Vivir experiencias extrasensoriales abriendo el Tercer ojo

Vivir experiencias extrasensoriales son capacidades que tenemos para "sintonizarnos" con otros planos de la existencia. Pero lo más importante, la conexión con nuestra propia Alma.

1
116
Descubrir mi mundo interior

El tercer ojo, también conocido como Ajna o glándula pineal, es la puerta de entrada al reino divino, de vivir experiencias extrasensoriales.

Cuando el tercer ojo está abierto, se experimenta una visión clara, una mentalidad abierta, el equilibrio intelectual y una fuerte conexión con su intuición o sabiduría interna.

Sin embargo, si el tercer ojo está bloqueado, tendrá dificultades con la mente, el pensamiento excesivo, el insomnio, las creencias sofocantes, la falta de propósito, la depresión y la incapacidad de conectarse con el Alma.

Si deseas sentirte conectado con tu propósito interno, la voz de tu Alma y vivir experiencias extrasensoriales, una de las mejores maneras de hacerlo es aprender a abrir tu tercer ojo.

Despertar tus dones extrasensoriales

Cuando la mayoría de las personas escuchan la palabra “extrasensorial”, imaginan a los psíquicos con bolas de cristal que predicen el futuro. Pero no nos referimos a esta imagen estereotípica cuando hablamos de dotes extrasensoriales.

En cambio, definimos las dotes extrasensoriales como la capacidad de recibir información más allá de los cinco sentidos normales del cuerpo.

Como ya sabemos, el cuerpo es simplemente un recipiente para el Espíritu. Es un recipiente en el que podemos percibir e interpretar el reino físico. Pero es ingenuo concluir que el reino físico es todo lo que existe, ya que estudios como la física cuántica e innumerables tradiciones espirituales han enseñado a través de los siglos que esto no es así.

Vivir experiencias extrasensoriales son capacidades que tenemos para “sintonizarnos” con otros planos de la existencia. Pero lo más importante, la conexión con nuestra propia Alma.

Lo más importante no es crear una nueva etiqueta, sino el profundo enriquecimiento que estos regalos pueden darnos a la vida y la capacidad para conectarse y comprender la sabiduría del Alma.

Cómo abrir tu tercer ojo

Casi todos nosotros nacemos en situaciones que hacen cerrarse al tercer ojo. Desde la infancia, nos enseñaron una variedad de ideas sociales, parentales, religiosas y dogmáticas que hacen nos alejemos de nuestra sabiduría interior.

En particular, nos animan a conformarnos, obedecer las reglas e ignorar nuestra voz interior, que en algunos casos y épocas fue demonizada.

Si estas luchando por ver la vida con claridad y te sientes confundido la mayor parte del tiempo, es probable que esté agobiado por todos los años en los que te enseñaron a pensar y comportarte de una cierta manera.

Aquí están los mejores consejos para abrir tu tercer ojo y Vivir experiencias extrasensoriales:

