Descubrir mi mundo interior

Recuerda: este símbolo   indica una pausa. No sigas leyendo cuando llegues a esta pausa y date un tiempo de explorar tu propio darse cuenta, siguiendo las instrucciones.

Invirtiendo la comunicación :

Enfoca tu atención en mis palabras, las que se originan en algún lugar de mi cerebro, son pronunciadas por mí, viajan en el aire hasta llegar a tus oídos y luego van a tu cerebro, dónde tú las atiendes…

Ahora invierte esto. Imagina que tus palabras ahora mismo, se originan en tu mente…

Van a tu oído…

Salen de tu oído…

Atraviesan el aire hacia mi boca…

Y luego van a mi cerebro dónde las entiendo…

Permanece con esta inversión durante un rato…

Y ahora vuelve a invertir el proceso…

Invirtiendo un árbol :

Ahora visualiza un árbol y obsérvalo cambiar a través de las estaciones. Imagina el agua y las sustancias del suelo moviéndose dentro de las raíces en primavera…

Y subiendo por el tronco y dentro de las ramas, convirtiéndose en hojas y retoños…

Mira cómo crecen las hojas y maduran mientras las mece la brisa del verano…

Y luego se vuelven más viejas y tal vez más coloridas al aproximarse el otoño…

Luego las hojas caen al suelo, lentamente se secan, se pudren, y se convierten en parte del suelo durante el invierno…

Y luego son absorbidas nuevamente por las raíces cuando el árbol revive en primavera…

Ahora invierte este ciclo e imagina las viejas hojas secas sobre la tierra ascendiendo a las ramas…

Volviéndose más y más verdes…

Luego volviéndose más y más pequeñas hasta ser absorbidas dentro de las ramas…

Y viajando por el tronco hasta las raíces…

Y dentro del suelo y las hojas podridas…

Continúa este proceso durante un rato…

Identifícate ahora con el árbol invertido. Conviértete en ese árbol mientras cambias con las estaciones en orden inverso…

Siente como tus hojas son absorbidas dentro de la parte superior de tu cuerpo y cómo se desplazan hacia las raíces, donde pasan dentro de la tierra…

Continúa siendo este árbol invertido durante un rato y date cuenta cómo te sientes siendo este árbol…

Ahora continúa siendo ese árbol, pero invierte el ciclo según las pautas normales…

Siente tus raíces mientras beben la humedad del suelo…

Siéntela avanzar por el tronco y dentro de tus ramas…

Continúa esto durante un rato y date cuenta de cómo te sientes siendo ese árbol…