conciencia y entendimiento, tengo que estar dispuesto a contactar esas zonas desagradables de mi experiencia y redescubrirlas. Sería muy conveniente que yo pudiera eliminar lo desagradable de mi vida simplemente evitándolo, pero esto raramente —tal vez nunca— resulta. Todo lo que hago es reducir mi capacidad de darme cuenta de estas experiencias desagradables y sumar algo de confusión a mis dificultades. Si evito una situación atemorizante, me quedo con insistentes y vagos sentimientos de intranquilidad, una sensación de debilidad, etc., que continuarán molestándome hasta que enfrente la situación. Como una carie dental sin atención, los miedos y las incomodidades tienden a empeorar si no son reconocidas y enfrentadas.

La única manera de sobreponerse realmente a lo desagradable es experimentarlo plenamente, comprenderlo y luego actuar sobre la base de tal comprensión. Cuando estoy dispuesto a padecer por completo este desagrado, hay algunas recompensas. Una, es un mayor darse cuenta y comprensión. Otra, es una sensación de libertad y de mayor poder mientras encaro el desagrado que antes no estaba dispuesto a encarar. Además, evitar el desagrado requiere una cantidad de energía determinada que ahora puede usarse en tareas más provechosas.

De modo que si descubre una zona de desagrado en la fantasía o en la vida, dése cuenta de que es un recurso sin emplear, una fuente de poder y de libertad siempre que esté dispuesto a sufrir la incomodidad de encararla y aceptarla plenamente.

Mientras evite algo desagradable, continuará afectando su vida y tendrá poder sobre usted. Si está dispuesto a aceptar este desagrado ahora, algo puede crecer y desarrollarse a partir de esa experiencia y usted podrá llegar a estar más plenamente vivo.

Una estudiante de una clase le dijo a su profesor vehementemente que le disgustaba la camisa marrón que estaba usando. Su voz expresaba sentimientos fuertes y el prosefor le pidió que dijera algo sobre su camisa y qué era lo que le disgustaba. “Es horrible y deprimente, me recuerda el funeral de mi padre”. Ella tenía fuertes y claros sentimientos respecto del padre y su funeral y aún no estaba dispuesta a aceptarlos y expresarlos plenamente. Estos sentimientos alienados continúan luchando por expresarse y aparecen en su entorno. Ella ve su camisa como horrible y deprimente, pero no se da cuenta en qué estado horrible y deprimido se encuentra. Este tipo de alienación se llama PROYECCIÓN, lo que nosotros “vemos” en torno, es muchas veces parte de nuestra propia experiencia alienada, más que el mundo en sí mismo. Cuando esta muchacha acepte y enfrente sus sentimientos estará en condiciones de ver la camisa tal como es y no como el campo propicio para sus sentimientos inexpresados.

Lo que yo le he pedido hacer en estos experimentos de identificación es estimular y amplificar este proceso de alienación e identificación para en seguida invertirlo pidiéndole que se identifique con sus propias proyecciones. Si puede llegar a darse cuenta de cómo aliena su experiencia, es relativamente fácil recuperar su darse cuenta invirtiendo este proceso mediante la re-identificación. Si está dispuesto a emprender este tipo de autocorrección en su vida cotidiana, usted podrá vivir más en el mundo real del darse cuenta y menos en la confusión de sus fantasías. Si se imagina que alguien está enojado con usted, trate de invertir, “yo estoy enojado con él” e identifíquese realmente con esto. Vea si puede descubrir cómo está enojado con él, lo que, le disgusta a él, etc. Si usted se descubre queriendo ayudar a alguien intente invertir esto “quiero que usted me ayude”, y en seguida explore cómo quisiera ayudarlo. Intente los siguientes experimentos de inversión. Si puede, hágalo con un grupo de 5-7 personas, de modo que pueda compartir sus experiencias con otros y también pueda aprender de las experiencias de ellos.