Thor, el Dios Nórdico del Trueno, un guerrero intrépido que protege a su pueblo de los gigantes monstruosos, era el ídolo de Vikingos y bárbaros, en la Era más oscura que ha conocido la humanidad, pero pocos conocen la realidad que se oculta tras su mito, se enfrentó al monstruo marino más colosal del mundo antiguo, y fue la última esperanza para los paganos de Europa que desafiaban a los  ejércitos del cristianismo. Realidad y ficción se mezclan en el Mito del poderoso Thor.

LA LUCHA DE LOS DIOSES – THOR

Dos archienemigos luchan a muerte, Thor el Dios del trueno se enfrenta a una bestia asombrosa, una serpiente gigante que ataca con fuerza letal, es el hombre frente al monstruo, Thor exhibe su arma más mortífera, el rayo de su martillo mágico, el trueno sacude Cielo y Tierra.

El mito de Thor está plagado de estas confrontaciones épicas, combates heroicos contra criaturas que amenazan a la humanidad.

Thor es el campeón de los Dioses, es el gran luchador al que se puede llamar cuando algo va muy mal, no recurren a él por su sabiduría, sino por la protección contra los monstruos malvados.

Los relatos de las aventuras de Thor, eran una forma de evadirse de uno de los periodos más oscuros de la historia de la humanidad, la Edad Media en el primer milenio después de Cristo. Era un tiempo en el que el mundo nórdico se extendía, desde las Islas Británicas hasta el mar Báltico, era un auténtico caos.

Era una sociedad agrícola que la gente iba sobreviviendo como buenamente podía, porque hacía mucho frío, hablamos del norte de Europa, no era el Mediterráneo dónde era mucho más fácil cultivar cosas, y por todo lo que sabemos la situación era muy violenta, la guerra, las hambrunas y la muerte, eran el pan de cada día en estos desolados confines septentrionales de Europa, pero el mito de Thor, aportaba un sentido del orden al caos.

Era la religión del campo, paganismo es una palabra latina que describe lo que creía la gente del campo, el paganismo tampoco está demasiado bien organizado, no es cómo el panteón griego en el sentido de que este está muy bien organizado, todo el mundo conoce sus responsabilidades, y quién es más importante que quién.

La visión de la vida humana en esa mitología, era bastante oscura bastante dura, los seres humanos no aspiraban a que llegase el final de su vida, y la salvación y el paraíso que prometían las narraciones cristianas, tenían una visión de la vida más oscura, más afligida, la gente tenía que demostrar mucho valor y fuerza para enfrentarse a los numerosos obstáculos….