Descubrir mi mundo interior

A través de los siglos, el Ser Superior ha recibido muchos nombres: el ser interno, el alma, la conciencia de Cristo, la naturaleza de Buda, el Espíritu y el ser auténtico. Sobre todo, nuestro Ser Superior ha sido considerado como la esencia más profunda y divina dentro de nosotros.

Sin embargo, a pesar de todas estas palabras, muchos de nosotros todavía luchamos por comprender al Ser Superior y su papel en nuestras vidas. En otras palabras, ¿cómo podemos transformar este tema de un concepto intelectual a un sentimiento que experimentamos?

¿Qué es el Ser Superior?

“Eres una apertura a través de la cual el universo está mirando y se está explorando a sí mismo. A través de nuestros ojos, el universo se percibe a sí mismo. A través de nuestros oídos, el universo está escuchando sus armonías. Somos los testigos a través de los cuales el universo toma conciencia de su gloria, de su magnificencia.”

– Alan W. Watts

Una vez hubo un gran océano. Toda la existencia nació de este Gran Océano, vivió de este Gran Océano y regresó a este Gran Océano. Como era al principio, millones y millones de pequeños ríos surgieron de este Gran Océano. Cada río serpenteaba por la tierra como delicadas venas. Pero un día llegó una gran sequía. Nadie lo vio venir. El sol abrasador secó cada río serpenteante y todos se convirtieron en lagos. Ya no estaban conectados con el Gran Océano, por lo que sintieron una gran soledad y aislamiento. A medida que pasaba el tiempo, cada pequeño lago se deprimía cada vez más, olvidando el Gran Océano.

Un día, un chamán vino a beber de uno de los lagos. Se dio cuenta de que estaba deprimido. “¿Por qué estás tan triste?”, Preguntó. El lago, abatido y sombrío respondió: “Porque estoy casi seco y me queda poca agua. El tiempo se acaba. Pronto me iré para siempre. El chamán miró atentamente el lago y se rió histéricamente. “Lago tonto, ¿no sabes que estás conectado con el Gran Océano? Aunque cambies, eres inmutable. Tu agua se evapora y regresa al Gran Océano.Luego renace, se reutiliza y se redistribuye. ¿Cómo puedes vivir o morir? Eres sin nacimiento y sin muerte. Estás en todas las cosas. “

“Todo hombre es una divinidad disfrazada, un dios que se hace el tonto.”

– Ralph Waldo Emerson

Esta historia es la mejor manera en la que puedo pensar para describir el Ser Superior.

Todos somos como los lagos en esta historia. Creemos que estamos separados, aislados debido al ego. Pero algo dentro de nosotros nos acerca a la verdad a través de la voz de la intuición, el instinto y el conocimiento profundo. Finalmente, en la vida tenemos un momento iluminador de autorrealización o recuerdo: somos ríos conectados al Gran Océano. El río representa el Ser Superior. El Gran Océano representa la Fuente o la Unidad.

Por lo tanto, nuestros Seres Superiores son la encarnación del Espíritu expresado a través de nuestros vasos humanos. Nuestro Ser Superior es nuestro centro sabio, omnisciente , amor incondicional, creativo, completo y liberado. Nuestros Seres Superiores representan nuestro estado más auténtico de estar más allá de nuestros condicionamientos, nuestros miedos, nuestras creencias limitantes, nuestras heridas y nuestras fijaciones del ego. Nuestro Yo Superior fluye sin obstáculos y sin esfuerzo, pero puede ser bloqueado, reprimido y negado. Aquí es donde comienzan los problemas.

A muchos de nosotros nos asusta la idea de perder nuestra identidad al pensar que somos parte de un ser superior, como si existiria la posibilidad de dejar de ser nosotros mismos creyendo que es algo prestado,… pero no… ¿Acaso no estamos hechos todos los seres humanos del mismo agua?

Cómo experimentar tu yo superior

Me encontré por primera vez con mi Ser Superior durante una experiencia chamánica intensamente traumática. En este encuentro, viví lo que parecía un infierno. Todos mis miedos más profundos fueron expuestos y puestos completamente desnudos frente a mí. Durante aproximadamente una hora o más experimenté oleadas de las formas más puras de ansiedad, paranoia, terror, locura y soledad imaginables. A pesar de sentirme constantemente al borde de la locura, me las arreglé para rendirme y aceptar lo que estaba sucediendo. Esta experiencia chamánica me despertó a la existencia de mi Ser Superior, o lo que prefiero llamar “Naturaleza Divina”.

¡Afortunadamente, las experiencias traumáticas no son la única forma de reconectarse con tu Ser Superior! Otras personas se encuentran con el Ser Superior durante actividades como la meditación, el ayuno, los retiros en el desierto, los sueños, las visiones o incluso las experiencias cercanas a la muerte o fuera del cuerpo. Para todos, la situación o la técnica es diferente: definitivamente no hay una forma “prescrita” de experimentar el Ser Superior.


A continuación, compartiré con ustedes algunas formas simples de experimentar a tu Ser Superior. Pero primero, quiero compartir algunos beneficios con usted. De hecho, prefiero pensar en estos “beneficios” como “cambios de ser semipermanentes a permanentes” dependiendo de cuán fuerte sea el encuentro:

  • Ansiedad disminuida o completamente disminuida
  • Depresión disminuida o completamente disminuida
  • Apertura y receptividad a la vida.
  • Creatividad e inspiración
  • Mejora de la intuición y los dones personales.
  • Mayor tolerancia y paciencia.
  • Ya no temo a la muerte
  • Desarrollar una percepción mística de la vida.
  • Cultivar el amor incondicional por uno mismo y por los demás.

Estos “beneficios” solo son la punta del iceberg cuando se trata de experimentar al Ser Superior. Debido a que la experiencia es tan individualizada y personal, todos probamos diferentes beneficios en diversos grados.

Aquí hay algunos consejos y preguntas que pueden ayudarte a experimentar a su Ser Superior:

  1. Descubre la cara de tu Ser Superior: ¿Cómo se ve o a que se parece? Es posible que desee utilizar alguna visualización para ayudarte con esto.
  2. ¿Cómo sientes a tu Ser Superior, por ejemplo, qué emociones o sensaciones físicas surgen cuando lo encarnas?
  3. ¿Qué mensaje/s tiene tu Ser Superior para ti? Es posible que desees explorar la escritura automática, el análisis de los sueños e incluso el uso de tarjetas de oráculo.
  4. Tomate un tiempo para el silencio y la contemplación todos los días. Comience con un mínimo de 10 minutos diarios. Puedes usar este tiempo para meditar o simplemente para deleitarte con la naturaleza y las maravillas de la existencia. ¿Qué sentimientos o pensamientos tienes durante este tiempo? Es posible que desee grabarlos en un diario.
  5. Explora qué cosas puedes entregar o dejar. Examina qué creencias, ideales, suposiciones y / o condicionamientos te están haciendo sentir por separado.
  6. ¿De qué manera puedes aceptarte y amarte a ti mismo (y a los demás) más? Mientras más amor sientas, más se expande la vida y más profundamente puedes encarnar a tu Ser Superior.
  7. Prueba la no resistencia (“ir con la corriente”) por un día. Permita que todo suceda como sucede, incluidos sus pensamientos, emociones y circunstancias externas. ¿Cómo te sientes?
  8. Descubre quién o cuál es tu guía espiritual. Los Guías Espirituales son seres interdimensionales poderosos que nos ayudan a conectarnos con la verdad, el coraje, la sabiduría y el amor.
  9. Encuentra el lugar de tu alma. Todos tenemos al menos un lugar para el alma en la tierra. Un lugar del alma es un sitio o lugar especial donde experimentamos sentimientos únicos de pertenencia, empoderamiento y rejuvenecimiento energético.

Aprender a conectarte y a encarnar a nuestro Ser Superior, puede transformar por completo la forma en que te percibes a tí mismo, a otras personas y a la vida para siempre. Para mí, la experiencia fue tan profunda que nunca me he mirado a mí mismo, ni a la vida, de la misma manera desde entonces.