Descubrir mi mundo interior

Recuerda: este símbolo   indica una pausa. No sigas leyendo cuando llegues a esta pausa y date un tiempo de explorar tu propio darse cuenta, siguiendo las instrucciones.

Pensamientos:

Toma conciencia de cualquier pensamiento, palabras o imágenes que pasan por tu cabeza…

Ahora imagina que estás en un cuarto bien amplio con dos grandes portales en paredes opuestas. Imagina que tus pensamientos e imágenes entran en el cuarto a través de un portal y luego salen del cuarto por el otro portal. Mira simplemente tus pensamientos mientras entran al cuarto, permanecen durante un rato y luego salen…

¿Cómo son?…

¿Qué hacen mientras están en el cuarto?…

¿Cómo entran y cómo salen?…

¿Están apurados o permanecen un rato de modo que puedas verlos claramente?…

Date cuenta enseguida qué sucede si cierras la puerta de salida

Ábrela de nuevo ahora…

Ahora cierra la puerta de entrada y nota que pasa…

Ábrela de nuevo ahora…

Ahora cierra las dos puertas a la vez y atrapa algunos pensamientos de los que hay en el cuarto contigo…

Examínalos tan cuidadosamente como puedas…

¿Cómo son, cómo actúan y qué hacen?…

¿Cómo te sientes hacia esos pensamientos y cómo reaccionan ellos contigo?…

Háblales ahora….

Y deja que te respondan…

¿Qué les dices a ellos y qué te responden?…

Ahora conviértete en tus pensamientos y continúa el diálogo…

Siendo los pensamientos ¿Cómo eres tú y qué haces tú?…

¿Cómo te sientes siendo los pensamientos y qué te dices a ti mismo?…

Ahora se nuevamente tu mism@ y prosigue el diálogo…

Toma conciencia entre tú y esos pensamientos, y trae esta consciencia al diálogo. Por ejemplo si te sientes frustrado, dile a los pensamientos “me estáis frustrando” y observa que te responden los pensamientos…

Cambia de lugar cada vez que quieras y continúa el diálogo…

Mira que puedes aprender unos de los otros…