Descubrir mi mundo interior

El poder de nuestra mente es enorme, y nosotros somos lo que pensamos; nuestras creencias, nuestros miedos, nuestras ideas, se materializan en nuestra realidad. Estamos acostumbrados a ver el lado negativo de las cosas, de esta manera, dejamos pasar muchas oportunidades.

Las afirmaciones tienen como finalidad la reprogramación mental, es decir, que poco a poco lo que estás afirmando llegue a ser parte de tu forma de pensar y de actuar.

De ésta manera vas añadiendo facultades o virtudes a tu forma de pensar y tu forma de ser, por consiguiente, todas las cosas positivas que piensas se materializan.

Como practicar las afirmaciones positivas

Elige las afirmaciones que tú prefieras, cópialas en un papel y pégalas donde las veas todos los días.

También puedes elegir una afirmación y decirla a cada momento durante unos días, después tomas otras y lo haces de la misma manera. Verás que poco a poco vas cambiando tu forma de pensar y de ver las cosas.

Verás los cambios que se empiezan a producir en tu vida.

Las afirmaciones se trabajan en primera persona y en presente, porque así es como trabaja tu mente subconsciente.

Repítelas con convicción e imaginando que ya son realidad.

A continuación te doy algunas afirmaciones que te servirán según el área que quieras trabajar.

Autoestima

• Soy auténtico porque me gusta mi forma de ser y los demás disfrutan de mi compañía y me admiran.
• Soy parte de todo y tan importante como las estrellas, los árboles y todo lo hermoso del mundo.
• Yo decido cómo sentirme en cualquier momento y cómo reaccionar ante cualquier situación.
• Yo merezco tener, hacer y disfrutar todo lo que me gusta y estoy trabajando por ello.
• Dentro de mí se encuentra la fuerza para lograr hacer mi vida plena.
• Soy libre, nadie puede obligarme a pensar, sentir o hacer nada.
• Acepto los elogios con un simple “gracias” sin explicaciones.
• Mi cuerpo es una perfecta máquina para mis cosas. Lo cuido para que esté en perfectas condiciones.
• Soy importante, mi vida, mis gustos, mis metas, mis sueños son importantes.
• Soy hermoso, talentoso, grandioso y fabuloso.
• Yo soy el único responsable de mi destino. Trabajo duro para que sea como quiero que sea.

El amor

• Merezco todo el amor del mundo, darlo y recibirlo. Para eso estoy aquí.
• Cuando amo a alguien, me gusta respetar su independencia, su libertad y su particular forma de ser y actuar.
• Los animales son nuestros compañeros en este mundo, los quiero a todos porque tienen una razón de ser en esta vida. Los que viven cerca de mí me ofrecen su lealtad, su cariño y compañía.
• Yo mismo soy una fuente inagotable de amor.
Hoy decido darlo a manos llenas.
• El amor es comprensión, compasión, comunicación y un constante compartir.
• Estoy agradeciendo a mis padres el haberme concebido, porque tengo la oportunidad única de diseñar mi vida con mi propia voluntad, ahora es sólo mía la responsabilidad.
• Dios me ama.
• El amor es un regalo que se me da todos los días. Es sólo cuestión de que yo lo quiera recibir.
• Mientras más me amo a mí mismo, mejor están las cosas en mi vida.

El perdón

• Cuando perdono me quito un gran peso de encima.
¿Que caso tiene andar por la vida cargando resentimientos?
• Perdono a todos los que me hayan querido lastimar. Después de todo, nunca tuvieron el poder suficiente para cambiar mis pensamientos de armonía y felicidad.
• Mis padres me aman. Ellos sólo pudieron hacer lo mejor con los conocimientos con los que contaban.
• Hoy dejo ir el rencor porque frena mi desarrollo y no me deja nada bueno, en lo absoluto.
• Hoy elijo: comprender, entender y perdonar.
• Nadie puede herirme, ofenderme, ni desilusionarme, sólo yo mismo.
• Sólo estoy buscando ser más feliz, con los conocimientos y en las circunstancias que me rodean.
• Mis errores pasados, me enseñaron mucho, hoy perdono mis faltas sabiendo que fue la mejor decisión que pude tomar.
• Mis hijos no me pertenecen, elijo entender su forma de pensar y actuar.
• Elijo amar en lugar de odiar, elijo entender en lugar de juzgar, dejar ir en lugar de guardar rencor.
• Si me aferro al rencor, estoy echando a perder mi presente con algo que sucedió en el pasado.

La felicidad

• Mi meta más importante: ¡Ser Feliz!
• Sólo puedo ser feliz aquí y ahora, el futuro es incierto, el pasado se fue y no volverá.
• La paciencia me da grandes oportunidades de logros y de éxito, me permite entender a mis semejantes y manejar las situaciones callando y escuchando.
• Para ser feliz necesito: paz, amor y relaciones hermosas. ¿Qué parte de mi tiempo utilizo en mejorar esas tres cosas?
• La felicidad es una actitud, una forma de ser y de pensar. En realidad, nada tiene que ver con factores externos.
• Me estoy apegando a la naturaleza cada día más, en ella encuentro muchas respuestas, simples, libres, suaves, fuertes, reales, mágicas y bellísimas.