  • Sal de tu zona de confort y explora creencias e ideas alternativas. Cuando el tercer ojo esta cerrado, crea una mente estrecha y cerrada. Una de las mejores maneras de abrir tu mente es ser curioso intelectualmente.
  • Limita y preferiblemente suprime los alimentos procesados. Nuestros cuerpos no fueron diseñados para digerir las grandes cantidades de grasas, carbohidratos procesados ​​y azúcares que están presentes en las comidas rápidas. También te beneficiará el reducir significativamente el consumo de carnes de animales debido a las hormonas presentes en ellas.
  • Come alimentos enteros, vegetales y frutas. Reemplace los alimentos empacados que compras habituelmente con alimentos integrales como legumbres, nueces, granos integrales, verduras y frutas. Estos no solo te hacen sentir más lleno, sino que son más saludables para tu cuerpo y más fáciles de digerir. Tu dieta es importante porque influye directamente en tus niveles de energía, hormonas y por lo tanto, sentimientos y pensamientos.
  • Bebe hierbas para limpiar el tercer ojo. Las hierbas son una forma potente de recalibrar el tercer ojo. Pruebe los tés de hierbas que contienen gotu kola, ginkgo biloba, romero y pasiflora. Recomiendo echar un vistazo al té de los Chakras de Tea Forte.
  • Practica la meditación. En lugar de tratar de controlar tus pensamientos y posturas durante la práctica de meditación (como lo hace la mayoría de las personas), simplemente trata de observar lo que hace tu mente y tu cuerpo. Cuanto más consciente seas de los pensamientos, más espacio se abrirá dentro de ti.
  • Conéctate con la atención plena. Un síntoma principal de un tercer ojo disfuncional es pensar demasiado. La mejor manera de aterrizar en el momento presente es a través de una práctica conocida como mindfulness
  • Evite el agua fluorada y la pasta de dientes. Los estudios han demostrado que el fluoruro, el químico presente en el agua potable y en la pasta de dientes, es responsable de calcificar la glándula pineal. Cuando la glándula pineal se calcifica, deja de funcionar bien. De hecho, después de una resonancia magnética, descubrí que mi lóbulo frontal en realidad está parcialmente calcificado. 
  • Inunda tu cuerpo con antioxidantes. Los antioxidantes son los superhéroes del mundo alimentario y están presentes en superalimentos como los arándanos, las bayas de goji, la quinua, la maca, el cacao, la espirulina, los cocos y muchas otras frutas y verduras. Los antioxidantes desintoxican y fortalecen el cuerpo.
  • Explore sus creencias. Tus creencias centrales son ideas inconscientes que tienes sobre quién eres y lo que mereces en la vida. Las creencias centrales nos mantienen encerrados en mentalidades restrictivas que mantienen cerrado su tercer ojo. 
  • Haga ejercicio y beba mucha agua. ¡Esto se explica por sí mismo! Beber agua también ayudará a eliminar las toxinas de tu cuerpo e hidratar tu cerebro. (¡Solo trata de evitar el agua fluorada!)
  • Escribe un diario y registra tus sentimientos. Una de las mejores formas de crear claridad y orden interno es escribiendo el cómo te sientes. Haz esto diariamente y experimentaras muchos beneficios psico-espirituales.
  • Canta el sonido del “OM”.  Se dice que el Om es el primer sonido primordial del universo y lleva vibraciones poderosas que recargan, limpian y abren tu tercer ojo.
  • Intenta crear más flujo de energía a través de la práctica de yoga. En particular, explore la pose de balasana, shavasana y el delfín.
  • Explore la antigua práctica de la observación. Scrying es una práctica esotérica que te ayuda a desarrollar tu visión interior. 
  • Usa sanación sonora. El sonido lleva vibraciones profundamente curativas. Puede experimentar con instrumentos como cuencos, diapasones y campanas. Todos estos instrumentos armonizan energéticamente su tercer ojo.
  • Visualización del tercer ojo. Relájate, respira profundamente e imagina una bola pulsante de luz púrpura abriendo y despejando tu tercer ojo. Haz esto todos los días durante cinco minutos y presta atención el cómo te siente después.
  • Explora tus distorsiones cognitivas.  Todos poseemos distorsiones cognitivas o creencias erróneas que restringen el flujo de energía a través de nuestro chakra del tercer ojo. Una de las mejores maneras de explorar tus distorsiones cognitivas es escribiendo un diario sobre ellas. 
  • Experimente con PNL. La programación PNL o Neurolingüística ayuda a tu mente a superar las creencias limitantes e incluso las fobias que causan ceguera del tercer ojo.
  • Practica la atención plena. El tercer ojo esta más abierto cuando está conectado con la tierra. La atención plena es una práctica que puede ayudarte a conectarte con la belleza del aquí y ahora.
  • Usa cristales curativos .  Experimente con cristales como la labradorita, zafiro y cianita. ¡Usa estos cristales en meditación, visualizaciones, colócalos directamente en tu tercer ojo o llévalos contigo!
  • Apóyate a través de las afirmaciones. Lo que pienses es lo que terminas manifestando. Trata de alterar la forma de pensar y por lo tanto, estimula la apertura del tercer ojo probando afirmaciones como “Escucho mi sabiduría interior”, “Veo con claridad”, “Confío en mi intuición”, “Confío en mis habilidades”.

¿Qué pasará cuando se abra mi tercer ojo?

Una vez que hayas aprendido a abrir su tercer ojo, es posible que te preguntes cuáles son los signos o síntomas que deberías esperar.

Obviamente, la experiencia varía de persona a persona. Pero aquí hay algunos de los signos más comunes que pueden ocurrir de manera lenta o espontánea:

  • Zumbidos u hormigueos en la frente
  • Dolores de cabeza o migrañas de lo habitual (su tercer ojo se está adaptando al mundo)
  • Visiones o experiencias extrasensoriales durante la meditación.
  • Claridad repentina en torno a los problemas de la vida.
  • Experiencias místicas
  • Fuerte conexión con la intuición y el conocimiento interior.
  • Capacidad mejorada de pensar por ti mismo 

Hay muchos otros síntomas, pero estos son los principales a tener en cuenta.


Aprender a abrir el tercer ojo y Vivir experiencias extrasensoriales, requiere dedicación y voluntad de profundizar y hacer algunos cambios en la vida. El esfuerzo que hagas merece la pena, y el don de la claridad bendecirá toda tu vida en los próximos años.

Iñigo Huarte
"Cada persona en nuestra vida es un maestro y cada experiencia que vivimos es una lección. Vivir es como mirarse en un espejo. Cada maestro somos nosotros." Compositor, diseñador, programador y creativo. Mi vida a girado orientada al descubrimiento personal, a la autorealización y al desarrollo espiritual.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí