Descubrir mi mundo interior

Hay algo muy primordial en usar los elementos para limpiar nuestros cuerpos energéticos. Dado que estamos hechos de la misma materia que la Madre Tierra, utilizar los cuatro elementos físicos es una forma de conectarnos de nuevo con nuestras raíces. Además, uno no tiene que estar en medio de un bosque para utilizar el poder de los elementos. Para alguien como yo que vive en una ciudad, utilizar los cuatro elementos para limpiar el cuerpo energético, ayuda a mantener una conexión con nuestra tierra.

La limpieza del cuerpo energético debe ser un ritual diario. Nuestra interacción con otras personas, con ciertas ubicaciones y con objetos que contienen campos energéticos, significa que la pureza y el equilibrio de nuestros cuerpos energéticos se ven constantemente comprometidos, por lo que se necesita una práctica regular de limpieza para una salud espiritual, mental y física óptima.

Seres etéricos al usar los elementos

Cada elemento tiene sus seres etéricos, o elementales, que están asociados con él. Cuando se trabaja con un elemento en particular, recurrir a los elementales, ayuda aún más en la limpieza. Asegúrate de dar las gracias a los elementales al final de cada trabajo que realices con ellos.

Ten en cuenta que los métodos de usar los elementos para realizar una limpieza que vamos a ver a continuación, también se pueden usar para limpiar objetos. Particularmente, yo los uso para limpiar cristales de una forma periódica; pero también se pueden usar para cualquier posesión que pueda necesitar una limpieza. Además, ciertos objetos que puedas adquirir, nuevos o viejos, pueden limpiarse de cualquier energía que pueda estar presente de otra persona que lo haya manipulado, fabricado o poseído. Esto es especialmente relevante para cualquier cosa cercana que vaya a estar cerca de ti, como la ropa y las joyas.

Los elementos: tierra, agua, fuego, aire

Usar los elementos para realizar una limpieza energética

Tierra: Chakra base o raíz

  • Quédate quieto descalzo en el suelo. Imagina que salen unas raíces que emanan de las plantas de tus pies y que se adentran en la tierra. Pídele a la tierra que tome las energías negativas de tu ser y las lleve a las profundidades de la tierra. Visualiza como salen esas energías negativas hacia la tierra.
  • La vida vegetal tiene raíces en la tierra. Abraza un árbol, o siéntate contra un árbol y permite que el árbol sea tu conducto para llevar las energías negativas de tu ser a la tierra.

Agua: Chakra Sacro

  • Sumérgete en agua, preferiblemente agua que fluya, ya que el flujo elimina las energías no deseadas de tu campo energético.
  • Nada en una corriente de agua o en un océano.
  • Mientras te duchas, siente que el agua limpia tu campo de energía.
  • Párate bajo la lluvia (preferiblemente descalzo en el suelo).

Fuego: Plexo solar

  • Permite que tu cuerpo quede expuesto a una cantidad adecuada de luz solar.
  • Enciende un fuego y deja que el calor irradie hacia tu cuerpo.
  • Use la luz y la llama de una vela (a una distancia adecuada) para realizar una meditación. Permítete ‘entrar’ en la llama y purificarte, como lo han hecho los alquimistas durante generaciones.

Nota: todos los elementos deben ser respetados, pero siempre ten cuidado con el fuego y nunca deje un fuego desatendido.

Aire: Chakra del corazón

  • Un día que haga aire, permite que este elemento expulse las energías negativas de tu campo energético.
  • Las técnicas de respiración enfocada llevan tu enfoque completo al yo y al elemento del aire.
  • Trabaja con plumas para utilizar el elemento aire y usa la dirección de la pluma para mover el aire sobre ti o sobre un objeto.

El mantra o Bíja al usar los elementos par realizar una limpieza

Mantra o bíja para usar los elementos en una limpieza

Cada uno de los cuatro elementos también tiene un mantra de una sílaba (o bíja) que le resuena. El uso de este sonido crea una fuerte resonancia con el elemento y nos ayudará en la limpieza. Ten en cuenta que muchas personas malinterpretan estos sonidos en relación con los cuatro chakras inferiores del sistema de siete chakras del cuerpo. Sin embargo, esto no es del todo correcto. Estos sonidos resuenan en cada uno de los elementos asociados a cada uno de los cuatro chakras inferiores.

El sonido para el elemento Tierra es LAM, que generalmente se asocia con el chakra base.

El sonido para el elemento Agua es VAM, que generalmente se asocia con el chakra sacro.

El sonido para el elemento Fuego es RAM, que generalmente se asocia con el chakra del plexo solar.

El sonido para el elemento Aire es YAM, que generalmente se asocia con el chakra del corazón.

Estos sonidos se pueden usar solos para trabajar con un elemento en particular, o se pueden usar con los métodos enumerados anteriormente. Mientras cantas repetidamente el mantra o bíja, no apresures el sonido. Escúchalo y siente cómo penetra en cada célula de tu cuerpo. Cuando se usa con objetos, dirige el mantra o bíja hacia el objeto y permite que el sonido y su respiración (que transportan la energía de la bíja) limpien el objeto.

Nota: De los chakras restantes, el Chakra Garganta está asociado con el elemento de éter / Espíritu, el Chakra Pineal / Tercer Ojo con luz y oscuridad, y el Chakra Corona con tiempo y espacio.

Sahumar

Uno de los métodos más efectivos es sahumar, la antigua práctica de quemar hierbas y resinas vegetales con fines medicinales o espirituales. Esta es una poderosa limpieza energética. La ceremonia de difuminación en sí incluye el usar los cuatro elementos: el material vegetal (elemento tierra) en una concha de abulón (elemento agua) quemándose (elemento fuego) y creando humo (aire).

Asegúrate de devolver las cenizas a la tierra después de sahumar.

Se trata de la intención.

Estamos inherentemente sintonizados con los elementos naturales. Cuando enfocamos nuestra intención en usar los elementos y su simbolismo, podemos aprovechar su energía y aumentar el efecto de nuestra limpieza y meditación energética.