Descubrir mi mundo interior

Una persona con dones empáticos es alguien que puede percibir claramente los estados mentales o emocionales de los demás. Las personas con dones empáticos , son muy sensibles a las influencias externas, en las que podemos incluir: 

  • Las emociones y pensamientos de los demás.
  • Toxinas externas que ingresan en el cuerpo.
  • A través de los medios, libros, redes sociales y televisión.
  • Espíritus, energía residual y otras cosas invisibles, como transmisiones de radio y fibra.

Todas estas influencias pueden afectar a la claridad y a la precisión de sus dones. Cualquiera de estas entradas puede afectar la capacidad de sintonizar con la verdad de sus propios pensamientos, ideas y emociones.

Cuando se trata de fortalecer los dones empáticos, la clave es la observación. Debes estar dispuesto a examinar toda energía externa que entra en tu vida. También debes estar dispuesto a notar y examinar cómo te afecta. 

Cuando examinas y limpias las influencias de las energía que entran a ti, te permite volver a estar en contacto con tu fuente superior y con tu corazón. El conseguir estar en contacto con tu alma , tu fuente de energía y tu corazón vuelven a conectar de nuevo con tus dones empáticos. 

leon y niña empatia

Fortalecer los dones empáticos

Cualquier influencia externa que entre en tu campo de energía y permanezca ahí puede:

  • Hacer que tus dones empáticos se sientan más difusos.
  • Hace que no confíes en tus dones.
  • Hacerte dudar de tus habilidades.

Puedes hacer mucho para fortalecer tus habilidades de empatía. Esto implica controlar las emociones influyentes en ti, tus límites con los demás y controlar tus propias emociones para que tu respuesta a las acciones de los demás sea menos reactiva.

Como personas sensibles, puede ser difícil liberar las energías de otras personas en nosotros, especialmente cuando esas personas tiene algún tipo de dolor. Para nosotros puede ser un proceso natural y a menudo automático el hecho de absorber las energías y asimilarlas en nuestro campo energético y debemos aprender a liberarlas. 

Cuando tomamos demasiada energía de otras personas, corremos el riesgo de confundir los juicios y emociones de otras personas, con las nuestras. Esto crea una especie de neblina en nuestros dones. 

En algunas situaciones, es útil tomar la energía de otra persona para identificarla y transmutarla, liberándola después. Pero cuando quieres ser dueño de tu poder empático , debes evitar absorber la energía de otras personas. 

Para fortalecer tus dones empáticos, el primer paso es reducir la reactividad a las fuentes de energía externas.

dones empáticos

4 Pasos para fortalecer tus Habilidades Empáticas

1. Controla el tiempo que pasas en los medios electrónicos

Siempre que empieces a sentirte cargado y no hayas echo ninguna conexión a tierra, apaga cualquier dispositivo que añada una energía adicional innecesaria. 

Intenta pasar el menor tiempo posible al día para consultar los medios. Al final eres como una batería, necesitas tiempo para recargarte. 

Incluso cuando no los estés utilizando, los sensibles pueden percibir las ondas de transmisión de los mensajes del teléfono, de los comentarios a tus mensajes e imágenes en la televisión. 

Esto sucede aunque el dispositivo está boca abajo, silenciado o parcialmente incapacitado de alguna manera. Si está encendido, está transmitiendo datos y posiblemente esté afectando a tu campo de energía. Siempre que te sientas más sensible, apaga los dispositivos durante un par de horas o incluso un día entero.  

2. Descarga de alguna manera las fuentes emocionales dañinas

Toma descansos de vez en cuando con cualquier cosa que observes que te molesta o desequilibra tu energía. Cuando lo hagas, ve a hacer algo que te haga una persona feliz. Juega con un niño, prepara algo de comer o ve a cuidar de tus plantas… lo que sea. Hacer algo que te gusta, ayudará a descargar y redirigir cualquier exceso de energía que ingrese en ti, poniéndote a tierra. 

