Las fantasías de esta sección serán mucho más efectivas si se efectúan con una posición confortable, con os ojos cerrados y la atención dirigida a la experiencia interior, tomando contacto con las sensaciones físicas, la respiración etc. Es imposible compenetrarte totalmente con tu vida imaginaria interior si te encuentras tenso y preocupado por recuerdos recientes y pensamientos referidos a la vida externa.

Estos viajes imaginarios serán mucho más valiosos si son inmediatamente relatados a alguien en primera persona del presente, como si estuvieran ocurriendo ahora. Este relato hace que te identifiques más con la experiencia imaginaria y te ayuda a darte cuenta que no se trata “solo de una fantasía” sino una importante expresión de ti mism@ y de tu situación vital.

Al contar tu experiencia en tiempo presente, a menudo te das cuenta de detalles importantes que apenas llamaban tu atención durante la experiencia imaginaria en sí. Además quien te escucha puede notar detalles o aspectos que ignoras o has pasado por alto, y advertir omisiones y evasiones que no notas. De este modo es posible explorar más minuciosamente la fantasía y tomar más conciencia de todo aquello que se menosprecia, eludes u omites.

Otro aspecto valioso de contar inmediatamente tu fantasía es el hecho de comunicarte directamente con otra persona. Mientras cuentas tus sentimientos y experiencias en esa existencia fantástica notarás con frecuencia que lo que dices es mucho más honesto y personal que tu manera habitual de hablar con la gente.

Con frecuencia revelará mucho de ti mism@ y de tu existencia, y experimentarás cómo reaccionan los otros con tu honestidad. Es importante tomar mayor conciencia de uno mism@ y también lo es comunicar tu darte cuenta a alguien para relacionarse con los demás a través de un contacto honesto.

Estos viajes imaginarios pueden parecer de algún modo repeticiones. En cierto modo son repetitivos, todos emplean los  mismos medios, la proyección en una situación fantástica. Pero lo que sí es verdad es que harás distintos descubrimientos en diferentes situaciones imaginarias. También descubrirás que algunos de tus sentimientos principales y temas centrales, reaparecerán una y otra vez aunque se trate de ejercicios diferentes. Esta es otra confirmación de aquello que experimentas en estas fantasías es una expresión real de tu existencia, cómo realmente vives, sientes y funcionas.

Recuerda: este símbolo pausa darse cuenta  indica una pausa. No sigas leyendo cuando llegues a esta pausa y date un tiempo de explorar tu propio darse cuenta, siguiendo las instrucciones.

Tronco, cabaña y arroyo:

Ahora me gustaría que imaginaras que eres un tronco de árbol en las montañas. Conviértete en ese tronco de árbol. Visualízate y visualiza tu entorno… pausa darse cuenta

Emplea cierto tiempo para sentir que eres un tronco de árbol… pausa darse cuenta

Puedes ayudarte describiéndote a ti mismo… pausa darse cuenta

¿Qué clase de tronco eres?… pausa darse cuenta

¿Qué forma tienes?… pausa darse cuenta

¿Qué tipo de corteza y raíces tienes?… pausa darse cuenta

Trata de compenetrarte con la experiencia de ser ese tronco de árbol… pausa darse cuenta

¿Cómo es tu existencia de tronco de árbol?… pausa darse cuenta

¿Qué tipo de cosas te suceden siendo ese tronco?… pausa darse cuenta

Bastante cerca de ese tronco hay una cabaña. Me gustaría que ahora te convirtieras en esa cabaña… pausa darse cuenta

Y, nuevamente me gustaría que sientas el sabor de vivenciarte como cabaña… pausa darse cuenta

¿Cómo eres tú?… pausa darse cuenta

¿Cuáles son tus características?… pausa darse cuenta

Investiga tu existencia cómo cabaña… pausa darse cuenta

¿Qué tienes adentro y qué te sucede?… pausa darse cuenta

Emplea cierto tiempo en tomar contacto con la experiencia de ser esa cabaña… pausa darse cuenta

Cerca de la cabaña hay un arroyo. Me gustaría que te convirtieras en ese arroyo. Cómo arroyo ¿Qué clase de existencia tienes?… pausa darse cuenta

¿Qué clase de arroyo eres?… pausa darse cuenta

¿Cómo te sientes siendo arroyo?… pausa darse cuenta

¿Cómo son tus entornos?… pausa darse cuenta

Siendo ese arroyo, me gustaría que le hables a la cabaña. ¿Qué le dices a la cabaña?… pausa darse cuenta

Háblale a la cabaña e imagina que la cabaña te responde, de modo que mantienes un diálogo, una conversación… pausa darse cuenta

Como arroyo ¿Qué le dices a la cabaña y qué te responde ésta?… pausa darse cuenta

Ahora conviértete en la cabaña nuevamente y prosigue la conversación ¿Qué le tienes que decir al arroyo?… pausa darse cuenta

Continua este diálogo durante un rato… pausa darse cuenta

(También puedes mantener diálogos entre el tronco y la cabaña o entre el tronco y el arroyo).

Ahora dile adiós a las montañas. Dile adiós a la cabaña, al arroyo y al tronco y regresa a este cuarto y a tu existencia aquí… pausa darse cuenta