La prosperidad

• La prosperidad del Universo me llega sin esfuerzo porque soy parte de él y me lo merezco.
• ¡Soy rico! Quiero manifestar materialmente toda esa riqueza de pensamiento que poseo. Me estoy concentrando para hacerlos producir y se manifiesten en efectivo.
• En este momento mi vida es próspera, completa, plena y perfecta.
• Disfruto inmensamente de lo que hago y además… ¡Me pagan!.
• Todo lo que quiero está llegando a mí, de una forma fácil y sin gran esfuerzo.
• Merezco que todas mis necesidades y deseos sean satisfechos.
• Abro ahora la puerta para las cosas buenas y la prosperidad que la vida quiere que disfrute.
• Todo lo que hago es un éxito. Mis planes progresan, mis proyectos se realizan, mis logros se acumulan.
• Soy un imán para la divina prosperidad.
• Tengo más bendiciones de las que jamás soñé.
• Las riquezas de todo tipo me persiguen.
• Encuentro oportunidades de oro por todas partes.
• Estoy abierto y receptivo a nuevas avenidas de ingresos.
• Ahora recibo mis bienes de fuentes esperadas e inesperadas.
• Soy un ser humano sin restricciones que acepta todo de una fuente ilimitada y de una manera ilimitada.

Mis metas

• Sólo hay un tipo de personas que nunca se equivocan: ¡Las que nunca hacen nada!
• Escribo mis metas, así se graban en mi mente y siempre estoy atento a las oportunidades.
• Yo puedo lograr cualquier cosa que me proponga. Tengo la capacidad y el conocimiento.
• Estoy atrayendo hacia mí el éxito y mi realización personal y profesional.
• Las ideas para mejorar en lo que hago están llegando a manos llenas.
• Servir y compartir, ese es un buen propósito para este día que empieza.
• Mis sueños son el mapa de lo que quiero hacer. Sigo soñando y trabajando en mis cosas.

Paz interior

• Compasión por mí mismo significa entender que el mapa de mi vida me ha llevado a donde estoy. Eso está bien.
• Antes de hacer cambios en el exterior, quiero poner en orden mi mundo interior: Mi mente.
• Hoy voy a tener más problemas reales y menos imaginarios.
• La programación negativa del pasado no me afecta. Yo me siento cómo quiero sentirme aquí y ahora.
• Con calma y amor puedo cambiar cualquier cosa que no me agrade de mí mismo.

Problemas

• Dentro de mí encuentro la solución a mis problemas y la respuesta a todo lo que me preocupa.
• Tomo consejo de las personas que me quieren porque sé que buscan lo mejor para mí.
• Cada experiencia dolorosa me hace más fuerte, más sabio y me da experiencia.
• Si tomo mis problemas uno por uno como van llegando, encuentro la solución rápidamente.

Salud

• Los malestares son expresiones de mi cuerpo, escucho atentamente lo que me quiere comunicar.
• Merezco estar sano y sentirme lleno de energía. Eso es lo que la vida quiere darme.
• Mi vida está libre de vicios y adicciones.
• También cuido de que en mi mente entren cosas sanas que la nutran.
• Lo más sano es dejar salir mis emociones y no permitir que se acumulen en mi cuerpo.
• Mis alimentos se vuelven una parte de mí. Sólo como lo que es bueno para mi cuerpo.
• La culpa, el rencor y la preocupación afectan mi bienestar. Hoy las dejo ir, no las necesito.
• Elijo estar sano, elijo estar fuerte, elijo estar bien.
• Cuidando mi cuerpo expreso el amor que siento por mi vida y agradezco la oportunidad de estar aquí

Sobre dejar ir

• Todas las edades son bellas. Las quiero vivir y disfrutar intensamente en cada una de sus etapas y estoy pasando por cada una de ellas sin aferrarme. Las dejo ir, guardo gratos recuerdos y maduro.
• El dolor es parte de la vida, no es un castigo. Si me permito sentirlo sin miedo, más pronto terminará.
• Dejo ir el sufrimiento y me preparo para las bendiciones que están disponibles para mí.
• Hoy dejo ir mis conflictos, mis complejos y las cosas que ya no me sirven.
• Nada ni nadie me pertenece, sólo se me ha dado una oportunidad de disfrutar su compañía.
• Cada problema trae consigo una oportunidad y una enseñanza. Estoy pendiente de encontrarlas.

Sobre merecer

Merezco todo lo mejor, no sólo un poco… ¡Todo lo mejor!
• Merezco sentirme bien conmigo mismo, me acepto tal y como soy.
• Tengo derecho a descansar y divertirme porque trabajo duro para salir adelante cada día.
• Es mi derecho disfrutar de la vida y de todo lo bueno que me ofrece. Me lo merezco.
• Hoy quiero abrir mi mente a los conocimientos y a las nuevas formas de pensar.
• Mi cuerpo merece que lo trate bien, que lo alimente y que lo cuide como se debe.
• La vida quiere que yo esté tranquilo y feliz, hoy dejo ir la tensión y el estrés.
• La prosperidad del universo viene a mí sin esfuerzo porque soy parte de él y me lo merezco.
• Soy parte de Dios por eso todos me tratan con respeto, admiración y amor. Es lo correcto.

Ser positivo

• Decido reaccionar de forma positiva a las situaciones que me presenta la vida.
• Las cosas que no me gustan y que puedo cambiar, las cambio. Las que no puedo cambiar, las acepto.
• Es tan fácil ser positivo como negativo, pero lo segundo no me deja nada bueno.
• Yo soy lo que pienso, así que elijo pensar en abundancia, prosperidad, cordialidad, amistad, armonía y felicidad.