La falta de conexión a tierra a menudo es causada por una energía fuera de lugar que no tiene forma de regresar a la Tierra. Hacer actividades físicas y gastar esa energía adicional que ingresa en ti, te ayudará a descargar parte de ese aporte de energía en exceso, liberándolo y conectándolo a tierra. 

Esto reducirá tu estado de alerta energética general y te llevará de regreso al momento presente, donde tu corazón pueda percibir más claramente. 

3. Desconectarse energéticamente de otras personas

Me gusta mucho el ejercicio de cortar cordones y la meditación de la llama violeta en esta página para desconectar de energías estresantes.

Tu campo de energía está siendo conectado por cordones continuamente, y puede ser difícil identificar lo que realmente necesita de tu atención. Por ejemplo, cuando alguien piensa en ti, puede mandarte un pequeño toque a través de este cordón cargado de su propia energía y vibración. Podemos recibir estos toques de energía a cualquier distancia de la que nos encontremos de otras personas. 

Las habilidades empáticas son útiles porque pueden guiarnos hacia personas, proyectos e individuos que necesitan de nuestra atención. Pero cuando nuestra atención está siendo atraída por fuentes que no nos necesitan, puede ser difícil discernir hacia dónde dirigir nuestras sensibilidades.

Con frecuencia, desconéctese enérgicamente de las personas que hacen que su energía aumente o notas una vibración negativa proveniente de ellas. Esto puede ayudarte a volver a lo que requiere tu atención más esencial, permitiéndote aplicar tus dones empáticos de una manera correcta. 

Los dones empáticos son más precisos cuando se usan en el momento presente. 

En Shurya hay varias técnicas meditativas disponibles para desconectarse:

  • Además, también se lanzó una nueva actividad el mes pasado, Un ejercicio rápido y fácil: Limpia tu campo de energía La hoguera y la Cascada (Puedes descargartelos a tu movil)

4. Guía tus pensamientos

Los pensamientos son las semillas de las emociones y, en última instancia, la manifestación de ellas. Tu mundo está literalmente construido sobre lo que piensas. 

Las personas altamente sensibles están conectadas a la energía sutil, a las emociones y a las longitudes de onda de los demás. Presta un poco más de atención a las longitudes de onda que estás construyendo tu mismo, y sentirás como tienes más control sobre tus dones. 

Todos podemos pasar por fases en las que nos sentimos agobiados por nuestros dones, por los pensamientos y por la energía que absorbemos, e igual no nos damos cuenta que es por ello. Si pasas mucho tiempo pensando en cosas que te molestan, esto desencadenará un patrón continuo de emociones de tristeza. Esto te hará sentir más sensible negativamente, y te sentirás más quemado con tus dones. Como hemos dicho antes, tu mundo está literalmente construido sobre lo que piensas

Practicar pensamientos positivos puede llevarte a una empatía de alta vibración y salir de la etapa de empatías de baja vibración, haciéndote sentir mucho mejor y permitiéndote disfrutar de tus dones. Puede ser natural sentirse víctima de la energía que sentimos, pero no es necesario. 


Ser empático puede ser un hermoso regalo. Puede ayudarnos a sentir versiones magnificadas de alegría, esperanza, felicidad y amor. También puede ayudarnos a identificar, una vez que limpiamos nuestros propios campos de energía, qué influencia tienen estas energías para nosotros. 

dones empáticos

Para recapitular sobre tus dones empáticos: 

  • Controla tu tiempo en los medios electrónicos.
  • Toma descansos de fuentes emocionales dañinas.
  • Desconecta energéticamente de otras personas.
  • Guía tus pensamientos a lugares más felices.s

Todas estos puntos te mantendrán con claridad y alerta, sin sentirte hiperactivo. Cuando administres bien las fuentes de energía entrante y te sientas tranquilo y feliz, más fortalecerás tus dones.  Tu corazón se sentirá más en paz… Y cuando el corazón está en paz, te será mucho más fácil leer tus señales cuando más las necesites.

Todo esto fortalecerá tus dones empáticos o de sentimientos claros, también conocidos como clarisensibilidad , mientras te guiará a una manifestación tuya más alta en la Tierra, que es en parte el propósito de todos los dones, incluidos los empáticos.